Oferta a precio de derribo por la Ciudad de la Luz: "Tenemos un gran proyecto industrial"
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
subasta pública por orden de bruselas

Oferta a precio de derribo por la Ciudad de la Luz: "Tenemos un gran proyecto industrial"

Empresarios conectados con productores americanos quieren quedarse un complejo que ha costado 500 millones por algo más de 20. La Generalitat estudiará si compensa la generación de empleo

Foto: La Ciudad de la Luz, en Alicante.
La Ciudad de la Luz, en Alicante.

Se llama Cine Space Ñ, es una sociedad limitada constituida en junio del año pasado y apenas tiene 3.120 euros de capital social. Esta es la identidad tras la única plica recibida hasta este lunes por la noche (plazo límite, si no hay notificación de alguna otra Administración europea) en el proceso de subasta del complejo cinematográfico de la Ciudad de la Luz organizada por la Generalitat valenciana. La mercantil esta presidida por James Martínez, un británico afincado en Alicante que asegura estar conectado con productores y profesionales del cine con experiencia en Hollywood.

El Ejecutivo de Ximo Puig renegoció con Bruselas las condiciones de colocación en el sector privado del recinto financiado con fondos públicos, después de que la Comisión de la Competencia obligase a la Ciudad de la Luz a devolver a la Administración pública 264 millones de euros, considerados ayudas públicas ilegales. Tras un primer intento fallido del Consell del popular Alberto Fabra de vender la sociedad, el nuevo presidente autonómico paralizó el proceso para intentar mejorar las condiciones y asegurar mayores ingresos para las arcas públicas. Fijó un valor de los activos de 94,4 millones y exigió a los aspirantes que comprometiesen como mínimo el 50% del importe (47,2 millones) y un plan de negocio para rescatar la actividad de producción audiovisual de la Ciudad de la Luz.

Cine Space Ñ se compromete en su única oferta a tratar de captar rodajes, pero su propuesta económica podría quedar muy lejos de las pretensiones de la Generalitat. No será hasta la próxima semana que viene cuando se convoque al consejo de administración y se abran los sobres, pero según adelantaba este martes 'Expansión', Martínez y sus socios apenas habrían puesto sobre la mesa unos 20 millones de euros. Eso sí, nadie podrá negarle que su objeto social no vaya ligado al proyecto: "La producción, realización y desarrollo de todo tipo de productos audiovisuales, especialmente relacionados con el cine digital, cine 3D. La explotación y mantenimiento de todo tipo de estudios y platós de grabación audiovisuales, cinematográficos, de cine digital, televisión, video".

Diferentes instalaciones de la Ciudad de la Luz. (ciudaddelaluz.com)

Fuentes de la Generalitat consultadas por El Confidencial señalaron que mirarán con lupa el contenido de la propuesta. “Si de verdad hay un proyecto serio para poner en marcha producciones audiovisuales, con promesas de generación de empleo y actividad económica, seremos flexibles por 10 millones arriba o abajo; pero si han venido a aprovecharse y no está clara la solvencia, seremos implacables”, señalan estas fuentes, que no descartan volver a dejar desierto el proceso. De momento, la prueba de fuego es la fianza económica del 5% que fija el concurso para poder ser evaluado, que obliga a cualquier aspirante a depositar casi cinco millones de euros.

Los pliegos de la subasta establecen que los responsables de la Ciudad de la Luz "podrán" rechazar ofertas por debajo del 50% de los 94 millones en que se han valorado los lotes en licitación si consideran que son "antieconómicas". Es decir, que si con un precio inferior a 47 milllones, como es el caso de Cine Space Ñ, el proyecto industrial y audiovisual no convence a la Generalitat en materia de inversión y generación de empleo, la subasta podría quedar desierta. Pero al mismo tiempo esta claúsula abre la puerta a que el nuevo propietario pueda quedarse la Ciudad de la Luz por un importe muy inferior al de su valor contable. El contenido de ese proyecto industrial no se conocerá de forma oficial hasta la semana que viene, cuando se abran los sobres.

Los fondos de inversión se desentienden

James Martínez ya intentó hacerse con el recinto en 2014, cuando se ofreció a la Generalitat para quedárselo a cambio de asumir unos 80 millones de deuda. Ahora podría adjudicárselo todavía por menos y con el pasivo limpio de polvo y paja. En aquel momento llegó apadrinado por profesionales como Fred Fuchs, quien fuera director de producción de Francis Ford Coppola; Roger Davis, experto en rodajes digitales, o John W. Kastelic, ex de Warner. Sin embargo, en la sociedad que ha presentado la oferta solo figura Kastelic, además de Martínez y Francisco Pastor Quereda, una persona sin apenas antecedentes empresariales en el mundo del cine.

Fuentes cercanas a Cine Space Ñ señalaron a El Confidencial que Fuchs y Davis no aparecen en la sociedad por un mero problema administrativo, pero que son las personas que encabezan el proyecto: "Fuchs es el jefe de todo esto". Según dijeron desde la empresa aspirante, su oferta busca generar "un gran proyecto industrial de cine digital" que contará con las inversiones necesarias para realizar un proceso de digitalización de los estudios. En el grupo de promotores de la oferta figura también Carolina Cruz Neira, conocida por su contribución como informática a la creación de entornos de realidad virtual, según el mismo portavoz de la ofertante.

La aspirante quiere quedarse todos los lotes en que se había dividido el complejo para la subasta, tanto los estudios y platós como los 500.000 metros cuadrados de pastilla de suelo por desarrollar en sus inmediaciones. De hecho, una de las esperanzas de los responsables de la Generalitat era que los inversores ligados a la industria del cine llegasen acompañados de algún fondo inmobiliario para aumentar los ingresos por la venta, algo que no ha ocurrido. La Ciudad de la Luz ha tenido un coste para la Administración valenciana de más de 500 millones de euros, si se suman la inversión en su construcción y equipamientos (185 millones) y todos los gastos posteriores en funcionamiento, manteniento, apoyo a rodajes, etc., desde que se inició el proyecto en el año 2000 por decisión del entonces presidente autonómico, Eduardo Zaplana.

Noticias de Comunidad Valenciana Alicante Cine Generalitat Valenciana Ximo Puig Eduardo Zaplana Alberto Fabra Bruselas Hollywood Subasta
El redactor recomienda