Santiago Calatrava SA: el arquitecto guarda más de 120 millones en su refugio suizo
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
los negocios del genio de benimàmet

Santiago Calatrava SA: el arquitecto guarda más de 120 millones en su refugio suizo

Sociedades en Zúrich y Estados Unidos, una inmobiliaria, edificios en Nueva York… el polémico genio valenciano maneja una fortuna millonaria junto con su mujer y su cuñado

Foto: Santiago Calatrava, en el Oculus de Nueva York. (EFE)
Santiago Calatrava, en el Oculus de Nueva York. (EFE)

"Zúrich es para mí un lugar para retirarse”, confesaba Santiago Calatrava a la periodista Rebeca Mead en un amplio reportaje en la revista 'The New Yorker' publicado en 2008. En esas fechas, tanto el conocido arquitecto como su mujer, Robertina Marangoni, y tres de sus cuatro hijos ya residían habitualmente en Nueva York, en uno de los tres edificios comprados por el matrimonio en plena (y cara) Park Avenue. Inmerso en la construcción del Oculus, también en esas fechas su proyecto para la Zona Cero había sufrido un hachazo importante al diseño original como consecuencia de sus elevados costes, pero Calatrava seguía gozando del favor de la prensa americana. Seis años después, 'The New York Post' publicaba una dura pieza con el titular “El monumento neoyorquino de 4.000 millones de dólares al despilfarro y la idiotez gubernamental”, según recuerda Llàtzer Moix en su libro ‘Queríamos un Calatrava’ (Anagrama).

Foto: Calatrava, visitando una de sus obras en 2008. (EFE)

La pérdida de la estrella mediática de Calatrava en Estados Unidos a propósito del Oculus no impidió al arquitecto valenciano engrosar la factura de sus honorarios. Como ocurrió años antes con la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia o con muchos de sus proyectos desplegados por todo el mundo, tras la imagen de artista genial y caprichoso de la arquitectura hay una estructura mercantil muy profesionalizada que le ha convertido en una de las personas más ricas de Suiza, con un patrimonio no inferior a 120 millones de euros en este país. Calatrava ocupa el puesto 298º de las 300 grandes fortunas helvéticas, según la última clasificación elaborada en noviembre del año pasado por la revista económica 'Bilanz'. Porque, pese a su visión de Zúrich como lugar de retiro, Calatrava no solo acude regularmente a su estudio y su residencia suizos, sino que, al contrario que su familia, afincada legalmente en Nueva York, ha mantenido en este cantón su domicilio fiscal, como figura en las anotaciones registrales de la red de sociedades que controla en Suiza y a las que ha tenido acceso El Confidencial, tras una investigación por los registros suizos.

Calatrava maneja, en colaboración con su mujer Robertina Marangoni y su cuñado Kim Marangoni (ambos los verdaderos gestores del negocio), un pequeño imperio con seis sociedades mercantiles en Suiza, al menos otras tres en Estados Unidos y una tercera en Valencia, prácticamente inactiva y en números rojos. A finales de 2012, con la crisis económica aún latente y una importante sequía de proyectos públicos en España, Calatrava inició una reorganización de su imperio empresarial y societario. Trasladó de Madrid a Zúrich la patrimonial Calatrava & Family Investments GmbH, una sociedad comprada en 2008 a un despacho de Barcelona especializado en crear mercantiles de estantería. Sin apenas movimientos desde entonces, en su balance figuraban 1,9 millones de capital social y 31 millones de euros en inversiones financieras. El mismo año del cambio de domicilio, Calatrava añadió a esta patrimonial la participación (vea aquí la inscripción como accionista) que él y su familia tenían en el verdadero buque insignia del arquitecto, la sociedad suiza Santiago Calatrava GmbH (antes SA).

El arquitecto valoró en 15,7 millones su residencia y su despacho en Zúrich cuando constituyó Calatrava Inmobilien AG, la patrimonial inmobiliaria

Esta es la sociedad a través de la que el también ingeniero ha facturado durante años sus trabajos en España y gran parte del mundo. Un ejemplo: pese a disponer de despacho en la calle Trinitarios de Valencia, ninguno de los contratos firmados con la Generalitat valenciana para el diseño y dirección de obra de los distintos elementos de la Ciudad de las Artes y las Ciencias se suscribió con su sociedad española, In Hoc Signo Vinces, sino con su mercantil de la capital económica de Suiza, Santiago Calatrava SA (ahora GmbH). El arquitecto cobra todos sus trabajos a través de esta mercantil, con sede en Parkring 11 de Zúrich, donde tiene el despacho helvético, y, por tanto, no devenga Impuesto Sobre el Valor Añadido y se beneficia de las ventajas en fiscalidad del país centroeuropeo, donde reside desde 1981, en materia de Impuesto de Sociedades.

Solo por sus trabajos en la Ciudad de las Ciencias, Calatrava se ha embolsado cerca de 100 millones de euros desde su primer contrato en 1991 en concepto de redacción de proyectos y dirección técnica de obras, incluidos los 15 millones de euros que cobró su sociedad suiza por el diseño de las tres torres que nunca se ejecutaron. El último encargo es el cierre y arreglo de desperfectos del Ágora, necesarios para poder reabrir el edificio y, si se cumplen las previsiones, cederlo a CaixaBank para ubicar en él un CaixaForum.

placeholder Documento del contrato del Ágora de Valencia entre la Ciudad de las Ciencias y la sociedad suiza Santiago Calatrava SA.
Documento del contrato del Ágora de Valencia entre la Ciudad de las Ciencias y la sociedad suiza Santiago Calatrava SA.

Parte de esos ingresos sirvieron para afrontar el mantenimiento de una estructura profesional sostenida financieramente desde Zúrich. En España, desmanteló su estudio de Valencia, en el que llegaron a trabajar 20 personas, en diciembre de 2011, cuando dejó de recibir nuevos encargos. Su empresa española, In Hoc Signo Vinces (“con este signo, vencerás”) presenta hoy un patrimonio negativo de 883.905 euros como consecuencia de la acumulación de pérdidas. Kim Marangoni, el hermano de Robertina, figura como administrador de una sociedad que el año pasado no generó ninguna actividad económica.

Foto: Edificio del Ágora en la Ciudad de las Ciencias de Valencia. (Efe)

Calatrava ha acumulado a lo largo de su carrera un importante patrimonio inmobiliario, valorado en varios millones de euros. También en Zúrich, preside el consejo de administración de la mercantil Calatrava Inmobilien AG. Según los documentos a los que ha accedo El Confidencial (vea aquí la inscripción), la firma, registrada en enero de 2013 en plena reorganización de la estructura de negocios familiares, tiene un capital de 2,5 millones de francos suizos y en su escritura de fundación se aportaron como activos dos inmuebles. Su estudio a orillas del lago Zúrich, una mansión ajardinada, se valoró en 10,8 millones de francos. Al edificio de su residencia, también cerca del lago y con jardín propio, se le asignó un valor de 4,88 millones. En total, Calatrava Inmobilien AG comenzó a andar con 14,4 millones de euros en activos.

placeholder Inscripción de la sociedad Santiago Calatrava GmbH en el registro del Cantón de Zúrich.
Inscripción de la sociedad Santiago Calatrava GmbH en el registro del Cantón de Zúrich.

Pero no son estas las únicas propiedades reseñables de la familia. Según relata el periodista Llàtzer Moix en su libro, poco antes de instalarle definitivamente en Nueva York en 2004, la familia Calatrava compró dos edificios en los números 711 y 713 de Park Avenue por alrededor de siete millones de dólares cada uno. Allí estableció oficinas y estudio de arquitectura, domicilio particular y una exposición de pinturas. Posteriormente, adquirió un tercer edificio contiguo, lo que allí se conoce como ‘town houses’ o adosados, y en 2009 sumó a su patrimonio americano una finca en Connecticut que llegó a pertenecer al director ejecutivo de American Express y que usa como segunda residencia, según han confirmado a este periódico los portavoces en España del arquitecto.

Pero la actividad patrimonial no solo se ciñó a la compra de propiedades inmobiliarias. Los registros internacionales reflejan que la familia controla, al menos, tres sociedades en Estados Unidos a través de las que canaliza sus negocios. Una de ellas es Santiago Calatrava Inc, que tiene como administradora a Robertina Marangoni y domicilio en la Quinta Avenida. En la misma dirección que la anterior aparece 711 Group, también con la mujer de Calatrava al frente. La tercera mercantil es Charites Films, con domicilio en el 713 de Park Avenue, uno de los edificios comprados por la familia. De nuevo fue Robertina la encargada de la inscripción de la compañía. Esta empresa, según las mismas fuentes del despacho de Calatrava, "se creó para un proyecto audiovisual concreto que ya se ha terminado, por lo que esta sociedad se va a cerrar". Otra mercantil radicada en Chicago, Calatrava Santiago Internacional LTD, nació en relación con el proyecto que el arquitecto tenía en la ciudad. "Aunque el proyecto se paralizó en la fase de construcción, todos los trabajos previos de diseño, anteproyecto y proyecto se realizaron. Como el proyecto está actualmente cancelado, esta sociedad ya está cerrada", informan.

Noticias de Comunidad Valenciana Santiago Calatrava Arquitectos Ciudad de las Artes y las Ciencias Nueva York Zúrich
El redactor recomienda