El pacto soberanista 'antiPSC' complica el final de campaña a ERC y al PDeCAT
  1. España
  2. Cataluña
Borràs fue la primera en firmar

El pacto soberanista 'antiPSC' complica el final de campaña a ERC y al PDeCAT

El acuerdo tampoco tiene mayor trascendencia. ERC, por ejemplo, se ha negado en redondo a extrapolarlo a Madrid, al Congreso, como pretendía Borràs, para romper con Pedro Sánchez

placeholder Foto: El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonés. (EFE)
El candidato de ERC a la presidencia de la Generalitat, Pere Aragonés. (EFE)

El pacto 'antiPSC' que han firmado Laura Borràs, Dolors Sabater, Esther Ormella, Àngels Chacón y Sergi Sebrià complica el final de campaña del PDeCAT y ERC. Estos dos partidos fueron los últimos en firmar el documento impulsado por un colectivo independentista muy minoritario, Catalans per la Independència. Con su compromiso de cerrar cualquier vía para que Salvador Illa sea 'president', ha quedado en evidencia que el PDeCAT queda en una posición complicada, al aparecer asociado con la CUP, y que ERC se muestra en un grado supeditado a la primera firmante, la candidata Borràs. Pero justo las exigencias de esta última hacen que el pacto tampoco tenga mayor trascendencia. ERC, por ejemplo, se ha negado en redondo a extrapolar el acuerdo a Madrid, al Congreso, como pretendía Borràs.

El PDeCAT queda asociado a la CUP, pero Àngels Chacón mantiene que la firma no supone ninguna novedad. “No daremos ningún apoyo a ningún candidato del PSC ni de la CUP”, ha asegurado en TV3. Pero al haber firmado, ha quedado alineada con los anticapitalistas que lleva criticando toda la campaña. Marta Pascal, del PNC, ha visto el hueco rápido defendiendo que “los que quieren que todo siga igual se preparan para repartirse de nuevo las sillas. JxCAT, ERC, PDeCAT y la CUP van del brazo. Más de lo mismo. El PNC solo se comprometerá con quien rechace la desobediencia, acepte concierto económico, rebaje impuestos y defienda la escuela concertada”.

Pacto independentista contra Salvador Illa

Para ERC, la cuestión es más difícil. Para algunos, los republicanos se han visto arrastrados por el ala radical y ahora quedan con las manos atadas. Para otros, la firma ha sido puro tacticismo de campaña. Firmaron los últimos. En la práctica, no podían negarse. Y al hacerlo desmontan la principal crítica que les hacen desde JxCAT hasta Cs, que están negociando en secreto un tripartito con el PSC y los 'comunes'.

Algunos han comparado este compromiso con el Pacto del Tinell, donde se gestó el primer tripartito. Pero en muchos sentidos no es lo mismo. Un grupo de miembros de la ANC de segunda fila crearon Catalans per la Independència. Se trataba de Maria Mas, de la ANC en l'Alt Urgell; Montse Martí, de la Segarra; Marga Sales, del Rosselló; Juan Gil, de Sant Antoni, y Òscar Molinos, de Sant Martí. También forman parte la excoordinadora de la sectorial de audiovisuales Míriam Tulla y Manel Abellán.

Foto: Documento firmado por los partidos independentistas. (Europa Press)

La senda del documento

El colectivo redacta un documento, un prólogo criticando a los partidos constitucionalistas y que acaba con la petición de no pactar con Salvador Illa y cerrarle cualquier posibilidad de ser 'president'. El día 8 de febrero se presentan en un mitin de Lleida de Laura Borràs, que firma entusiasmada. Al día siguiente, se suman Dolors Sabater (CUP) y la candidata de Primàries, una formación alineada con la ANC. Ese mismo día, Sabater y Borràs coinciden en el debate de TV3, pero ocultan que han firmado el manifiesto pese a que hay un bloque específico del debate dedicado a pactos poselectorales.

Cualquier minoría, por pequeña que sea, puede arrastrar a grandes partidos soberanistas


Al día siguiente, se presentan en las sedes de ERC y el PDeCAT. Según la versión de ERC, Aragonès no firma porque se encuentra camino de un acto en Manresa. Pero lo hace Sergi Sebrià, una de las caras más conocidas del partido. Aragonès aseguró ayer: “No tengo ningún problema en firmarlo en persona”, ante las acusaciones veladas de Borràs, que asegura que no se fía de los republicanos. ERC lleva meses reiterando que no pactará con el PSC. Por tanto, la novedad es relativa. O no tanto. Un grupúsculo del todo marginal ha llevado a cuatro grandes partidos a unas posiciones que luego costará justificar.

Foto: El candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa. (EFE) Opinión
Un cordón de estupidez
Josep Martí Blanch

Esa noche, Catalans per la Independència lo anuncia en redes. Hay fotos de los firmantes en el momento de la rúbrica. Todos quedan retratados. Parece raro firmar un acuerdo contra la socialdemocracia, pero todos los firmantes aseguran que está justificado por la aplicación del 155. Todo un tanto extraño, que solo reafirma las elecciones del 14-F como un plebiscito sobre la figura de Salvador Illa.

Pacto en negativo

En cuanto Borràs empezó a subir el precio exigiendo que ERC rompiese sus acuerdos con el PSOE en el Congreso y el Senado, quedó claro que el propio pacto era imposible de leer en positivo. Los republicanos se han negado en redondo. La mesa de diálogo sigue siendo uno de sus grandes argumento de campaña. Es decir, tampoco significaba que los cuatro partidos con representación parlamentaria pudiesen firmar un acuerdo de gobierno. PDeCAT y la CUP se siguen excluyendo mutuamente. Borràs no garantiza que vaya a investir a Aragonès si este queda primero en el bloque soberanista. Y hay dudas sobre si la CUP considera a Borràs como una presidenciable válida por sus problemas judiciales. Por tanto, al mismo tiempo que el compromiso sirve para vetar el acceso de Illa a la Generalitat, también hace muy probable que nadie pueda formar Gobierno tras la constitución de un Parlament fragmentado y polarizado. Repetir los comicios puede acabar siendo la opción más probable.

¡Suscríbete a El Confidencial!

¿Quieres leer El Confidencial sin límites? Suscríbete ya y no te pierdas las grandes exclusivas, las noticias más relevantes y las opiniones de nuestros expertos influyentes.

Únete a los más de 20.000 suscriptores que impulsan la independencia de El Confidencial.

PSC Partit Demòcrata Català (PDeCAT) Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Salvador Illa Nacionalismo Junts per Catalunya Generalitat de Cataluña Cataluña Parlamento de Cataluña
El redactor recomienda