comparece en valencia para publicitar el pago

Montoro hace campaña con el FLA para reventar el discurso victimista de Ximo Puig

El presidente valenciano acusa al ministro de electoralismo tras recibir 1.536 millones para cubrir déficit de 2014. El Gobierno ya es dueño del 70 % de la deuda autonómica.

Foto: El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro. (EFE)

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha aprovechado este miércoles el desembolso de 7.043 millones de euros a las autonomías con cargo al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA), para hacer campaña en Valencia y tratar de desarmar el discurso reivindicativo y victimista del presidente de la Generalitat valenciana, Ximo Puig. El mismo día que su departamento ha transferido a las cuentas de la Conselleria de Hacienda 1.536 millones de euros para cubrir el pago de facturas pendientes de pago por exceso de déficit en 2014 el ministro ha comparecido ante los medios de comunicación en la sede de la Delegación de Gobierno para dar cuenta del reparto de fondos “para que las comunidades autónomas puedan pagar a proveedores, conciertos sanitarios, farmacias y suministros”, ha sacado pecho Montoro.

El valenciano es uno de los territorios que más fondos recibirán de este FLA extraordinario, por detrás de Cataluña, que se lleva 3.000 millones. Madrid, con 561 millones de euros, ocupa el tercer puesto, mientras que a Andalucía le corresponden 473 millones. Esta misma tarde Montoro tiene en la agenda una comparecencia similar en Sevilla para explicar la trasferencia de dinero, en una estrategia clara de aprovechar también los desembolsos para contrarrestar el discurso de la presidenta andaluza Susana Díaz a tres días de la cita con las urnas.

La presencia de Montoro en la Comunidad Valenciana ha desatado cierto nerviosismo en el Ejecutivo de Ximo Puig, que ha hecho del maltrato financiero por parte del Gobierno y la insuficiencia financiera derivada del sistema de reparto de recursos de la tarta territorial uno de los ejes de su discurso. A primera hora de la mañana, Presidencia ha convocado a la prensa en el Palau de la Generalitat para una comparecencia urgente del presidente valenciano y su conseller de Hacienda, Vicent Soler. En un claro intento de contraprogramar la visita, Puig ha acusado a Montoro de “electoralismo”, de “ofender a los valencianos” y de “falta de respeto institucional”. “Montoro no viene a dar nada, nos está dando un crédito y vamos a tener que pagar intereses en el futuro”, ha dicho el dirigente socialista.

El president de la Generalitat, Ximo Puig, clausura la jornada 'Valencia, Horizonte 2020'. (Marga Ferrer)
El president de la Generalitat, Ximo Puig, clausura la jornada 'Valencia, Horizonte 2020'. (Marga Ferrer)

El ministro ha negado las acusaciones de electoralismo. “Siempre hacemos estas trasferencias en diciembre. Estamos aplicando Acuerdos de la Comisión Delegada de Asuntos Económicos”, ha explicado. Del mismo modo ha matizado a Puig al explicar que se trata de préstamos que permiten refinanciar deuda de las autonomías a coste cero. “Es una operación financiera positiva, como demuestra que el Tesoro Público está colocando títulos a corto plazo con tipos de interés negativos”. 

En total, Hacienda reparte un “aguinaldo” a las comunidades autónomas de 7.043 millones de euros que permitirán afrontar 650.000 facturas, de las cuales 112.078 corresponden a la Generalitat valenciana. Según los cálculos de Montoro, la asunción de deuda con cargo al FLA permite a los territorios ahorrarse un total en 3.542 millones de euros en intereses, de los cuales 753 millones corresponden a la Comunidad Valenciana.

Deuda por aplazamiento de IRPF de funcionarios

Por su parte, el conseller de Hacienda, Vicent Soler, ha explicado que el Ministerio de Hacienda pretende cobrar al nuevo Gobierno valenciano la “friolera” de 52,5 millones de euros en concepto de intereses de demora por las cantidades impagadas a la Agencia Tributaria por haberse quedado con el dinero de las retenciones de IRPF de la nómina de los funcionarios.

“Para mayor gravedad”, ha añadido Soler, “el Gobierno en funciones pretende cobrarse este dinero el próximo 5 de enero”, víspera de Reyes. “Este es el regalo de Reyes que trae Montoro a los valencianos, eso sí, le anticipo que será el último”, ha sentenciado el conseller.

Estos días ha trascendido que el anterior Consell de Alberto Fabra endosó al nuevo Ejecutivo surgido de las elecciones del pasado 24 de mayo una deuda por aplazamientos de retenciones de IRPF de la nómina de funcionarios de la que quedan por pagar 400 millones a la Agencia Tributaria. A esta cifra hay que sumar un recargo por el aplazamiento, que el Ministerio de Hacienda exige a la Generalitat. 

Montoro, que ha comparecido con el delegado del Gobierno y exconseller de Hacienda, Juan Carlos Morgues, y ha admitido el problema de “infrafinanciación” de la Comunidad Valenciana, ha justificado los aplazamientos en “acuerdos de tesorería entre Administraciones”, aunque ha reconocido que ello implica el cobro de recargos.

Tabmbién ha respondido a Ximo Puig, que le ha reclamado que absorba 16.000 millones de "deuda histórica" derivada de la infrafinanciación, que el Estado ya será acreedor al cierre del ejercicio de 2015 el 70 % de la deuda de la Comunidad Valenciana."No sé de qué se queja el Gobierno valenciano", ha dicho.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios