fundación de san juan de ribera

RCSCCH: La sicav que invierte en el nombre de Dios (y otros tesoros por descubrir)

En el Seminario del Patriarca de Valencia hay obras de El Greco y Caravaggio, una espectacular iglesia de frescos renacentistas y una sociedad con cuatro millones en bolsa

Foto: La Iglesia del Patriarca de Valencia, con sus frescos renacentistas. (Museo del Patriarca)
La Iglesia del Patriarca de Valencia, con sus frescos renacentistas. (Museo del Patriarca)

Un adusto patio de entrada y un conserje enfundado en una larga chaqueta de lana y pegado a una pequeña estufa eléctrica es lo primero que se ve cuando se accede al Real Colegio Seminario del Corpus Christi. El invierno ha tardado en llegar pero hoy hace frío, bastante frío, en Valencia. La cita con el guía es a las cinco y el encargado de la conserjería, aunque amable, es hombre de pocas palabras. Dos pares de grandes portones de madera oscura a cada lado y otra puerta de cristal y rejas, enfrente, marcan tres posibles itinerarios. El último conduce a un claustro renacentista con sesenta columnas de mármol de Génova, labradas en Italia por encargo inicial de los príncipes de Éboli para un palacio que no llegó a construirse nunca en Madrid. En el centro del claustro, una estatua esculpida por el cincel de Mariano Benlliure en 1896  de San Juan de Ribera, fundador del colegio, arzobispo de Valencia desde 1569 hasta su muerte y uno de los principales contrarreformistas de siglo XVI en España. 

Nadie diría que aquí tiene la sede el accionista hipermayoritario de una sociedad de inversión de capital variable (sicav) con un patrimonio de cuatro millones de euros y una cartera de participaciones en valores tan terrenales como Acerinox, Duro Felguera o Talgo. La mercantil lleva como nombre las siglas del colegio-seminario y el año de su fundación: RCSCCH 1604. La preside Juan José Garrido, rector del colegio hasta el pasado mes de enero, cuando fue sustituido por otro sacerdote formado en el seminario, Mariano Ruiz, quien también ocupa puesto de consejero y es probable que suceda a su antecesor como principal responsable del órgano de gobierno de la sicav. 

En ese consejo de administración todos son religiosos menos dos personas. El secretario, Luis Riviere Reynoso, y Joaquín Maldonado, un financiero procedente de una de las familias más conocidas de la burguesía católica y liberal de la ciudad. Su tío abuelo, vinculado a la Derecha Regional Valenciana de Luis Lucía leal a la República, fue favorable inicialmente al golpe de Estado de 1936, pero aprovechó después su posición económica y social en el tardoranquismo para dar protección a demócratas frente a la represión del régimen. 

La sicav cerró 2015 con una rentabilidad acumulada del 4,35% y participaciones en fondos de Blackrock, Heptagon Capital y Morgan Stanley

Maldonado es el responsable en la Comunitat Valenciana del Banco Mediolanum, la entidad depositaria de los fondos y valores de RCSCCH 1604. Los informes periódicos de rendición de cuentas de la sicav remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) reflejan que la gestión de la misma está en manos de la gestora de instituciones de inversión colectiva del banco de origen italiano, pero en este caso ha sido delegada en otra mercantil denominada Trea Capital Partners, vinculada a Carlos Tusquets Trias de Bes, presidente y fundador a su vez de Mediolanum en España.

Un restaurador observa una de las obras de El Greco del Museo. (M.P)
Un restaurador observa una de las obras de El Greco del Museo. (M.P)

A tenor de esos mismos informes, los religiosos pueden estar tranquilos con sus ahorros. La sicav, participada al 96,96%, cerró 2015 con una rentabilidad acumulada anual del 4,35% y un patrimonio de 4,1 millones de euros frente a los 3,9 millones de los que disponía en 2014. Esta mercantil es la hucha del también conocido como Colegio del Patriarca (en referencia al título local de San Juan de Ribera). “Hemos aprovechado la volatilidad del periodo para aumentar riesgos bursátiles en los momentos de caídas y disminuirlos en los momentos de subidas. Asimismo, hemos aumentado de nuevo la inversión en fondos de rentabilidad absoluta e inversión alternativa, pues seguimos sin invertir en renta fija clásica”, explican los brokers en el documento explicativo del segundo semestre de 2015. La cartera de RCSCCH 1604, además de contar con participaciones en otras instituciones de inversión colectiva de Blackrock, Heptagon Capital o Morgan Stanley, incluye acciones de Talgo, Logista o Merlin Properties

El carácter especulativo de estas inversiones y las ventajas fiscales del instrumento elegido para canalizarlas no parecen generar ningún tipo de contradicción espiritual a los responsables del seminario. La sicav acumula más de una década de vida y es uno de los tesoros más de la fundación que se encarga de tutelar y proteger los cuantiosos bienes del colegio. El origen de tanto patrimonio está en la riqueza del propio fundador, hijo de adinerados nobles sevillanos, y en la acumulación posterior de tierras, negocios y dinero de sus sucesores.

La biblioteca esconde un manuscrito de Tomás Moro y 5.000 volúmenes. (M.P.)
La biblioteca esconde un manuscrito de Tomás Moro y 5.000 volúmenes. (M.P.)

En las plantas superiores cerradas al público, por donde transitan una pequeña docena de seminaristas (la crisis de vocaciones sigue sin tocar fondo y sin previsión de rebote) y unos pocos restauradores de arte, se ubica una biblioteca de cinco mil volúmenes, más de la mitad colecciones del siglo XVI y XVII, con códices minados, incunables casi desconocidos y la joya de la corona del índice: Un manuscrito del Testamento Espiritual de Tomás Moro, escrito desde su encarcelamiento en la Torre de Londres que su hija Margarita puso a salvo cuando el humanista inglés se enfrentó a su monarca Enrique VIII por su ruptura con Roma.

Obras de El Greco, Caravaggio, José de Ribera o artistas flamencos, todas de temática religiosa y vinculadas a la visión ortodoxa y martirizante de San Juan de Ribera (un gran coleccionista de arte que la institución preservó y a la que ha sumado nuevas obras) cuelgan de las paredes del Museo del Patriarca. Los telares de la capilla de frescos renacentistas están siendo restaurados con fondos aportados por la Fundación Iberdrola, pero los problemas de la Real Fábrica de Tapices de Madrid retrasan la culminación de estos trabajos. 

Una tímida apertura

Hasta hace poco más de año y medio, cuando la fundación decidió contratar una empresa de guías y promoción turística, los tesoros del Museo del Patriarca eran un secreto reservado para ilustrados conocedores del contenido y fieles de las misas matinales y en latín (herencia de la liturgia contrarreformista de Ribera) que se celebran en su espectacular iglesia (también repleta de frescos renacentistas). Ahora, un cartel enorme con el teléfono móvil de los guías pende de la severa fachada del exterior del edificio, de aspecto infranqueable. Así que ya saben. Aprovechen si pueden para visitarlo. Tras los muros de este Monumento Nacional, además de una sicav con ventajas fiscales, hay otras delicias que no se pagan con dinero.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios