al estilo de los años de influencia de ciu

Compromís desoye presiones de la patronal valenciana para facilitar una salida a Rajoy

Empresarios valencianos piden a la coalición aprovechar la ausencia de mayorías para arrancar al PP una batería compromisos económicos para la Comunidad Valenciana a cambio de la abstención

Foto: Los cuatro diputados de Compromís, en la puerta del Congreso. (Efe)
Los cuatro diputados de Compromís, en la puerta del Congreso. (Efe)

Es una posibilidad que ni siquiera se ha planteado en el seno de la organización valencianista y que está a años luz de concretarse. Sin embargo, la mecha del debate público sí se ha encendido entre los medios locales de la Comunidad Valenciana y es una posición cada vez más extendida entre dirigentes patronales valencianos: la situación de bloqueo y ausencia de mayoría en el Congreso de los Diputados sitúa a Compromís y también a los diputados del PSPV-PSOE en una posición de privilegio para arrancar a Mariano Rajoy y el Partido Popular una agenda clara y definida de compromisos económicos con la autonomía a cambio de facilitar su investidura.

Rajoy habla con María Dolores de Cospedal, ayer tras fracasar en su intento de ser investido presidente. (Efe)
Rajoy habla con María Dolores de Cospedal, ayer tras fracasar en su intento de ser investido presidente. (Efe)

La propuesta no se ha realizado de forma oficial. Apenas una sugerencia informal le realizó la semana pasada el presidente de la patronal provincial valenciana (CEV), Salvador Navarro, al portavoz de Compromís, Joan Baldoví, cuando coincidieron en una entrada de Moros y Cristianos de Ontinyent. “Fue una conversación entre comparsa y comparsa, ni siquiera se ha planteado esto dentro de Compromís”, explican fuentes cercanas al parlamentario valenciano. A principio de verano, otro influyente empresario local, el expresidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE), Federico Félix, almorzó de forma discreta con la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra. En el encuentro, ambos trataron la necesidad de reforzar la exigencia de inversiones y mejor financiación en las moquetas de Madrid. Pero fuentes conocedoras del encuentro niegan que Félix llegara a plantear abiertamente la opción de una negociación entre la coalición de izquierdas y el Partido Popular. 

Una ensoñación

“Compromís se ha ligado a Podemos, es casi imposible que pueda plantearse la opción de Rajoy”, sostienen otras fuentes ligadas a la gran empresa valenciana, que consideran la idea lanzada desde algunos ámbitos patronales como una ensoñación. También desde Compromís desconfían de los cantos de sirena. En sus filas no escapa que los empresarios locales son muy dados a llenarse la boca de valencianismo cuando están en casa, pero que luego no tienen una estrategia real de influencia y lobby en Madrid, destinando recursos y tratando de generar estados de opinión. "Muchos pensamos que en el fondo lo que quieren algunos empresarios es que gobierne el PP, que es el partido que prefieren".

En cualquier caso, los cuatro diputados de Compromís sentados en la bancada del Grupo Mixto del Congreso serían a día de hoy insuficientes para investir a Rajoy. Su abstención aún dejaría los votos negativos (176) por encima de los positivos (170). Incluso un voto favorable tampoco serviría (174-176). Sería necesario que un tercer actor entrase en escena para que Rajoy pudiera conservar el sillón de la Moncloa. 

Ximo Puig, ayer, con Vicente Boluda (i) y José Vicente Morata (d), en un almuerzo con empresarios en la Albufera de Valencia. (Efe)
Ximo Puig, ayer, con Vicente Boluda (i) y José Vicente Morata (d), en un almuerzo con empresarios en la Albufera de Valencia. (Efe)

Y aquí es donde la imaginación de algunos empresarios recurre a los diputados del PSPV-PSOE. Ayer, durante una comida en la Albufera de Valencia con el presidete de la Generalitat Ximo Puig, empresarios locales insistieron en la necesidad de contar con una “voz propia” que sirva para ganar influencia en la toma de decisiones en Madrid y tratar de colocar una agenda valenciana. El encuentro fue organizado por el presidente de la Cámara de Comercio de Valencia, José Vicente Morata, y reunió al grueso de los grandes empresarios de la Comunidad Valenciana, desde el presidente de AVE, Vicente Boluda, a representantes de firmas como Porcelanosa, Balearia, Torrecid o Consum. Hubo representación de Mercadona, pero no estuvo Juan Roig.

 

Ximo Puig, a expensas de su partido

La cita gastronómica, que se ha convertido ya en un clásico de inicio de curso, sirvió para poner en común las que a juicio de los empresarios locales deben ser las prioridades en la negociación con el Gobierno central: reforma de la financiación e inversiones en infraestructuras, principalmente ferroviarias. Se trata de la misma agenda que en privado los empresarios creen que debería servir como base de negociación para una abstención activa que desbloquee la formación de un nuevo Ejecutivo, al más puro de la estrategia que seguía Convergència i Unió para propiciar gobiernos antes de echarse al monte del independentismo.

Ximo Puig ya ha señalado que piensa intensificar su discurso reivindicativo en los próximos meses (prepara un acto en la capital madrileña). Pero en las filas socialistas se entiende que no habrá movimientos al margen de la dirección federal que no estén consensuado. Y en el PSOE de Pedro Sánchez no se mueve ficha. “Ahora es el momento de Rajoy”, explican.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios