Operación de 1.200 millones

Marina d’Or busca el dinero de Wanda para impulsar un complejo de 55.800 habitaciones

Los inversores chinos se reunieron la semana pasada con el propietario Jesús Ger para visitar las instalaciones actuales y estudiar los números de la compañía

Foto: El complejo vacacional Marina d'Or situado en Oropesa del Mar, en Castellón. (EFE)
El complejo vacacional Marina d'Or situado en Oropesa del Mar, en Castellón. (EFE)

El grupo inversor chino Wanda negocia la entrada en Marina d’Or para recapitalizar la compañía y participar en el desarrollo de un nuevo macrocomplejo turístico con siete hoteles temáticos, tres campos de golf y un total de 55.800 habitaciones. La operación podría alcanzar los 1.200 millones de euros y supondría para Wanda convertirse en accionista mayoritario de la compañía con el 75 % del capital, según una información avanzada hoy por el Diario del Pueblo, el periódico oficial del Partido Comunista Chino.

Fuentes oficiales de Marina d’Or consultadas por El Confidencial no quisieron confirmar el alcance de las conversaciones aunque sí admiten que el actual propietario Jesús Ger busca desde hace meses nuevos inversores para desarrollar el proyecto Marina d’Or Golf, un complejo ubicado a tres kilómetros de la actual Ciudad de Vacaciones en Oropesa que ocupa más de 18 millones de metros cuadrados y para el que se han barajado cifras de inversión multimillonarias. 

El fundador y presidente del grupo, Wang Juanlin, visitó la semana pasada el complejo actual acompañado por representantes de su compañía, se reunió con Ger y estudió los números del conglomerado turístico, según confirmaron fuentes cercanas a la empresa castellonense. La entrada en Marina d’Or significaría un giro en la estrategia empresarial de Wanda en España, que tenía a Madrid y Barcelona como únicos objetivos.

Marina d'Or anunció en enero que negociaba la entrada de un jaque qatarí en el accionariado del que nunca más se supo

En cualquier caso, Juanlin no es el primer inversor internacional al que Jesús Ger ha intentado implicar en sus proyectos. En enero de este año, la propia Marina d’Or hizo públicas las negociaciones con un fondo catarí para otorgarle entre el 50 % y el 70 % del capital con el objetivo de darle entrada en Marina d’Or en una operación que se valoró en 4.500 millones de euros. Las valoraciones que se barajan ahora, a tenor de la información publicada por el Diario del Pueblo citada por Efe, son bastante inferiores y hablan de 1.200 millones de euros por el 75 % de la propiedad del grupo.

Según explica la propia empresa promotora en su web, el nuevo proyecto que quiere desarrollar presenta un fuerte componente hotelero, 3 campos de golf (dos privados de 18 hoyos y uno en concesión de 9 -con escuela de golf-), zonas comerciales, de restauración y entretenimiento, además de el mayor balneario de Europa, pistas de esquí y playa artificial, etc.  Los hoteles y espacios estarían tematizados recreando distintos lugares del mundo. El complejo prevé el desarrollo de un total de 55.806 habitaciones (46.629 habitaciones hoteleras y 9.177 apartamentos turísticos), de las cuales 3.250 son de proyección temática en 7 hoteles de 400 a 600 habitaciones cada uno.

El proyecto Marina d'Or Golf está atascado por una sentencia del TSJ valenciano que cuestiona las afecciones medioambientales

Este proyecto está actualmente atascado por razones económicas, pero también judiciales. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana cuestiona las afecciones medioambientales. Jesús Ger ha recurrido al Tribunal Supremo, que ya validó esta verano la aprobación del Plan de Actuación Integrada (PAI) tras aceptar un recurso de la empresa promotora Construcciones Castellón 2000 y la Generalitat valenciana contra una primera sentencia del TSJ que anuló el proyecto.

Por su parte, el gigante chino ya desembarcó en España en 2014 con la compra del emblemático Edificio España, situado en Madrid, por 265 millones de euros, y continuó este año adquiriendo una participación del 20 % en el capital del Atlético de Madrid por unos 50 millones. También continúan las conversaciones entre Wanda y las autoridades españolas para levantar un complejo de viviendas y ocio en el suroeste de Madrid, el proyecto conocido como "Operación Campamento”. No obstante, esta iniciativa está atascada desde hace meses. Su desarrollo está previsto en parte en terrenos del Ministerio de Defensa que todavía no han salido a subasta y por que el prevén pujar también otros fondos inmobiliarios.

Marina d’Or es un grupo con el corazón partido. La división hotelera presenta beneficios, pero la filial inmobiliaria Comercializadora Mediterránea de Viviendas está en concurso de acreedores con un pasivo de algo más de 100 millones de euros que tiene a la Sareb y al Banco de Sabadell (cubierto por el esquema de protección de activos heredados de la CAM) como principales acreedores.

La matriz de Jesús Ger, Gestión Cartera Castellón SL, presentaba a cierre de 2014 un patrimonio neto de 55 millones de euros. La división hotelera Hoteles Marina d’Or facturó más de 38 millones de euros euros y obtuvo un resultado de explotación de 3,1 millones y un beneficio neto de algo más de 620.000 euros. Tiene 86 millones de euros en reservas y deudas a largo plazo por importe de 113 millones de euros.

 

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios