"Solo Iceta nos puede sacar del bloqueo"

El PSC escenifica el apoyo de Revilla para arañar votos en el cinturón rojo

El presidente cántabro carga contra Rajoy y los independentistas: "El PP no entiende Cataluña y aquí ha habido unos iluminados"

Foto: Miquel Iceta y Miguel Ángel Revilla. (R.M.)
Miquel Iceta y Miguel Ángel Revilla. (R.M.)

Miguel Ángel Revilla cuenta que a sus 75 años él dice lo que le da la gana. Así le va muy bien. Sea pose mediática o genuina actitud, a la gente parece gustarle. En el fin de campaña del 21-D el presidente cántabro ha acudido a Hospitalet a apoyar a Miquel Iceta y de camino al acto ha tenido que pararse con vecinos que se acercaban a saludarle. "El PP no ha entendido que Cataluña es plural y unos iluminados en Cataluña nos han traído hasta aquí. Solo Iceta puede salvar la situación", ha dicho el presidente cántabro, que ha arrollado al aspirante socialista ante la prensa: ha pedido cava a gritos y le ha hablado de San Cipriano y de una reliquia del madero de Cristo que se conserva en Cantabria.

Iceta en Cataluña era el candidato más desenfadado, el tipo capaz de llamar osito a Junqueras, de bailar o de hacerle decir en público a Bertín Osborne que le votaría. En su empeño por presentarse como la solución transversal para enterrar el 'procés', Iceta ha cosechado apoyos de políticos de varios partidos y sensibilidades de Ramon Espadaler (Unió) a Paco Frutos (PCE) o Carlos Jiménez Villarejo (Podemos). El último ha sido el más popular: el televisivo presidente cántabro, el hombre que levanta la curva de audiencia más deprimida solo con su presencia.

El PSC escenifica el apoyo de Revilla para arañar votos en el cinturón rojo

El acto fue en una cafetería en Hospitalet, a las afueras de Barcelona, tradicional feudo socialista (su alcaldesa, Nuria Marín, es un peso pesado del PSC) pero que se está tiñendo del naranja de Ciudadanos. Los partidos constitucionalistas exprimen estas zonas para aumentar la participación del voto no independentista. Revilla llegó caminando y explicando su aparición: "Me ha llamado Miquel y lo conozco hace años. No sé si a estas alturas de campaña servirá de mucho, pero en fin". Un paisano cántabro le saludaba y Revilla hacía como si se conociesen de toda la vida.

[El cierre de campaña de los partidos para el 21-D, en imágenes]

Ya ante la prensa, Revilla cargó por igual contra Rajoy y contra los independentistas. "Hay un Gobierno del PP que no entiende Cataluña y que cree que perder Cataluña le da votos en el resto de España, porque según las encuestas ya lo tienen perdido. Y unos iluminados aquí que nos han metido en un callejón sin salida. De ahí solo nos puede sacar alguien como Miquel". A su lado, Iceta escuchaba con los ojos casi cerrados el torrente de Revilla, que solo ha necesitado un par de preguntas para explicar hasta la ley cántabra del 'fracking' suspendida por el Tribunal Constitucional, al que ha definido como "el cuerpo de guardia de Rajoy". "Apoyo al que cree que puede ser la solución a la polarización de la política, que se empieza a parecer al fútbol".

"No me escondo. Soy absolutamente transparente y jamás en Cataluña he recibido ningún reproche de ningún ciudadano, ninguno", ha explica Revilla para criticar a los que venden una imagen de crispación total en Cataluña. Por si no le habían visto, ha contado que llegó pronto al hotel y como no estaba su habitación hecha ha salido a sentarse en un banco en el centro de Barcelona y sostiene que se habrá hecho unos 500 selfis.

Revilla ha presumido de conocer los problemas de Cataluña y de entender que "España es plural". Ha contado que en 1974 llegó por primera vez a Barcelona a un curso de economía donde tuvo de profesor a Isidre Fainé. Ahí ha llegado la hora de sentarse a tomar un café. Los socialistas habían preparado algo austero, unos cafés y unos polvorones, pero Revilla ha gritado: "¡¿Y el cava?!". Y han traído cava y brindado mientras él presentaba su tarjeta navideña y hablaba de San Cipriano y del año jubilar de Liébana: "Sabes, Miquel, allí se conserva el mayor madero de la cruz de Cristo, es la parte izquierda de la cruz. La llevaron los monjes leoneses en el 712..."

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios