XIII Congreso nacional del PSPV-PSOE

Sánchez escenifica paz con Ximo Puig: "Eres mi presidente y mi secretario general"

El secretario general del PSOE y el 'president' valenciano exhiben gestos de 'normalidad' en el congreso del PSPV, que busca ganar autonomía política y orgánica respecto de Ferraz

Foto: Pedro Sánchez y Ximo Puig, en la apertura del XIII Congreso del PSPV, este 28 de julio en Elx. (EFE)
Pedro Sánchez y Ximo Puig, en la apertura del XIII Congreso del PSPV, este 28 de julio en Elx. (EFE)

Con las heridas aún abiertas por los procesos de primarias, el federal y el autonómico, que los ha enfrentado, Pedro Sánchez y Ximo Puig escenificaron este viernes un acercamiento en busca de la ‘normalidad’ convencidos ambos de que están abocados a coexistir dentro de su partido, el primero como secretario general del PSOE y el segundo como líder de la segunda federación socialista en número de militantes. Invitado por el ‘president’ valenciano, Sánchez inauguró el XIII Congreso Nacional del PSPV en una fugaz visita a Elx (Elche) en la que mantuvo un encuentro privado de no más de una hora con Puig, protagonizó el discurso de apertura sobre las ocho de la tarde y regresó en coche a Madrid al terminar. El domingo cerrará el congreso de los socialistas andaluces, con Susana Díaz de anfitriona, y completará así los dos gestos de distensión con los barones con los que ha mantenido enfrentamientos más enconados.

"Vas a contar con mi apoyo y el de todos los socialistas para que en 2019 vuelva a haber una mayoría de izquierdas en la Comunidad Valenciana"

"Tú eres mi secretario general, Ximo; eres mi presidente. Vas a contar con mi apoyo y el de todos los socialistas de España para que en 2019 vuelva a haber una mayoría de izquierdas en la Comunidad Valenciana", lanzó Sánchez en los primeros compases de su intervención. El secretario general del PSOE felicitó también al aspirante sanchista Rafa García, pero quiso dejar claro que, una vez celebradas las primarias, tocaba proclamar a Puig: "Felicidades, Ximo; felicidades por esta campaña".

José Luis Ábalos, Pedro Sánchez, Ximo Puig y Carlos González, alcalde de Elx (Elche), en el congreso del PSPV. (EFE)
José Luis Ábalos, Pedro Sánchez, Ximo Puig y Carlos González, alcalde de Elx (Elche), en el congreso del PSPV. (EFE)

Hacía muchos meses que Sánchez y Puig no coincidían en un acto político tras sus muchos desencuentros políticos. La última vez que compartieron tarima fue el 18 de junio de 2016, en un mitin en Valencia en plena campaña electoral de las segundas elecciones generales tras la investidura fallida de los primeros comicios de diciembre de 2015. En aquella ocasión, la relación ya era muy fría, con la escaramuza del veto a la ‘entesa’ al Senado que pretendía Puig y que Sánchez prohibió. Desde entonces su entente no ha mejorado y el secretario general del PSOE buscaba este viernes escenificar una nueva etapa de convivencia orgánica.

Aunque Sánchez lanzó un discurso muy en clave de política nacional y críticas a Mariano Rajoy, se prodigó en gestos hacia el barón valenciano y no dudó en lanzar flores a la gestión del Gobierno autonómico de coalición que los socialistas comparten con Compromís, como la decisión de montar un sistema de préstamo gratuito de libros de texto. "Todos los indicadores económicos van mucho mejor en la Comunidad Valenciana que en España. Habéis eliminado copagos sanitarios y farmacéuticos; habéis conseguido que el acceso a la universidad no dependa de la cuenta corriente de los padres porque habéis subido las becas y habéis bajado las tasas", explicó entre los aplausos de los presentes. "Pero no es suficiente. Se exige un gobierno progresista en España", añadió.

Una enmienda que propone federalizar al PSPV con el PSOE al estilo del PSC tensa el debate político entre ximistas y sanchistas

Puig se ofreció como "aliado" a Sánchez para que alcance la Moncloa. La voluntad del dirigente valenciano es abrir líneas de "cooperación" y "colaboración" con Ferraz. "Pedro, cuentas con nuestro respaldo y nuestra lealtad para que puedas llevar adelante en España el cambio que estamos impulsando en la Comunidad Valenciana", señaló en la lectura de su informe de gestión como secretario general.

Pero a la vez quiere aprovechar el congreso de su reelección para marcar territorio y consolidar su autonomía política y orgánica, en línea con sus posiciones ideológicas y también por el convencimiento de que costará recuperar la confianza plena con la ejecutiva federal.

Sánchez escenifica paz con Ximo Puig: "Eres mi presidente y mi secretario general"

Muchos gestos de este XIII Congreso Nacional del PSPV, bautizado como ‘La Vía Valenciana’, van en esa línea emancipadora. Este sábado se debaten y votan enmiendas a la ponencia política y orgánica que abogan por una mayor autonomía con respecto a Ferraz. Una de ellas, promovida desde Gandia, la agrupación de secretario de Organización saliente, Alfred Boix, apuesta por la creación de una comisión de estudio que avance en la configuración de un nuevo PSPV “como partido federado con el PSOE, con libertad, madurez y atunomías para poder nuestras decisiones en el marco de nuestros congresos”. La enmienda plantea abiertamente caminar hacia una relación de “confianza y confluencia con el PSOE a imagen y confianza de lo que vienen practicando los socialistas de Cataluña”, el PSC.

El ‘president’ excluye de la ejecutiva a sus rivales sanchistas, premia con la vicesecretaria a Manuel Mata y sitúa en Organización a José Muñoz

Las opciones de que prospere la propuesta son escasas. Estaba prevista una enmienda transaccional para rebajar el tono de la iniciativa en la votación de este sábado. Pero el debate se ha generado y marca el espíritu de hacia donde quieren ir Puig y los suyos. Igualmente, más de cuarenta agrupaciones han promovido otra enmienda que reclama libertad para elaborar y negociar pactos electorales sin necesidad de contar con el aval de la dirección federal. Se cita expresamente el caso de posibles coaliciones para el Senado. La frustrada ‘entesa’ con Compromís y Podemos, vetada por Pedro Sánchez en las generales de junio del año pasado con fuertes tensiones con Ximo Puig, se pone como ejemplo.

Este modelo de partido más autónomo se incardina como el modelo de Estado que se defiende en la ponencia política debatida en el congreso. El PSPV apuesta claramente por la plurinacionalidad que ya aprobó el PSOE en su congreso federal. Para los socialistas valencianos, la "nación de naciones que es España" debe estar reflejada legalmente, por lo que apuesta por “reconocer en la Constitución la asimetría estructural del federalismo español en virtud de los hechos diferenciales de algunas comunidades autónomas”.

Los delegados han aprobado la gestión interna de Puig con un 68,71% de los votos en el congreso

“Nos comprometemos a llevar adelante un valencianismo político de lealtad a nuestra gente, a nuestra lengua, en nuestro territorio, a nuestra cultura, a nuestra historia, a nuestras instituciones y leyes... como también de lealtad a la concepción territorial y federal de las diferentes Españas como espacio de riqueza y heterogeneidad dentro de Europa. Pero tenemos que matizar, porque es importante hacerlo, que lealtad a la diversidad española no significa lealtad a la uniformidad heredera de la España ‘una, grande y libre’. En otras palabras, mirar hacia el mundo desde una perspectiva valenciana con mecanismos de coordinación pero nunca de subordinación”, dice la ponencia política en un tono federalista subido.

Sánchez y Puig en junio de 2016 en un mitin de la campaña de generales, último acto conjunto en el que habían participado. (EFE)
Sánchez y Puig en junio de 2016 en un mitin de la campaña de generales, último acto conjunto en el que habían participado. (EFE)

En clave de reparto de poder orgánico, Ximo Puig ha propiciado una profunda renovación de la ejecutiva en la que ha premiado a los que han sido sus principales apoyos en la campaña de primarias frenta al aspirante sanchista Rafa García y ha dado entrada a jóvenes valores. Como número dos, en forma de vicesecretaria general, ha situado a portavoz en las Cortes Valencianas, Manuel Mata, que se perfila como verdadero hombre fuerte y nexo entre la acción política de la Generalitat, el grupo parlamentario y el partido. Mata es integrante de la corriente Izquierda Socialista y, aunque respaldó a Pedro Sánchez en las primarias federales, ha sido uno de los puntales del ‘president’ valenciano en el proceso de reconciliación con las bases que le permitió salvar la secretaría general del PSPV el pasado 16 de julio.

Un hombre de Puig y Boix en Organización

Mata tendrá por debajo a José Muñoz como secretario de Organización, que releva a Alfred Boix, muy cuestionado por su defensa cerrada de Susana Díaz en los últimos meses. Muñoz (Valencia, 4 de septiembre de 1985) fue la persona designada por Puig para la gestora que sustituyó a la ejecutiva de Pedro Sánchez tras su dimisión en el tormentoso comité federal del 1 de octubre. Considerado uno de los jóvenes valores con proyección, de la confianza del propio Boix y de Puig, compartirá parte de su responsabilidad con la alicantina Toñi Serna, secretaria de Acción Electoral.

Sánchez escenifica paz con Ximo Puig: "Eres mi presidente y mi secretario general"

Alcaldes jóvenes como Jorge Rodríguez, de Ontinyent y a la vez presidente de la Diputación de Valencia, asumirán protagonismo, en su caso como portavoz del partido. Carlos Ferrnández Bielsa, alcalde de Mistala, asumirá el área de Acción Territorial. La ejecutiva se vota el domingo y aún podría haber algún cambio, aunque la veterana exparlamentaria Juana Serna podría ocupar el simbólico cargo de presidenta.

El secretario autonómico de Turismo y hasta ahora secretario provincial de Castellón, Francesc Colomer, se encargará de poner en marcha un laboratorio de ideas, un ‘think tank’ que la ponencia política ha denominado “La gestión del mañana”.

José Muñoz, nuevo secretario de Organización del PSPV, el pasado octubre en Valencia. (EFE)
José Muñoz, nuevo secretario de Organización del PSPV, el pasado octubre en Valencia. (EFE)


En lo que se refiere a la gestión de Ximo Puig al frente de la secretaría general del PSPV desde que la asumió en 2012, el 68,71% de los delegados respaldó su informe frente al 28,34% que lo hizo en contra. (257 votos frente a 106).

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios