El Govern acusa al TSJC de injerencia política por mantener las elecciones catalanas el 14-F
  1. España
  2. Cataluña
OTRO PULSO CON LA JUSTICIA

El Govern acusa al TSJC de injerencia política por mantener las elecciones catalanas el 14-F

Para el presidente en funciones, Pere Aragonès, "es un intento de condicionar la política catalana y dejarla en manos de la Justicia"

Foto: El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, acompañado por la 'consellera' de Presidencia, Meritxell Budo. (EFE)
El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés, acompañado por la 'consellera' de Presidencia, Meritxell Budo. (EFE)

La Generalitat preparó una declaración institucional para defender al 'conseller' de Exteriores, Bernat Solé, inhabilitado durante un año por haber colaborado con el 1-O en 2017 cuando era alcalde de Agramunt, pero tuvo que pronunciarse sobre la decisión del TSJC de aceptar las cautelares que habían pedido algunos partidos y agrupaciones, como la Lliga Democràtica y que fija, por lo tanto, la fecha electoral en el 14-F y no el 30 de mayo como quería la Generalitat. Tanto el presidente en funciones, Pere Aragonès, como la portavoz de la Generalitat, Meritxell Budó, calificaron ambas actuaciones como una “injerencia” de los tribunales en la política catalana. De nuevo, se volvió a poner el objetivo en la Justicia justo antes de que empiece la campaña electoral.

En una declaración oficial en el patio del Palau de la Generalitat, con todo el ejecutivo catalán detrás de ellos respaldándole, Pere Aragonès denunció que “también hemos conocido que el TSJC decide mantener las medidas cautelares contra el decreto que fijaba como fecha electoral el 30 de mayo. Es un intento de condicionar la política catalana y dejarla en manos de la Justicia”.

Foto: El vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés (c); el presidente del Parlament, Roger Torrent (i), y el conseller de Exteriores, Bernat Solé (d). (EFE)

“Estamos delante de una irresponsabilidad que hace que muchos ciudadanos tengan que escoger entre el derecho de voto y el derecho a la salud”, ha lamentado hoy el vicepresidente económico de la Generalitat.

Pere Aragonès ha recordado que "se aprobó este decreto de acuerdo con todos los partidos, este tribunal sigue sin entrar en el fondo de la cuestión y mantiene la incertidumbre. No hemos recibido todavía una notificación formal. Cuando la tengamos, daremos una rueda de prensa para responder todas la preguntas".

Sobre el rechazo electoral, Budó ha apuntado que "en cuestión de horas hemos conocido dos noticias que suponen una injerencia interna. Por un lado el 'conseller' Bernat Solé ha estado privado de su derecho a la participación política, Hace un año le pasó lo mismo a Quim Torra por defender la libertad de expresión. Esta represión no nos detendrá. Al contrario, en este país los 'consellers' y 'conselleras' no los ponen los jueces. No normalizamos porque no aceptamos estas sentencias injustas. Seguiremos todos los caminos jurídicos y políticos para combatirlos".

“El derecho a votar esta en cuestión. La suspensión de las elecciones y la nueva fecha ha sido alterado poniendo en riesgo la salud y el procedimiento electoral. La situación es muy grave”, ha advertido la 'consellera' portavoz, de nuevo dibujando un entorno de pulso legal entre la Generalitat y los tribunales.

Sobre la inhabilitación del 'conseller' de Exteriores y Participación, Aragonès ha querido resaltar "nuestro rechazo más enérgico contra la sentencia que inhabilita al 'conseller'. Hoy es un día muy triste para todos los ciudadanos con fuertes convicciones democráticas. Es la represión que no se para contra el independentismo. Estamos ante la permanente judicialización de la política catalana".

Denuncia de causa general

Para Aragonès, “hay una causa general contra el independentismo. El 'conseller' Soler es el primer alcalde condenado por su compromiso con la ciudadanía y por haber querido decidir de manera libre el destino de este país. El 'conseller' Solé es un demócrata que defendió las urnas el 1 de octubre. Por eso estamos al lado del conseller Solé. Llevamos más de tres años de represión permanente, pero la represión nunca formará parte de la solución, la cual pasa por la amnistía y la autodeterminación”.

Por su parte, Bernat Solé, el perjudicado por la inhabilitación, que no es firme hasta que la ratifique el Tribunal Supremo, “hoy me han condenado a un año de inhabilitación y volvería a estar al lado del pueblo para no desobedecer la voluntad ciudadana. Escuchar a la gente, entender a la gente es nuestro compromiso democrático. Esta es una sentencia contra el centenar de alcaldes que colaboraron con el 1-O. La judicialización no se para y hoy lo hemos visto con la sentencia que ha dictado mi inhabilitación". Y ha añadido: “Nuestro compromiso democrático es más firme que nunca. Seguimos adelante por Cataluña y por la libertad”.