Jornada de reflexión en Cataluña: qué se puede hacer y qué no en víspera de elecciones
  1. España
  2. Cataluña
Elecciones 14-F

Jornada de reflexión en Cataluña: qué se puede hacer y qué no en víspera de elecciones

La jornada de reflexión, regulada por la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), implica que se prohíban ciertas acciones durante las 24 horas previas al proceso electoral

placeholder Foto: Pedro sánchez y Salvador Illa en un acto del PSC en Girona. (EFE)
Pedro sánchez y Salvador Illa en un acto del PSC en Girona. (EFE)

Este próximo domingo tendrán lugar las elecciones de Cataluña, una cita que se antoja de suma importancia para el futuro inmediato de la comunidad, enfrascada, como el resto de España, en la lucha contra la pandemia del coronavirus y la crisis económica. Una vez superada la campaña, en la víspera de los comicios siempre llega el turno de la llamada jornada de reflexión. Sin embargo, esta ni se llama así ni muchos analistas la entienden en la actualidad. Se trata de un día que se da a los votantes para pensar y decidir su voto al día siguiente, y que muchos expertos consideraron antaño una herramienta útil tras el fin de la dictadura, decisión motivada por tratarse de una población que no estaba acostumbrada a participar de procesos democráticos.

Regulada por la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG), este concepto realmente no está definido con claridad e implica que se prohíban ciertas acciones como la difusión de propaganda electoral o la realización de actos de campaña durante las 24 horas previas al proceso electoral. Estas prohibiciones son vistas como anacronismos por muchos expertos, ya que las encuestas y el CIS indican a que un porcentaje importante de los votantes se deciden el último día.

A esto se le suma la cantidad de posibilidades de acceso a fuentes de información que tenemos a nuestro alcance, con redes sociales, internet, etcétera, por lo que parece ser una jornada que ha dejado de tener el sentido que se le dio en su momento. No obstante, infringir la jornada de reflexión puede suponer sanciones de tres meses a un año de prisión, multas de 12 a 24 meses e inhabilitación especial para profesión, oficio, industria o comercio por tiempo de uno a tres años.

Foto: Salvador Illa y Pere Aragonès, en diciembre. (EFE)

¿Qué se prohíbe?

En otros países también tienen jornada de reflexión, pudiéndose encontrar algunos casos con restricciones muy estrictas, llegando incluso a prohibir la venta de alcohol, como es el caso de Argentina o México. En España no es una ley especialmente severa, aunque sí puede considerársela así en términos de información electoral. Está prohibido pedir el voto o hacer campaña, así como la publicación, difusión o reproducción de sondeos electorales, independientemente del medio de comunicación por el que sean transmitidos, y no solo en jornada de reflexión, sino también durante los cinco días previos a las elecciones. Sin embargo, esta prohibición se ‘salva’ con las denominadas 'encuestas prohibidas', que se publican en prensa extranjera, ya que fuera de España no están prohibidos los 'trackings' diarios en estos días.

Esta legislación está vigente desde 1985, si bien, en el año 2011 se modificó para incluir la reproducción de los sondeos en el delito, debido principalmente a la llegada de las redes sociales, aunque la norma no termina de ser clara sobre si estas entran dentro del concepto de medios de comunicación. Si bien, esta no es la única duda que ha surgido durante los últimos años. Con el nacimiento del Movimiento 15-M, surgió la incógnita sobre si las manifestaciones públicas entraban dentro de las prohibiciones de la jornada de reflexión. Y lo cierto es que, en un principio, toda manifestación política que pida el voto para alguien está penada, pero en virtud de una sentencia de 2010 del Tribunal Constitucional se avaló la celebración de protestas, siempre que se considere que su influencia en el voto sea baja.

Elecciones Cataluña 2021 Cataluña
El redactor recomienda