Iglesias torpedea la campaña de los comunes y enfada a Colau
  1. España
  2. Cataluña
FUGA DE VOTOS AL PSC

Iglesias torpedea la campaña de los comunes y enfada a Colau

El precio de reforzar su papel de hombre fuerte de las mayorías en el Congreso está siendo la campaña de las catalanas, donde los de Jèssica Albiach van a la baja, según las encuestas

placeholder Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias (i), junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)
El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias (i), junto a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)

Los comunes son el socio deseado estas elecciones. Después del 14-F, todos quieren pactar con ellos menos el PDeCAT. Pero hay un problema. Fuentes de los comunes explican el malestar de la formación de Ada Colau y la candidata a presidir la Generalitat, Jéssica Albiach, con las actuaciones de Pablo Iglesias en estas catalanas. Empezó denominando exilio a la huida de Carles Puigdemont y ha seguido con duras declaraciones al diario 'Ara' en las que aseguró que en “España no hay una situación de plena democracia”. Cada paso del líder de Podemos en Cataluña es otra fuga de votos de los comunes hacia el PSC, según coinciden en señalar fuentes de los comunes.

Si todas estas declaraciones de Iglesias no encajan con su papel de vicepresidente, con la consiguiente irritación de Pedro Sánchez, tampoco lo hacen con su papel de socio de Ada Colau en Cataluña. El partido de Iglesias ya ha desaparecido del Parlamento gallego tras su ruptura con las Mareas. Ahora, una debacle en Cataluña sería fatal.

Foto: El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias (d), interviene en la sesión de control al Gobierno, en presencia del presidente, Pedro Sánchez (i), y la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, este miércoles. (EFE)

Es como si Pablo Iglesias no entendiese que aunque la dirección de partido pueda reflejar una cierta sensibilidad hacia posiciones independentistas, no pasa lo mismo con sus votantes, que de manera mayoritaria son contrarios a separarse de España. La posición histórica de los comunes ha sido defender el denominado 'derecho a decidir': negociar un referéndum pactado que permita a cada cual votar en conciencia, sin que el partido se moje en una dirección o en otra.

Fuentes de los comunes entienden que con este tipo de declaraciones Pablo Iglesias pretende fortalecer su papel de hacedor de mayorías para el Gobierno. Su debilidad es que cuenta con 35 escaños. De manera que su estrategia para fortalecer su posición en el Ejecutivo de coalición es arrogarse su condición de interlocutor con otras fuerzas que sumen votos para el equipo de Pedro Sánchez, tal y como ya hizo en los Presupuestos.

Foto: El vicepresidente, Pablo Iglesias. (EFE) Opinión

Eso supone convertirse en un interlocutor privilegiado de ERC —13 escaños que lidera Gabriel Rufián— y en menor medida de JxCAT, en este momento cuatro escaños más, ya que los otros cuatro son del PDeCAT.

Dinamitando una campaña

El precio de reforzar su papel de hombre fuerte de las mayorías parlamentarias en favor del Gobierno está siendo la campaña de las catalanas, donde los de Jéssica Albiach van a la baja y en nada ayuda cada vez que Pablo Iglesias abre la boca. Ni para dar la razón al ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, igual que ha hecho el independentismo en pleno.

Albiach ha intentado desmarcarse. Ha asegurado en TVE que nunca votaría a Laura Borràs candidata a la presidencia de la Generalitat porque en su lista “hay personas que a gente como yo, que ha venido de fuera, los consideran colonos”, en una clara alusión al número tres de JxCAT por Barcelona, Joan Canadell.

Albiach ha intentado marcar perfil propio asegurando que evitará pactar con Borràs


No es la única campaña que refleja problemas internos. La CUP ha rectificado a su candidata Dolors Sabater en varias ocasiones. Pero la dimensión mediática de Pablo Iglesias es mucho mayor.

Las andaluzas, a las puertas

El problema trasciende Cataluña. La política de alianzas de Podemos con izquierdas regionales está en cuestión. No solo por Galicia. También en Andalucía, tras romper con Teresa Rodríguez y Adelante Andalucía. Además, este tipo de posiciones a favor del separatismo catalán no ayudan si luego hay que presentarse a la presidencia a la Junta de Andalucía.

Con todo, Pablo Iglesias está fascinado con el republicanismo de ERC y con la capacidad de ruptura que ha mostrado el independentismo respecto al régimen del 78, según explican fuentes cercanas al vicepresidente. Eso hace que se sienta cómodo en este nuevo rol que incluso está sorprendiendo, para mal, a sus socios catalanes.

Los comunes son el socio deseado estas elecciones. Después del 14-F, todos quieren pactar con ellos menos el PDeCAT. Pero hay un problema. Fuentes de los comunes explican el malestar de la formación de Ada Colau y la candidata a presidir la Generalitat, Jéssica Albiach, con las actuaciones de Pablo Iglesias en estas catalanas. Empezó denominando exilio a la huida de Carles Puigdemont y ha seguido con duras declaraciones al diario 'Ara' en las que aseguró que en “España no hay una situación de plena democracia”. Cada paso del líder de Podemos en Cataluña es otra fuga de votos de los comunes hacia el PSC, según coinciden en señalar fuentes de los comunes.

Pablo Iglesias Unidas Podemos Cataluña Catalunya en Comú-Podem Generalitat de Cataluña Ada Colau
El redactor recomienda