no descarta demorar el congreso hasta que haya acuerdo

Génova busca con Bonig una salida para el congreso de Valencia que evite la ruptura

La dirección nacional y la presidenta regional del PP fuerzan a Betoret y Contelles, los dos candidatos provinciales, a sentarse para pactar la organización del cónclave, que podría retrasarse

Foto: Martínez-Maíllo (i) e Isabel Bonig, en un acto del PP en Castellón en 2016.
Martínez-Maíllo (i) e Isabel Bonig, en un acto del PP en Castellón en 2016.

La dirección nacional del Partido Popular está tratando de reconducir la crisis interna que tiene abierta en Valencia por el enfrentamiento entre los dos aspirantes a la presidencia provincial, Vicente Betoret y Mari Carmen Contelles. El coordinador general, Fernando Martínez-Maíllo y la presidenta regional, Isabel Bonig, están buscando una salida de consenso que evite la ruptura aunque ello implique demorar algunas semanas la celebración de un congreso que sigue sin fecha. De momento, la dirección nacional y la regional forzaron ayer a los dos aspirantes a sentarse por la tarde en la sede de Valencia para tratar de calmar los ánimos y consensuar, de entrada, la composición del comité de organización del cónclave.

Los nombres de este comité motivaron fuertes discrepancias el pasado miércoles. Una tumultuosa junta directiva provincial rechazó por 147 votos a 123 la lista presentada por el equipo de Betoret, actual presidente interino, y reveló una división interna que ha causado "precupación" en Génova, tal como reconocían fuentes del partido. En la dirección nacional no son nada partidarios de que concurran dos listas enfrentadas, pero Contelles no ha cejado en sus planes y está dispuesta a seguir hasta el final, al igual que Betoret. Ambos siguen haciendo campaña entre los militantes y, de hecho, la exalcaldesa de la Pobla de Vallbona celebró anoche una cena con militantes en Sedaví (Valencia).

Vicente Betoret mira la cámara al inicio de la reunión de la junta directiva provincial del PP del miércoles. (EFE)
Vicente Betoret mira la cámara al inicio de la reunión de la junta directiva provincial del PP del miércoles. (EFE)

La ausencia de acuerdo derivó ayer en una escalada verbal en la que el primero apeló un modelo de partido de consenso y de diálogo, frente a "los que buscan la hostilidad, los gritos y las malas maneras, es decir, los que defienden una política a la venezolana", mientras que la segunda denunció "una falta de democracia brutal" y apeló a la participación de las bases".

"Evitar males mayores"

Genova no descarta propiciar una demora en la celebración del congreso hasta que baje la tensión entre los aspirantes y sus respectivos grupos de apoyo, aunque este retraso tendrá que ser pactado con Bonig, que apoya de forma oficiosa a Contelles y sigue convencida de que de la mejor forma de solventar la crisis es someter las candidaturas a la votación de la militancia, según el nuevo modelo de primarias de doble vuelta que surgió del congreso nacional celebrado el pasado mes de abril. La amenaza de "intervención" que deslizó ayer Maíllo para reconducir la situación interna en Valencia ha sido intepretada en ámbitos del partido como la posibilidad de que el proceso acabe en una gestora, aunque esto descabalgaría a Betoret de la presidencia provincial interina.

Ni Betoret, que trata de hacer valer su buena relación con Madrid, ni Contelles están dispuestos a dar un paso atrás, por lo que la vía que maneja ahora el PP es que, al menos se sienten a pactar los distintos pasos que conduzcan a la celebración de ese cónclave "para evitar males mayores", afirman desde fuentes de la dirección nacional, que insisten en la coordinación con el equipo de Isabel Bonig para resolver la crisis.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios