Gastronomía y política

Tortilla de Margallo, fresas de Cantó... gastrorruta en la cocina de los candidatos

El Confidencial visita las cocinas de cuatro aspirantes a repetir escaño en el Congreso de los Diputados. Entre la gastronomía y la política, bascula este reportaje

Foto: El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. (José Luis Bort)
El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo. (José Luis Bort)

En El Confidencial nos hemos metido hasta la cocina de cuatro candidatos al Congreso de los Diputados. Sobre la base de sus gustos y aficiones gastronómicas, mucho más sencillas de lo que pueda parecer, discurren conversaciones sobre la situación política y las opciones que se abren tras la cita con las urnas del próximo domingo. Ni el ministro José Manuel García-Margallo, ni José Luis Ábalos, ni Toni Cantó ni Joan Baldoví se atreven a lanzar un pronóstico. Pero a todos les gusta comer bien.

Tortilla en el retiro de Margallo (PP)

Son las 10 de la noche y José Manuel García-Margallo desembarca en su retiro de Xàbia (Jávea) acompañado de su director de campaña en Alicante (es cabeza de lista del PP en esta provincia) y uno de sus asesores de comunicación. Acaba de protagonizar un mitin en la localidad y a la mañana siguiente parte a las 7:30 para Marruecos. En la agenda del experimentado ministro de Asuntos Exteriores no hay mucho tiempo para la cocina. “Sí me gusta la gastronomía. Es uno de los grandes activos que tiene España. Fui compañero de estudios de Juan María Arzak. Pero ahora cuido mucho la dieta. Tengo una muy estricta que aguanto con acupuntura: 125 gramos de verdura, 125 gramos de proteína y 125 gramos de fruta. Pero me encanta comer”. 

José Manuel García-Margallo. (José Luis Bort)
José Manuel García-Margallo. (José Luis Bort)

Esta noche apenas cena una tortilla a la francesa y algo de jamón cocido. Pese a lo que afirma, su cocina, bastante espaciosa, tiene vida. La de una residencia de dos plantas en el centro histórico de Xàbia a la que acude todos los fines de semana que le permite el cargo y por la que transitan otros miembros de la familia. Repleta de recuerdos de viajes, libros y coloridos cuadros de origen latinoamericano, en su cuarto de invitados ha descansado en varias ocasiones Mariano Rajoy en periodos vacacionales compartidos.

Margallo no es capaz de hacer un pronóstico sobre el resultado de las elecciones: “Todas las encuestas dicen que gana el PP y que no tiene mayoría absoluta. Hay un empate muy cerrado entre PSOE, Podemos y Ciudadanos que puede resolverse de forma distinta según computes escaños o votos. La gran incógnita es si PSOE y Podemos pudiesen llegar a una mayoría, que no parece probable, o si llegamos PP y Ciudadanos a hacer un mayoría. Si esa hipótesis que parece más probable tampoco se confirmase, entramos en una combinación muy complicada”, argumenta. “No creo que Podemos y Ciudadanos puedan estar en la misma cesta cuando el primero acepta el referéndum de autodeterminación en Cataluña”.

A su juicio, aunque Ciudadanos no entrase en un futuro Gobierno del PP pero apoyase una investidura, sí debería firmar un pacto estable de legislatura. “En el mundo se van a producir cambios muy importantes, en el sistema de gobierno de Naciones Unidas, en el orden monetario. En el orden comercial vamos a asistir a la extensión de los acuerdos de libre comercio con Estados Unidos. Vamos a un mundo mucho más anclado en el librecambismo y la competencia. Es un modelo que es incompatible con el de Podemos. Si te saltas las reglas no escritas, no cabalgas la ola, como ha pasado en Argentina o Venezuela”, añade.

Desayuno de plátano y fresas con Cantó (C's)

Toni Cantó ha alquilado un pequeño apartamento en el centro de Valencia en el que se ha instalado durante el tramo final de la campaña. Tiene casa familiar en El Saler, pero ha preferido tener la ciudad más cerca. Nacido en la capital del Turia, se trasladó muy joven a Madrid. Número dos de la lista de Ciudadanos por la circunscripción, comienza la jornada con un desayuno de tostadas con mermelada y mantequilla, plátano y fresas en compañía de su pareja. La conversación no tarda en derivar hacia su tránsito del magenta de Rosa Díez al naranja de Albert Rivera. “Lo de UPyD es una pena. Solo queda la dirección. Por razones personalistas no quiso sumar fuerzas ni nada parecido y se cree la reserva espiritual de Occidente. Se han quedado sin votos, sin afiliados y solo quedan ellos. Es una lástima. Hubo mucha gente que dio tanto y se ha ido… Se estudiará en los libros de historia cómo crear un partido, ponerlo en el 10% y hacerlo desaparecer. Es un fracaso monumental”. 

El número dos de Ciudadanos por Valencia, Toni Cantó. (EC)
El número dos de Ciudadanos por Valencia, Toni Cantó. (EC)

Está convencido de que Ciudadanos ha logrado ocupar el espacio que reclamaba la ciudadanía de una fuerza “que regenerara la democracia y peleara por acabar con determinadas instituciones que son inútiles, y que intentara abrir una brecha en el bipartidismo”, afirma. Y remata, en referencia a su nuevo líder: “Como decía Albert: si no se hacía la unión por arriba, se iba a hacer por abajo”.

La campaña de Toni Cantó busca hueco entre sus obligaciones como actor: “Conseguí en la serie que me dieran días libres. Me trasladaron días de trabajo justo antes y justo después de las elecciones. Ayer grabé dos escenas de cuatro páginas cada una, me cogí el AVE y me vine directo a un debate en Levante TV”, explica. Su intención es dedicarse a tiempo completo a la actividad política si resulta elegido diputado en el Congreso.

Oriundo de una tierra de paellas y arroces, añora el arroz con banderas de su madre, el caldoso con acelgas, nabo o habichuelas. En la cocina de los pactos que tendrán que venir tras el 20-D, Cantó es partidario de quedarse en la oposición si no hay opciones de asaltar la Presidencia. “Hemos dicho por activa y por pasiva que no estaremos en ningún Gobierno del PP o del PSOE. Estaremos en la oposición si la gente nos coloca ahí”. ¿Pero habría que investir a algún presidente para que haya un Gobierno? “Creo que lo milagroso de esta situación es que hay tres o cuatro partidos que, según qué encuesta, tienen posibilidades de acceder a la investidura. No descarto que seamos nosotros. Ha habido un subidón impresionante de Ciudadanos en los últimos meses”.

Calamares encebollados con Ábalos (PSOE)

La cocina del número dos de la lista del PSOE por Valencia es pequeña y aseada. Tiene una puerta que da a un pequeño patio de luces repleto de macetas y bidones de agua mineral. “No cocino mucho, pero cuando lo hago a la gente le gusta. Hago unos calamares encebollados estupendos”, señala. Ábalos es hijo de un artesano de muñecas al que la Guerra Civil cortó de cuajo una prometedora carrera como novillero. El parlamentario conserva los carteles en los que anunciaban entre 1934 y 1936, en plena República, las faenas de Heliodoro Ábalos, conocido como 'Carbonerito'.

El candidato socialista al Congreso por Valencia, José Luis Ábalos. (EC)
El candidato socialista al Congreso por Valencia, José Luis Ábalos. (EC)

En casa de Ábalos durmió Pedro Sánchez una noche cuando estaba haciendo campaña interna de primarias a la secretaría general del PSOE. Mientras Ximo Puig y los lermistas (familia política de Joan Lerma en el PSPV) negociaban con Susana Díaz, Sánchez buscó el respaldo orgánico de quien es secretario provincial en Valencia. Por eso Ábalos defiende a su líder frente a las críticas por su posición política. “Pedro se la juega, pero también se juegan Rivera o Iglesias saber si seguirá el invento. El debate quedó muy bien porque no tenía otra. Le dijo a Rajoy lo que más le molesta, lo que ha estado evitando durante toda la legislatura. Hizo la comparecencia del Senado donde mintió a todos y no ha vuelto a hacer ninguna, nos las han vetado todas”, apunta en referencia a las peticiones para que el presidente del Gobierno explique en el Congreso el caso Bárcenas, el escándalo de los sobresueldos y otros asuntos sobre corrupción que afectan al Partido Popular.

Ábalos cree que el PSOE quedará segundo y que si la distancia con Rajoy no es excesiva Ciudadanos tendrá la llave y tendrá que “quitarse la careta”. “Pueden hacer la coartada de dar la gobernabilidad a la lista más votada si es el PP y quedarse en la oposición”, dice en referencia a ese posible acuerdo PP-Ciudadanos. En caso de que los socialistas opten a presidir La Moncloa, admite que tendrán "que pactar” y que “en el Parlamento va a haber mucho juego esta legislatura”.

Pasión arrocera de Baldoví (Compromís-Podemos)

Joan Baldoví. (EC)
Joan Baldoví. (EC)

Sueca es seguramente la población española con más campos de arroz en su término municipal. De sus arrozales inundados con agua del río Júcar salen cada año 40.000 toneladas del cereal. Es la cuna del ensayista Joan Fuster, ya fallecido, considerado el gran padre intelectual del nacionalismo valenciano. De esa fuente bebió en su juventud Joan Baldoví, el cabeza de lista por Valencia de Compromís-Podemos al Congreso de los Diputados

Hijo de agricultores, Baldoví también se crió con el cereal como ingrediente básico de su dieta. De su madre aprendió las mil recetas y formas de cocinar los arroces que son tradición en Valencia. Los caldosos son su especialidad, concretamente los que se cuecen con 'fesols i naps' (alubias y nabos). En su cocina hay naranjas, limones y caquis de los bancales familiares.

Baldoví está convencido de que el 20-D se confirmarán los sondeos que sitúan a Compromís-Podemos por encima del 15% en la Comunidad Valenciana, y que será real la configuración de un grupo parlamentario propio en el Congreso de los Diputados. Sería una circunstancia inédita en la política española, y la ausencia de mayorías absolutas puede permitir a esos siete u ocho parlamentarios tener un papel relevante a la hora de negociar consensos. “No para hacer ningún chantaje. Los valencianos no tenemos que tener ningún privilegio. Soy partidario de que todos tengamos lo mismo, pero ni más ni menos. También los empresarios valencianos han denunciado la escasez de inversiones en los Presupuestos de Rajoy”, señala.

Sobre las acusaciones lanzadas desde formaciones como Ciudadanos de una presunta sintonía entre Compromís y Esquerra Republicana de Catalunya en materia de posiciones independentistas, Baldoví se ríe: “Eso son chorradas. Los valencianos tenemos otros problemas que si independencia sí o no”. Relata la anécdota de uno que quiso convencerlo cuando era alcalde de Sueca para que montase un referendo local y que su municipio fuese el primero valenciano en sumarse al proceso soberanista catalán: “¿Tú crees que los suecanos tienen ese problema hoy?”, confiesa que le contestó. “Los valencianos somos el pueblo que somos y tenemos otros problemas, como la infrafinanciación y las inversiones. No estamos en la historia del independentismo”, insiste.

[Para más información y consultar otros datos, puede descargar gratuitamente la aplicación de El Confidencial, Elecciones 20-D, tanto para dispositivos Android como para teléfonos y 'tablets' de Apple]

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios