usa físicos del cern para sus análisis

Geoblink, la 'startup' a la que temen los directores de expansión (sin motivo)

La 'startup' de Lanzadera, que acaba de recibir una inyección de un millón de euros de Nauta, combina análisis científicos y Big Data para determinar la viabilidad de puntos de venta

Foto: Geoblink ayuda a determinar si un punto de venta es viable o no. (Lanzadera)
Geoblink ayuda a determinar si un punto de venta es viable o no. (Lanzadera)

Ciencia y análisis de mercado. Esta extraña combinación forma la singular naturaleza de Geoblink, la ‘startup’ de Lanzadera que acaba de captar un millón de euros del fondo de capital riesgo Nauta Capital en su segunda ronda de financiación. Tras terminar el programa de aceleración promovido por Juan Roig, ha emergido como una de las participantes más prometedoras de la tercera edición. La base tecnológica de su producto, una serie de herramientas que permiten optimizar localizaciones dirigidas a empresas con redes de puntos de venta, explica una parte importante de su éxito.

Pero no todo. Detrás de la empresa fundada hace año y medio por Jaime Sánchez-Laulhé (ex-McKinsey y MBA por Chicago Booth), hay un capital humano hiperformado que sería la envidia del jefe de recursos humanos de cualquier centro de investigación. Entre las 16 personas que componen la plantilla de Geoblink (en un año serán entre 20 y 25) hay dos doctorados en la Organización Europea para la Investigación Nuclear, el conocido como CERN, el mayor laboratorio de investigación en física de particulas del mundo, y gente que ha estudiado en Harvard o ha trabajado para Dropbox. Físicos, matemáticos, desarrolladores informáticos y analistas de mercados componen la verdadera materia gris de una empresa que aspira a convertirse en imprescindible a la hora de tomar decisiones sobre dónde abrir o no una tienda de ropa, un supermercado o una franquicia de cualquier tipo.

Planes de expansión o rotación de productos

“Las empresas toman sus decisiones estratégicas en base a la intuición o la experiencia previa. Nosotros aportamos soluciones complementarias que no pretenden cargarse al director de expansión, pero que permiten tener un soporte técnico para que puedan decidir mejor”, explica a El Confidencial Jaime Sánchez-Laulhé. El producto que ofrecen a las empresas (porque venden un producto, no son una consultora) combina aprendizajes de máquina y modelos estadísticos avanzados a partir de fuentes privadas y públicas para determinar si un entorno es el adecuado para el comercio que se quiere poner en marcha, si va a funcionar o no una publicidad exterior o si es conveniente rotar productos o promociones, según explica su fundador y CEO.

El equipo de Geoblink. (Lanzadera)
El equipo de Geoblink. (Lanzadera)

“Geoblink contribuye de forma decisiva a resolver un problema existente en la industria del 'retail', estimulando con ello la adopción de nuevas tecnologías por parte de un sector tradicional como es el comercio ‘offline’”, explicaba el director general de Nauta Capital, Jordi Viñas, cuando se hizo pública la aportación de fondos. Aunque ni Sánchez-Laulhé ni Lanzadera ofrecen el detalle sobre el porcentaje de participación que la firma de capital riesgo ha invertido, la inyección pueda rondar el 20%, lo que significaría una valoración de cerca de cinco millones de euros para una empresa con poco más de 12 meses de vida.

Iñaki Berenguer, el padrino

Es cierto que Geoblink, como muchas otras 'startups', corre el riesgo de ser víctima de su propia burbuja, pero en su caso Lanzadera no ha tenido ni que meterla en las rondas de inversión que monta para sus patrocinados. El proyecto llega avalado por sus primeros 'business angels', como el emprendedor alicantino Iñaki Berenguer (que se hizo de oro con Pixable y Contactive) y excompañeros y socios de McKinsey, que aportaron los primeros 175.000 euros.

De momento, los clientes no paran de llegar. “Y no está Mercadona. Eso lo separan mucho en Lanzadera para que aprendas a ser independiente”, advierte Jaime Sánchez-Laulhé. La lista incluye desde pymes con tres o cuatro puntos de venta hasta grupos de 70 o 100 establecimientos y promotores de centros comerciales. “Hay academias, franquicias de comida, supermercados, centros comerciales”, un poco de todo, dice este emprendedor de 33 años con doble licenciatura en ingeniería informática y de telecomunicaciones y formación financiera.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios