Es noticia
Los partidos que han hecho campaña sin hablar del 'procés': "La gente nos miraba raro"
  1. España
  2. Cataluña
esperan aglutinar el voto de castigo

Los partidos que han hecho campaña sin hablar del 'procés': "La gente nos miraba raro"

Pacma y Por un Mundo Más Justo son los únicos partidos que se presentan al 21-D sin una sola línea sobre el 'procés' en su programa y critican que el asunto monopolice el discurso

Foto: La presidenta del Pacma, Silvia Barquero, en un acto en Madrid contra la tauromaquia. (EFE)
La presidenta del Pacma, Silvia Barquero, en un acto en Madrid contra la tauromaquia. (EFE)

En Cataluña hay dos partidos que han hecho campaña electoral sin hablar del 'procés'. Y han sobrevivido para contarlo. Se trata de dos de los tres partidos sin representación parlamentaria que concurren en estos comicios: el partido animalista Pacma y el partido humanitario Por un Mundo Más Justo (PUM+J). La tercera fuerza extra parlamentaria que se presenta este jueves es Recortes Cero/Grupo Verde, pero esta coalición sí incluye el asunto de la independencia en su programa y lo hace para oponerse de lleno.

"Mucha gente lo primero que nos pregunta es de qué lado estamos en el 'procés'. Cuando les decimos que no nos pronunciamos, al principio nos miran raro. Pero para nosotros lo raro es que ningún partido hable del principal problema de Cataluña, que es el excesivo número de granjas intensivas que nos dejarán sin agua potable en 10 años. Los catalanes estamos muy absorbidos con el tema de la independencia y desde el Pacma decimos que no debemos olvidarnos de lo que de verdad marcará nuestro futuro", afirma Ana Bayle, cabeza de lista por Barcelona.

"Mucha gente lo primero que nos pregunta es de qué lado estamos en el 'procés'", reconoce el Pacma

"La vida de los catalanes no cambiará el 22 de diciembre gobiernen unos u otros porque esto [el 'procés'] va par largo. Quien tiene un empleo lo seguirá teniendo y quien no seguirá en el paro. ¿Qué podemos esperar de unos políticos que seguirán con este tema por los siglos de los siglos? No se puede paralizar un Parlamento y dejar de legislar porque los únicos que pierden son las personas y los animales. Las personas ya tienen quien les defienda, ¿pero quién defiende a los animales?", argumenta Bayle. "Por eso, si entramos en el Parlament con entre uno y tres diputados podríamos convertirnos en el voto decisivo". ¿Y a quién apoyarían aun no teniendo opinión sobre la independencia? "Al partido que tenga la valentía de solucionar el problema de las granjas, de prohibir los 'correbous' y de apostar por el bienestar animal. Me da igual si es la CUP o el PP".

placeholder Imagen de campaña del Pacma para este 21-D.
Imagen de campaña del Pacma para este 21-D.

En su spot electoral el mensaje es claro. "En Cataluña hay más cerdos que personas. Los excrementos de 20 millones de cerdos perjudican tu salud. Podrían llenar 6.000 piscinas olímpicas cada año. El 41% de los acúiferos están contaminados. ¿De verdad no te preocupa lo que sale de tu grifo? Si el 21-D quieres votar esto [aparece en el vídeo la imagen de una caca] puedes votar esto [aparece el logo de los siete grupos parmantarios]". El partido considera que "han convertido Cataluña en el estercolero de Europa" y ese problema "se oculta deliberadamente".

Voto de castigo

En las elecciones de 2015, el Pacma obtuvo 29.785 votos y fue la fuerza más votada junto con Unió en quedarse fuera del Parlament. Ahora confía en mantener la tendencia de duplicar votos a cada nueva cita y entrar quizá en el Parlament. En parte porque creen en su discurso y en parte por un factor imprevisible: el voto de castigo a los partidos tradicionales. Ese voto de hartazgo destinado a opciones consideradas excéntricas que últimamente se llevaba la CUP y que ahora puede recaer en el Pacma o en PUM+J para premiarles por su negativa a hablar del 'procés'.

"No creo que bajemos en votos por culpa del 'procés'. Al contrario, nosotros jugamos en otra liga. La gente que vota al Pacma es fiel a sus principios y quizá recogemos ese voto de castigo. Debería ser normal que en el Parlament o en el Congreso haya diputados animalistas, pero en los debates de televisión no se pronunició ni una sola vez la palabra 'animal'. En Cataluña hay 147 pueblos sin agua potable, no sé cómo pueden hablar de construir un nuevo país cuando peligra la supervivencia de toda la población", señala la líder del PACMA.

Por un Mundo Más Justo, el otro partido que no habla del 'procés', también confía en fidelizar a su votante y atraer un buen puñado de papeletas nuevas hartas del monotema. En su caso, obtener un escaño es una utopía pero prevén dar un salto en votos y notoriedad. "Mucha gente nos ha dicho que por fin un partido habla de cosas que de verdad merecen la pena. Nuestro discurso aporta aire fresco al clima político en Cataluña e incide en una prioridad indiscutible: las personas que se encuentran en situación de máxima vulnerabilidad", explica Jorge Serrano, secretario general de PUM+J.

El spot de campaña de PUM+J arranca así: "No podemos quitarnos de la cabeza la imagen de Aylan. Ni queremos hacerlo. Nos presentamos a las elecciones al Parlamento de Cataluña para volver a poner la solidaridad y la justicia en el centro de la política". Serrano lanza un suspiro cuando se le pregunta si, en su opinión, Carles Puigdemont es un refugiado político o se están vulnerando sus derechos fundamentales. “Un refugiado es alguien que huye de una guerra, y tampoco creo que sea un exiliado político. Es muy grave que [los partidos] usen los términos a su conveniencia".

No creo que Puigdemont sea un refugiado o un exiliado político. Es muy grave que usen los términos a su conveniencia

Tanto PMU+J como Pacma critican la frivolidad de Junts per Catalunya y ERC de anteponer la libertad de los políticos encarcelados o el retorno de Puigdemont a cualquier política económica o medida social. El mejor ejemplo lo dio Jordi Turull en el debate de TV3 al decir que el retorno de Puigdemont es mucho más importante que luchar contra la pobreza infantil. "Es muy fuerte que alguien pueda decir eso. Ya veíamos que esto iba a ocurrir, se focaliza todo el discurso en el conflicto sobre la independencia y los temas importantes se quedan fuera. Nos llama mucho la atención cómo se está tergiversando el objetivo de la política", afirma Serrano.

placeholder PM+J centra su discurso de campaña en la atención a los refugiados. (MSF)
PM+J centra su discurso de campaña en la atención a los refugiados. (MSF)

PUM+J ha vivido experiencias de campaña similares al Pacma. Primero sorpresa de la gente al ver que no hablaban de independencia y luego cierto alivio. "Por uno lado, unos nos decían que estas elecciones van de esto [del 'procés'] y que si no teníamos posición sobre ese asunto que ni nos presentáramos. Pero la gran mayoría celebraba que hablásemos de cosas importantes". Sobre el conflicto, Serrano se muestra equidistante: "Creeemos en los derechos de los pueblos pero también creemos en la ley. La ley ha de cumplirse y no queda otra que un entendimiento entre amba partes. Lo que sí podemos decir es que somos muy críticos con la manera en que se gestionó la crisis del 1 de octubre”.

Entre las propuestas de PUM+J, destaca la exigencia a la Unión Europea de que acoja a las personas refugiadas que se hacinan en sus fronteras ("el mayor fracaso de la UE desde la Segunda Guerra Mundial", según Serrano), proteger a las personas en riesgo de exclusión social en España y exigir el 0,7% del PIB europeo para acciones de ayuda al desarrollo.

Ambos partidos han completado una campaña muy austera, sin mítines y con toda su actividad concentrada en redes sociales. Ahí está su caladero de votos, un perfil de votante muy joven y urbano más dado a consumir propaganda en internet que en televisión y mucho menos en mítines presenciales. Los resultados que cosechen Pacma y PUM+J también serán a pequeña escala un termómetro del sentir social de los catalanes.

PACMA Parlamento de Cataluña
El redactor recomienda