"ante el odio, denuncia"

Valencia contesta a HazteOir con su propio autobús contra las agresiones de género

El ayuntamiento saca su autocar de la Policía Local que invita a denunciar comportamientos homófobos y tránsfobos. La autonomía tramita una ley de apoyo a la transexualidad

Foto: El autobús de la Policía Local de Valencia que recuerda que se pueden denunciar agresiones homófobas y transfóbicas.
El autobús de la Policía Local de Valencia que recuerda que se pueden denunciar agresiones homófobas y transfóbicas.

El autobús tránsfobo de la organización ultracatólica HazteOir no llegará a Valencia si finalmente queda liberado del 'secuestro' cautelar que ha ejecutado la Fiscalía de Madrid. Así de contundentes se han pronunciado este miércoles el alcalde de Valencia, Joan Ribó, y la concejala de Protección Ciudadana, Anaïs Menzzugato. La razón es jurídica. Las ordenanzas municipales de publicidad urbana obligan a pedir un permiso que el consistorio vetará en cualquier caso, alegando vulneración de las normas de protección de la infancia y el menor.

[¿Quién conduce el autobús tránsfobo?]

El consistorio hará valer la ordenanza de publicidad urbana para vetar el vehículo de HazteOir, alegando que atenta contra la Ley de Protección del Menor

Menzzugato y la teniente de alcalde socialista y portavoz del Ayuntamiento de Valencia, Sandra Gómez, han asegurado que la Policía Local ya tiene orden de prohibir el acceso al término municipal del polémico autocar con mensajes contra la normalización de la transexualidad. Incluso han ubicado frente a la puerta del edificio consistorial su propio autobús alternativo, una vehículo de la Empresa Municipal de Transportes readaptado para el parque móvil policial en el que, bajo el lema 'Davant l'odi, denuncia' (ante el odio, denuncia), se invita a presentar las correspondientes denuncias si se detectan comportamientos y agresiones homófobas o transfóbicas.

El autobús de HazteOir, retenido en un descampado de Coslada. (EFE)
El autobús de HazteOir, retenido en un descampado de Coslada. (EFE)

Este autobús ya fue utilizado en la última manifestación del Orgullo gay y busca trasladar el mensaje de que los cuerpos de seguridad municipales están sensibilizados contra las agresiones de género. "Hemos traído el autobús de la Policía Local que invita a denunciar delitos de odio, porque los agentes de Valencia son los primeros formados para prevenir estos delitos y porque queremos ser coherentes con su trabajo", ha asegurado Menguzzato. "Hemos desplegado la bandera LGTB y esta tarde va a haber una concentración para mostrar la repulsa ante comportamientos de este tipo", ha añadido el alcalde Joan Ribó, que ha calificado la iniciativa de HazteOir de "deleznable", además de recordar que este tipo de agresiones contra su condición sexual también las sufren menores transexuales en los colegios, lo que Valencia "quiere erradicar".

La Comunidad Valenciana es una de las autonomías que han puesto en marcha su propia ley de transexualidad, la conocida como Ley de Identidad de Género. La norma se ha tramitado a iniciativa de Compromís y pasará la semana que viene por el Parlamento autonómico para su aprobación definitiva. El texto permitirá a las personas transexuales 'autodeterminar' su género al margen del sexo biológico de nacimiento, y busca normalizar la situación de los transexuales para que su condición no sea considerada un trastorno sino una expresión más de diversidad humana.

El autobús contra la homofobia de la Policía Local de Valencia ya salió a la calle en la última manifestación del Orgullo gay. (EFE)
El autobús contra la homofobia de la Policía Local de Valencia ya salió a la calle en la última manifestación del Orgullo gay. (EFE)

La ley regula los derechos de los transexuales en los ámbitos social, administrativo, sanitario (garantiza a los menores trans acceso a tratamientos de bloqueo hormonal y asesoramiento psicológico) y educativo. Una de las medidas que han levantado más polvareda es la que insta a los colegios y centros de enseñanza, tanto públicos como concertados, a respetar la preferencia de nombre, indumentaria y uso de los aseos.

Los sectores más conservadores de la jerarquía católica, con Antonio Cañizares al frente, han criticado la ley valenciana de transexualidad

La nueva norma ha provocado la reacción airada de organizaciones católicas y del cardenal Antonio Cañizares, muy crítico contra lo que considera "ideología de género". Cañizares ha llamado a la rebelión de los fieles en la posición clásica de los sectores más conservadores de la Iglesia, que consideran que este tipo de normas atenta contra la familia.

El Partido Popular valenciano también ha presentado una enmienda contra la Ley de Identidad de Género en las Cortes Valencianas. La oposición de los populares de Isabel Bonig al texto ha llevado al portavoz de Compromís, Fran Ferri, a denunciar que demuestran que están "anclados en la caverna más retrógrada respecto a los derechos de las personas transexuales". "Los populares valencianos están en un espectro ultraderechista que no comparten ni los miembros de su partido en otros territorios, que sí han votado a favor de leyes muy similares a la valenciana".

'Non grato' en San Sebastián

Por otro lado, el Ayuntamiento de San Sebastián ha acordado, con el apoyo de todos los grupos, declarar "autobús 'non grato" al vehículo de HazteOir. Los portavoces de PNV, PSE, EH Bildu, PP e Irabazi han acordado "tomar todas las medidas legales" para evitar la presencia del autobús en las calles de la ciudad vasca.

"El ayuntamiento reafirma su compromiso con una ciudad en la que la convivencia entre diferentes sea un valor y todas las personas puedan desarrollarse con respeto y libertad", subrayan los grupos en su declaración.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios