Del impuesto por mascota a salir de la UE: las propuestas más insólitas del 14-F
  1. España
  2. Cataluña
Programas para sorprender a los ciudadanos

Del impuesto por mascota a salir de la UE: las propuestas más insólitas del 14-F

Unas por curiosas, otras por inusuales y otras por quiméricas, algunas de estas medidas están destinadas a adornar los programas electorales y muchas no tienen mayor recorrido

placeholder Foto: Los nueve principales candidatos a presidir la Generalitat, en el debate de RTVE. (EFE)
Los nueve principales candidatos a presidir la Generalitat, en el debate de RTVE. (EFE)

Las campañas electorales son pródigas en sorpresas, especialmente por algunas de las propuestas que quieren atraer votantes. Más allá de las propuestas pragmáticas y realistas, algunos partidos incluyen promesas que no se ajustan a los estándares de la oferta política y que no son más que un brindis al sol. Unas por curiosas, otras por inusuales y otras por quiméricas, algunas de estas propuestas están destinadas a adornar los programas electorales y muchas no tienen mayor recorrido, aunque otras podrían incluso llegar a ser aplicadas. Ahí entran desde impuestos por tener mascota hasta la prohibición de zoos, pasando por la creación de una asignatura obligatoria de educación afectivo-sexual, la supresión de TV3 o del Diplocat, la salida de la UE, la suspensión del pago de la deuda o la celebración de un nuevo referéndum (punto común a todas las fuerzas independentistas).

Una de las más llamativas es la supresión de TV3, anunciada por Vox a través de su candidato, Ignacio Garriga. Esta formación también quiere cerrar el Diplocat, devolver al Estado competencias en sanidad, educación e interior y una "reducción drástica de todos los impuestos".

Foto: El candidato a presidir la Generalitat, Salvador Illa. (Reuters)

Una de las propuestas más estrambóticas, no obstante, es la de JxCAT de reconocer al Consell per la República, un extraño organismo creado por Carles Puigdemont en Waterloo, como "autoridad nacional, apoderándolo para liderar el movimiento independentista, en tanto que depositario del mandato del 1-O". En esa línea, apuesta también por "activar la Declaración de Independencia si el soberanismo supera el 50% de los votos". JxCAT propone también dotar a los catalanes "de una identidad digital catalana autosoberana bajo premisas de ciberseguridad" y disponer de una Agencia de Ciberseguridad que, en algunos círculos ‘indepes’ se interpreta como el núcleo de lo que serían unos servicios de inteligencia propios, es decir, el embrión del 'CNI catalán'.

También quiere potenciar la Agencia Tributaria Catalana (ATC) "para que tenga capacidad para gestionar el 100% de los impuestos que se pagan en Cataluña". Esa es, precisamente, una de las principales 'estructuras de Estado' que los independentistas querían preparar para el 1-O. Otra de esas estructuras que promete crear es el Banco Nacional de Cataluña a partir del Instituto Catalán de Finanzas (ICF). En estos dos objetivos coincide con ERC, que plantea propuestas similares en su programa: el despliegue de la ATC y la creación de una banca pública a partir del ICF.

La CUP se lleva la palma

La CUP es quien se lleva la palma. Su primera propuesta es el rechazo a formar parte "de la UE, del euro, de la OTAN y del Euroejército. Queremos promover el cierre de todas las bases militares". También quiere "prohibir los zoológicos, colecciones, espectáculos y exhibiciones de animales". Y prohibir la compraventa de mascotas o "animales de compañía", ya sean domésticos o silvestres. En ese sentido, otra de las propuestas estrella es pagar un impuesto por tener gatos o perros. Propone, asimismo, "reconocer oficialmente que los animales tienen sentimientos, como se ha hecho en Nueva Zelanda". ERC, en cambio, propone modificar el Código Civil para "establecer el régimen de tenencia y cuidado de los animales domésticos en caso de separación o ruptura".

La formación anticapitalista propone también "expropiar, sin compensación económica, edificios vacíos en desuso de los propietarios", o toda vivienda vacía "propiedad de entidades financieras y grandes tenedores". Algunas de sus propuestas pueden ser polémicas, como la de "suspender inmediatamente el pago de la deuda" o la nacionalización de las empresas que anuncien su cierre. En materia económica, llama la atención otra de sus promesas: no renovar ninguna concesión de autopistas de peajes y que las vías de comunicación pasen a depender de una empresa pública. JxCAT, aseguró Laura Borràs, incluye la "eliminación de los peajes de autopista para implantar la viñeta", aunque esta medida se aleja de la de la CUP.

La CUP propone "reconocer oficialmente que los animales tienen sentimientos, como se ha hecho en Nueva Zelanda"

En la misma línea se sitúa la propuesta 'cupera' de nacionalizar todas las redes de transporte y de distribución de energía y la de crear una 'tasa covid' para las grandes fortunas, prohibiendo las socimis, Evte o Sicav. En materia económica, quiere "recuperar todos los activos en territorio catalán de Bankia, que han de servir para comenzar el despliegue de la nueva banca pública comercial". También es espectacular otra de sus ideas: "La organización de una red civil de ciudadanía catalana que no esté pagada por el Gobierno y que trabaje en contacto directo con la Consejería de Exteriores". De ese modo, se mantendría la propaganda internacional aunque se corten los salarios a los funcionarios implicados. No especifica, en cambio, cómo se mantendría esa red exterior.

Como medida simbólica, los 'cuperos' proponen declarar hábil el 12 de octubre e inhábiles los días 1 y 3 de octubre, fechas del referéndum y de la huelga, o garantizar "el derecho de la población a vivir en un ambiente sano y ecológicamente equilibrado". También apuestan por prohibir los transgénicos o el uso de productos fitosanitarios en espacios y parques públicos, proponiendo la implantación de impuestos al plástico, a los envases de un solo uso o al consumo de agua para usos turísticos.

Expropiación de Jefatura

ERC, por su parte, lleva en uno de sus puntos "impulsar una reforma horaria para liberar tiempo y facilitar unos hábitos más saludables para las personas trabajadoras", propuesta que ya lleva años debatiéndose en Europa e incluso en España. Propone, en este sentido, promover "pactos del tiempo" en el ámbito municipal para conseguir que en 2025 los horarios de Cataluña se equiparen a los de Europa.

En materia de vivienda, los republicanos proponen "impulsar el uso de la madera constructiva a través de un Plan Estratégico para la construcción en madera", ya que es "el único material de construcción natural, renovable e inagotable que existe". Y en su programa añaden la propuesta estrella de "convertir la Jefatura Superior de Policía de Barcelona, en Via Laietana, en un centro de interpretación de la memoria", desalojando de la misma a la cúpula de la Policía Nacional.

placeholder El exconseller de la Generalitat, Raúl Romeva, durante un acto electoral que ERC. (EFE)
El exconseller de la Generalitat, Raúl Romeva, durante un acto electoral que ERC. (EFE)

Ciudadanos, por su parte, promete reducir el número de consejerías, altos cargos y asesores y eliminar los aforamientos del 'president', consejeros y diputados del Parlament, así como el proyecto de 'República Digital' o el programa espacial iniciado con la puesta en órbita de dos nanosatélites, que ha puesto en marcha el independentismo. La supresión de la pensión vitalicia de los expresidentes es otro de los proyectos. En materia de Administración, C’s pretende cerrar el Consejo del Audiovisual de Cataluña (CAC) y el Diplocat. Asimismo, eliminará las multas por rotular solo en castellano, propuesta también recogida por PSC y PP. También nombrará un coordinador Covid en cada centro educativo. Asimismo, suspenderá la tasa turística (otros partidos quieren incrementarla) y creará un bonus turístico para que las familias catalanas veraneen dentro de Cataluña. En materia social, quiere aprobar una ley para la igualdad del pueblo gitano y aprobar una ley de lucha contra la ocupación ilegal.

Los socialistas, que proponen medidas federalizantes, destacan por la creación de un Consorcio entre la Agencia Tributaria y la Generalitat, figura ya prevista en el Estatuto que nunca se llegó a implementar. Su intención es llegar a un "cogobierno en un Estado federal", crear un fondo catalán extraordinario para la reconstrucción social y económica de como mínimo 300 millones de euros y aprobar un plan de financiación para el sector de la automoción de 500 millones hasta el año 2023. Defienden también "la cocapitalidad estatal de Barcelona, con la localización de sus instituciones estatales". Una de esas instituciones podría ser el Senado. Otro de los puntos no deja de ser insólito: racionalización de las subvenciones a los medios de comunicación privados. Por otro lado, propone retirar los símbolos religiosos en edificios públicos. Salvador Illa promete una ley de ciberseguridad que derogue la Agencia de Ciberseguridad creada por el independentismo y hacer aprobar una ley electoral propia con 7 demarcaciones.

Reformar la Constitución

Los comunes, por su parte, llevan como propuesta estrella el "acordar un procedimiento que permita consultar a la ciudadanía sobre el futuro político y regule el referéndum" y una nueva disposición adicional para Cataluña en la Constitución para que sea reconocida su singularidad nacional y voluntad de autogobierno que garantice además la bilateralidad con España. Una vez conseguido eso, apuesta por elaborar una Constitución Catalana en el marco de un Estado Plurinacional. Promete, además, aprobar un nuevo modelo de financiación, desarrollar "una Hacienda propia y solidaria para Cataluña" y la participación de la Generalitat en organismos del Estado y en la designación de órganos como el CGPJ, Hacienda, el Tribunal de Cuentas o el Banco de España.

Entre las propuestas más llamativas de Catalunya En Comú Podem (CECP), figuran la creación de una asignatura obligatoria de educación afectivosexual, la erradicación de la tauromaquia, "reconocer a los animales como seres sensibles al dolor y al padecimiento, dotados de sensibilidad psíquica" y aumentar los controles "para acabar con la cría y venta ilegal de animales de compañía", así como una regulación más restrictiva de la caza. De manera parecida a las propuestas de ERC, también los comunes quieren impulsar un pacto nacional por el tiempo.

Foto: Manifestación contra el 'procés' en Barcelona convocada por Sociedad Civil Catalana en 2019. (EFE)

Asimismo, proponen la creación de una Banca Pública de Financiación de la Vivienda, así como la prohibición de las socimis expropiando su cartera de pisos, introduciendo nuevos impuestos que graven el lujo y los bienes suntuarios. En Comú Podem también quieren transformar el ICF en una banca pública.

El PP propone poner en marcha una línea de préstamos y avales de hasta 100.000 euros para autónomos y microempresas a tipo de interés 0 y 10 años de retorno para garantizar liquidez. Contrariamente a lo que pretenden algunos de sus rivales, los populares quieren bajar impuestos y subir el mínimo exento de tributación en el impuesto de sucesiones.

El Front Nacional de Catalunya (FNC), una pequeña formación 'indepe', lleva como propuesta curiosa "fomentar la natalidad vinculada al raigambre para garantizar la tasa de reemplazo generacional". Otra de las ideas que tiene es "fundar e impulsar la occitanoromanía, un espacio de afinidad identitaria y de relaciones humanas y comerciales de carácter supranacional basado en la hermandad lingüística e histórica de Cataluña y Occitania (a imagen y semejanza de espacios de afinidad identitaria como la hispanidad o la francofonía)".

Esta formación lleva en otro de sus puntos "subvencionar medios escritos en papel o digitales que exclusivamente se editen en catalán/occitano. Las segundas versiones traducidas del castellano no tendrán ningún apoyo". En esa misma dirección se sitúa la propuesta de "estipular la obligatoriedad para la población extranjera en situación legal de declarar su patrimonio exterior para optar a ayudas sociales" y "estimular que las entidades o las empresas públicas catalanas contraten y compren a empresas con sede en Cataluña". O la de "erradicar el turismo sanitario público de pacientes de países con los cuales no haya los convenios bilaterales idóneos".

Independencia de Cataluña Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) CUP
El redactor recomienda