los presupuestos de la empresa para el año que viene

Lavalin gana, la Generalitat pierde: los vuelos aún no salvan al Aeropuerto de Castellón

El incremento del tráfico anunciado por SNC-Lavalin será insuficiente para generar ingresos en la firma pública. El patrimonio negativo escalará a 53 millones

Foto: Bautizo del vuelo inaugural de la rumana Blue Air en el Aeropuerto de Castellón en junio. (EFE)
Bautizo del vuelo inaugural de la rumana Blue Air en el Aeropuerto de Castellón en junio. (EFE)

El Aeropuerto de Castellón seguirá costando dinero a los ciudadanos el año que viene. La sociedad pública propietaria del aeródromo (Aerocas) volverá a contabilizar cero euros como ingresos en su cuenta explotación el próximo ejercicio, y las pérdidas alcanzarán los 9,2 millones de euros como consecuencia de los gastos generados por el abono al gestor SNC-Lavalin de su canon anual de hasta 4,5 millones y el impacto sobre el balance de la amortización de las instalaciones. En resumen: el agujero contable de la mercantil pasará de 48,9 millones al cierre de este año a 53,3 millones en 2017 en forma de patrimonio neto negativo, según reflejan los presupuestos que la Generalitat ha remitido al Parlamento autonómico valenciano. Y el desequilibrio abocará a la Administración valenciana a asistir a la sociedad con otra aportación dineraria de 4,9 millones.

La matriz SNC-Lavalin Aéroports SAS facturó a su filial gestora del recinto de Castellón casi 750.000 euros por dirección y asistencia técnica

Este desolador panorama financiero se producirá en el contexto de un crecimiento importante en el número de vuelos operados. El nuevo director del aeropuerto, nombrado por SNC-Lavalin, Alexander Schroll, avanzó en junio que el número de pasajeros rozará los 120.000 al cierre de 2016 y que podría duplicarse el año que viene. De momento, los vuelos operados a Londres y Bristol por Ryanair, las líneas regulares de la ‘low cost’ rumana Blue Air a Bucarest y Sofía y la comercialización de vuelos chárter han situado a la instalación con casi 88.000 pasajeros entre enero y octubre. Tanto Lavalin como la Agencia Valenciana de Turismo se han esmerado en señalar que el de Castellón supera en tráfico a una decena de aeropuertos que sí operan bajo el paraguas de AENA.

El presidente de Ryanair, Michael O'Leary. La suya ha sido la primera aerolínea en operar en el aeródromo. (EFE)
El presidente de Ryanair, Michael O'Leary. La suya ha sido la primera aerolínea en operar en el aeródromo. (EFE)

Tras el cambio político surgido de los comicios autonómicos de 2015, los nuevos inquilinos de la Generalitat han modificado su discurso crítico con la infraestructura y trabajan ahora para ponerla en valor y convertirla en polo de respaldo al sector turístico. “Los estudios realizados indican que el aeropuerto puede convertirse en un importante motor de desarrollo para el territorio. Un informe elaborado por el Instituto de Desarrollo Local de la UJI para Aerocas estima que en 20 años el aeropuerto puede aportar, de forma acumulada en el conjunto del periodo, cinco millones de nuevos turistas a la provincia [de Castellón], generando un impacto económico medio equivalente al 2% del PIB provincial”, se afirma desde la empresa pública.

Pero el incremento del tráfico de pasajeros que se está produciendo no tendrá ningún impacto positivo sobre las cuentas de la sociedad autonómica. El Aeropuerto de Castellón, “el aeropuerto del abuelo”, como lo describió a su nieto el expresidente provincial del PP y expresidiario Carlos Fabra, nació sin aviones sobre sus pistas y su llegada tampoco es sinónimo de ingresos públicos. 

Servicios entre sociedades del mismo grupo

Esto es así por el contrato de gestión firmado en mayo de 2014 por Aerocas con Lavalin durante la presidencia del popular Alberto Fabra. El acuerdo establece que el gestor percibirá 24,5 millones de euros en los 10 primeros años, con un tope anual de 4,5 millones. Se trata de un pago por disponibilidad (PPD) que se abona de forma decreciente. Hasta ahora, en menos de tres años como operador, SNC-Lavalin se ha embolsado ya 11 millones de euros por los cánones de 2014, 2015 y 2016. El gestor solamente retornará un pago cruzado a Aerocas cuando el aeropuerto supere los 1,2 millones de viajeros, algo que no está previsto que ocurra hasta 2029. A partir de entonces, Lavalin abonará a la empresa pública un euro por cada pasajero que exceda ese umbral.

Pasajeros del primer vuelo regular en el interior del Aeropuerto de Castellón el año pasado. (SNC-Lavalin)
Pasajeros del primer vuelo regular en el interior del Aeropuerto de Castellón el año pasado. (SNC-Lavalin)

El contrato garantiza a Lavalin una inyección segura de recursos públicos sin ningún tipo de compromiso económico inverso hasta 2024. El año pasado, cuando solamente operaba Ryanair, la gestora del aeropuerto, SNC-Lavalin Aeropuerto de Castellón SL, cerró el ejercicio en equilibrio, con un beneficio testimonial de 1.200 euros tras registrar ingresos por casi 4,9 millones de euros (principalmente por el canon de 4,5 millones de Aerocas). El gestor se encarga del mantenimiento de las instalaciones y de cubrir los gastos operativos. Sin embargo, el año pasado también contrató con su accionista único, SNC-Lavalin Aeroports SAS, servicios de dirección o asistencias técnicas por importe de 750.000 euros. 

Con los ingresos garantizados por la vía del canon de Aerocas, el operador trata de atraer tráfico mediante la firma de acuerdos con las dos líneas aéreas con las que opera por ahora. Los descuentos en las tasas, mucho más bajas que en otros aeródromos de AENA, como el de Manises (Valencia), son de los elementos con los que juega SNC-Lavalin. Algunos de estos acuerdos han motivado la apertura de expedientes por parte de la Comisión Europea.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios