Elecciones Cataluña 2017: El cinturón rojo de Barcelona ha muerto. Paso al cinturón naranja Elecciones Catalanas
el psc no es el más votado en ninguna localidad

El cinturón rojo de Barcelona ha muerto. Paso al cinturón naranja

Ciudadanos ha barrido al PSC del área metropolitana de Barcelona, ciudades cuyos alcaldes son en su mayoría socialistas y donde se juega un buen número de escaños por su numerosa población

Foto: Simpatizantes de Ciudadanos celebran la victoria electoral en las elecciones catalanas. (EFE)
Simpatizantes de Ciudadanos celebran la victoria electoral en las elecciones catalanas. (EFE)

El antaño cinturón rojo de Barcelona sigue adelante con su paso al lado naranja del espectro político en las elecciones catalanas del 21 de diciembre. Ciudadanos ha sido el partido más votado en la inmensa mayoría de las ciudades que componen el área metropolitana barcelonesa, incluida la capital, en los comicios celebrados ayer. El gran perdedor del avance de la formación liderada por Inés Arrimadas ha sido el PSC, que se ha visto superado de manera holgada por Ciudadanos. De hecho, el partido de Miquel Iceta solo ha ganado en dos municipios catalanes, ambos en el valle ilerdense de Arán.

Empezando por Barcelona, donde ha obtenido el 24% de los votos, tres puntos porcentuales más que ERC y casi diez más que PSC, el cuarto partido más votado, la formación naranja también ha copado el triunfo en las ciudades próximas como L’Hospitalet de Llobregat, Cornellá, Santa Coloma de Gramanet o Gavá. Ciudadanos le debe gran parte de su triunfo electoral a su incontestable ascenso en el cinturón rojo barcelonés, área en la que se juega un importante número de escaños debido a su numerosa población. No en vano, las tres comarcas que aglutinan estos municipios –Barcelonès, Baix Llobregat y Vallès Occidental– son las más pobladas de toda Cataluña.

La paradoja del triunfo naranja reside en que tiene lugar en localidades cuyos alcaldes son en su mayoría socialistas merced al triunfo del PSC en estas ciudades en las elecciones municipales de mayo de 2015. En esos comicios, Ciudadanos no ganó en ninguna localidad catalana ni obtuvo ninguna alcaldía. Sin embargo, el voto del cinturón rojo ha tornado al naranja en las dos últimas autonómicas, especialmente en los comicios celebrados ayer.

En una docena de estas ciudades próximas a Barcelona el PSC obtuvo la segunda posición. Eso sí, a gran distancia de Ciudadanos. Donde más se acercaron los socialistas a la candidatura liderada por Inés Arrimadas fue en Cornellà, donde se quedaron a ‘tan solo’ nueve puntos porcentuales (33,4% por 24,7%). Esta distancia entre el primero y el segundo se va ampliando hasta los 17 puntos de Montornès del Vallès, una ciudad de apenas 16.000 habitantes en la que Ciudadanos prácticamente dobló en votos al PSC.

El reto que le queda ahora por delante al partido de Albert Rivera es trasladar el voto autonómico a Ciudadanos del cinturón rojo a comicios locales y nacionales. Mientras el PSC ha dominado en los primeros, en las elecciones generales En Comú Podem se ha crecido en el área metropolitana de Barcelona. Por delante queda un año y medio de campaña para las elecciones municipales de mayo de 2019. Será entonces cuando sabremos si el cinturón rojo completa su transformación en el cinturón naranja de Barcelona.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios