miguel lópez arrastraba pérdidas en su negocio de coches

La vida al límite del yerno de la CAM: amante de las armas y en números rojos

Miguel López arrastraba desde hacía meses graves problemas económicos con el negocio de los concesionarios de coches. Casado con Fanny, estaba en contra de los planes de su suegra

Foto: Miguel López (c), yerno de la viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala, detenido como presunto autor del crimen. (EFE)
Miguel López (c), yerno de la viuda del expresidente de la CAM Vicente Sala, detenido como presunto autor del crimen. (EFE)

Viernes, 26 de junio de 2015. Miguel Ángel López Pérez entra cabizbajo en la notaría a sabiendas de que algo no está saliendo bien en el negocio familiar. Tras meses acumulando pérdidas, firma los acuerdos para fusionar en la mercantil Novocar Centro del Automóvil tres sociedades filiales dedicadas a la comercialización de automóviles cuyos balances empiezan a ser preocupantes. Hersa Motor, el antiguo concesionario de Honda, no sale de números rojos y acabará cerrando el año con casi 180.000 euros de pérdidas. Novocar Sports es más de lo mismo: 260.400 euros de desfase entre ingresos y gastos y un patrimonio neto negativo de 201.000 euros. El acuerdo contempla la extinción y disolución de ambas sociedades y también de una tercera mercantil, Tuwyncar, en circunstancias similares.

La crisis había hecho mella en la gestión del negocio de concesión de coches todavía participado por su suegra, María del Carmen Martínez, y heredado por su mujer Fuensanta (Fanny, para la familia) tras la muerte a causa de un cáncer en 2011 del patriarca Vicente Sala, expresidente de Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM). Dos años antes de decidirse a concentrar sociedades y reducir estructura agobiado por las pérdidas, ya había traspasado a manos de un tercero el concesionario Centro Porsche Alicante. El mismo año 2015 que López ve cómo la empresa de la que vive cierra el ejercicio con un desfase de casi 260.000 euros, el nuevo dueño de Porsche en Alicante, el también naviero Perfecto Palacio, gana dinero en el complejo negocio de los coches de lujo. Un síntoma de que López no termina de cogerle el pulso a un sector en el que su suegro llegó a ser referencia en toda la provincia.

La vida al límite del yerno de la CAM: amante de las armas y en números rojos

Como el resto de las hermanas y los yernos, López descubre bien pronto que tanto su vida privada como profesional va a estar ligada a su familia política. Desde que se casó, reside junto a Fanny en uno de los chalés que Vicente Sala construyó para su prole alrededor de su propia residencia, en una finca de varias hectáreas situada en el número 174 de la avenida de Denia de Alicante. Hay rastro de López en los negocios de la familia Sala Martínez desde hace al menos 10 años.

Las hijas habían dejado de recibir dividendos del grupo y el sustento del matrimonio López-Sala dependía de un negocio de coches que no tiraba

Aparentemente, todo les va bien a los López-Sala en los primeros años. Amante de las armas, aficionado al tiro olímpico, disfruta de buenos coches y una rutina adinerada con la hija menor del clan. Además de regentar el negocio de los concesionarios, Fanny recibe su renta anual en forma de dividendos del grueso del imperio de resinas y otras empresas. El dinero permite a los cuatro hijos del matrimonio Sala-Martínez proporcionar buenos colegios a los nietos y pagarles estudios en el extranjero. Algunas fuentes hablan de ingresos de entre 300.000 y 400.000 euros anuales por el mero hecho de llevar el apellido.

Sin embargo, las cosas empiezan a cambiar con el fallecimiento del patriarca. Aunque se produce un reparto proporcional de la propiedad entre los herederos, la madre, María del Carmen Martínez, conserva la acción de oro y la vara de mando sobre la gestión. Se opta por modificar el sistema de reparto de dividendos por otro de salarios y reparto del trabajo. La jugosa renta garantizada queda muy mermada y Miguel Ángel López y su esposa pasan a depender casi en exclusiva de su labor en los concesionarios, aunque años atrás el yerno había colaborado también en los negocios americanos de la familia, dedicados sobre todo a la fabricación de plásticos y cauchos. Novocar —el concesionario en números rojos de la plaza de la Luna de Alicante en el que, según la Policía Nacional, descerrajó presuntamente dos tiros a su suegra cuando esta iba a recoger su coche del lavadero— es el principal sustento.

Registro en la vivienda familiar de Miguel López en la finca de los Sala a las afueras de Alicante. (EFE)
Registro en la vivienda familiar de Miguel López en la finca de los Sala a las afueras de Alicante. (EFE)

La hipótesis que manejan los investigadores, que desde el primer momento sospecharon de él, aunque también abrieron otras líneas de investigación, es que ese 9 de diciembre del año pasado esperó la llegada de su suegra, movió su Porsche Cayenne para dejarlo en una zona sin cámaras y lejos de la vista exterior y manipuló las balas para que hicieran el menor ruido posible. Los agentes encontraron una de ellas en la puerta derecha del vehículo. Había llegado allí tras atravesar la cabeza de la víctima.

Para tratar de entender qué pudo llevar a López a cometer el crimen, hay que volver la vista dos meses atrás. A principios de octubre, las principales empresas del imperio familiar, básicamente la Compañía Española de Resinas (SM Resinas) y Samar Internacional, habían quedado bajo control de Vicente Sala Martínez, el hijo varón de la fallecida. Fanny, al igual que sus otras dos hermanas, María del Mar y María Antonia, perdía su influencia en el 'holding' y quedaba excluida de los consejos de administración.

Miguel López en el entierro de la viuda de  Vicente Sala. (Rafa Molina / Alicante Plaza)
Miguel López en el entierro de la viuda de Vicente Sala. (Rafa Molina / Alicante Plaza)

Los planes de la matriarca iban más allá. Quería que su hijo Vicente la sucediese como tenedor de la acción de oro, a lo que las hijas se oponían. Incluso encargó un informe jurídico al respecto. Hay un caprichoso detalle macabro en el caso, y es que el Registro Mercantil no publicó hasta el pasado 2 de enero el nombramiento de Compañía Española de Resinas como administradora única de Marlo Capital, una sociedad limitada controlada por Mari Carmen Martínez y su primogénito que fue constituida apenas tres meses antes del homicidio.

Su cuñado Vicente será acusación particular

Según los investigadores, Miguel Ángel López pudo verse desesperado y decidió coger un arma para impedir que la fallecida cumpliese sus planes. Presuntamente, aprovechó la presencia de Mari Carmen en su propio concesionario para acabar con su vida. Matarla en el negocio del que era gerente y, por tanto, convertirse en el principal sospechoso, indica que pudo dejarse llevar por un impulso que llevaba meses cultivándose en su cabeza. Un atajo para seguir vinculado a un grupo empresarial que factura 40 millones de euros al año y gestiona otros 70 millones en patrimonio.

La vida al límite del yerno de la CAM: amante de las armas y en números rojos

Con todo, los investigadores todavía no han confirmado que las razones del crimen sean exclusivamente económicas. Miguel Ángel López acudió al tanatorio a velar a su suegra como el resto de la familia. Nadie observó nada raro. Al contrario, se mostró visiblemente afectado por la pérdida. También asistió al funeral. Y había seguido acudiendo a su negocio hasta este martes para tratar de recuperar la normalidad. Fue uno de los primeros en ser interrogados por la Policía Nacional tras constatar que estaba en Novocar cuando se produjo el crimen. La Policía Nacional le detuvo finalmente este miércoles, a las 8:15, cuando salía de su casa para dirigirse al concesionario.

López llevaba más de 10 años trabajando para la familia, vivía en la casa construida por su suegro y había colaborado en los negocios americanos

El contenido íntegro de la investigación se conocerá este viernes, cuando se levante el secreto de sumario. Uno de los documentos que se han incorporado a la causa es el último testamento que firmó la víctima ante notario. En él, las hijas solamente reciben la legítima de un tercio que establece la ley, mientras que el hijo varón suma el tercio de mejora y el de libre disposición. Si ese tercio del tercio será suficiente para Fanny es una pregunta que posiblemente ronde por la cabeza de su marido, que ya ha pasado la noche en el calabozo. A su cuñado Vicente volverá a tenerlo enfrente, esta vez como acusación particular.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios