ELECCIONES

21-D: ponga un inmigrante en su lista

ERC es el único partido que coloca en puestos de salida a candidatos que han adquirido recientemente la nacionalidad, pero todos han situado a hijos de inmigrantes en sus candidaturas

Foto: Najat Driouech a la derecha de Marta Rovira durante el acto de inicio de campaña de ERC en Vic. (EFE)
Najat Driouech a la derecha de Marta Rovira durante el acto de inicio de campaña de ERC en Vic. (EFE)

Najat Driouech tendió la mano al exconsejero de Justicia Carles Mundó, pero este, recién salido de prisión, no reparó en el gesto de la mujer musulmana cubierta con un 'hiyab' y le plantó dos besos en sus carrillos. Así empezó, el pasado lunes por la noche en Vic, el primer acto de campaña de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para las elecciones del 21-D en Cataluña.

Driouech, originaria de Marruecos pero que llegó a España a los nueve años, no llevaba el velo islámico, pero hace ya ocho años optó por ponérselo. Tampoco era independentista hace tan solo algunos meses, según personas de su entorno, pero ahora sí lo es. Figura en el noveno puesto de la lista de candidatos de ERC por Barcelona y en el mitin de Vic, Marta Rovira, la lideresa provisional del partido, la había colocado justo a su izquierda.

*Vídeo: Mensaje de Miquel Iceta, primer secretario del PSC, pidiendo a los inmigrantes con nacionalidad española que le voten el 21-D. Le acompañan Nuria Marín, alcaldesa de Hospitalet, y un joven de origen marroquí que da en árabe las gracias a los futuros votantes.

Esta joven mujer, técnica en inserción laboral del Ayuntamiento de El Masnou, es la mejor colocada para ser elegida en la lista de candidatos de la formación que ha hecho una mayor apuesta por presentar a inmigrantes que adquirieron estos últimos años la nacionalidad española. Este miércoles, ERC celebrará un mitin bajo el lema 'Diversidad en el Parlament. Es hora de que los catalanes y catalanas de todos los orígenes entren en las instituciones'.

Junto a Marta Rovira se subirán al escenario Najat Driouech, Chakir el Homrani, sociólogo de origen marroquí que ya fue diputado autonómico en la anterior legislatura, Robert Masih, senador de origen indio que habla con dificultad el español, Ana Surra, diputada nacional de origen uruguayo, y Gabriel Fernàndez, teniente de alcalde de Sabadell y también nacido en Uruguay.

Cartel del mitin del miércoles en el que ERC exhibe a sus inmigrantes candidatos o ya elegidos.
Cartel del mitin del miércoles en el que ERC exhibe a sus inmigrantes candidatos o ya elegidos.

En Cataluña hay 1,04 millones de extranjeros (200.000 más que en Madrid), muchos de los cuales solicitarán en los próximos años la nacionalidad española que ya han adquirido otras 240.000 personas. Solo en 2016 la obtuvieron 37.009 residentes en esa comunidad. Los musulmanes son 515.000, según el Observatorio Andalusí, de los que 170.000 tendrían derecho a voto. Aunque los recién nacionalizados tardan en acercarse a las urnas, es un sector de la población a quien los independentistas tratan de seducir y al que los demás partidos empiezan a prestar atención.

Trabajadores sociales y sociólogos que conocen a los inmigrantes saben que a aquellos que comprenden su alcance, el 'procés' independentista les inquieta. Temen, por ejemplo, perder los derechos, como la libre circulación, que han adquirido al residir en un país de la Unión Europea, de la que quedaría excluida una Cataluña independiente. De ahí la necesidad de cautivarles para evitar que no se pronuncien contra la independencia en un hipotético referéndum de autodeterminación. Si Quebec no se separó de Canadá fue, en buena medida, porque en 1995 una corta mayoría de inmigrantes que habían adquirido recientemente la nacionalidad canadiense votó en contra.

Convocatoria a una conferencia-coloquio organizada por la ANC.
Convocatoria a una conferencia-coloquio organizada por la ANC.

En las elecciones del 21-D, no hay una formación política que se precie que no lleve a un hijo de inmigrante en su lista aunque, a diferencia de ERC, nunca en puestos de salida. El Partit dels Socialistes de Catalunya (PSC) ha incluido nada menos que a tres de origen marroquí, dos por Barcelona y uno por Lleida; en esa misma provincia, la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) presenta también a una socióloga de origen turco, y en el puesto 19 de la candidatura de Junts per Catalunya por Barcelona se sitúa Saloua Laquaji, una mujer de origen marroquí con una larga tradición de colaboración con los convergentes.

Los dos partidos con menos trato con los inmigrantes también les han hecho un hueco en sus listas. Ciudadanos ha colocado en el puesto 58 por Barcelona a Tahir Rafi Khanum, médico de origen paquistaní especialista en enfermedades infecciosas. Pese a la mala fama que se ganó con la inmigración cuando era alcalde de Badalona, Xavier García Albiol, el líder del Partido Popular en Cataluña, ha puesto en el número 78 por Barcelona a Hannan Serroukh, socióloga nacida en España, pero de origen marroquí.

Najat Driouech, la candidata de ERC, explica ante todo su estreno en política por su deseo de “impulsar políticas sociales”. Hannan Serroukh, la del PP, recalca, en cambio, su agradecimiento a un país como España que ha demostrado “una gran capacidad de acogida”. Deseaba, precisa, adentrarse en política “manteniéndome alejada del paternalismo de la izquierda y de los independentistas que nos buscan por pertenecer a un colectivo o practicar una confesión” y así atraer sus votos.

Carteles de la ANC.
Carteles de la ANC.

Aunque ahora ERC lleve la voz cantante, Convergència Democràtica de Catalunya (CDC), hoy en día reconvertida en el Partit Demòcrata Europeo Català (PDeCAT), fue en su día pionera en intentar atraer a los inmigrantes. Artur Mas creó hace cinco la fundación Nous Catalans (Nuevos Catalanes), que dirigió Àngel Colom. Este, que también ostentaba el cargo de secretario de Inmigración de CDC, acabó, durante la campaña de las autonómicas de 2012, predicando en las mezquitas las virtudes del 'Estat propi' cuando aún los nacionalistas no se atrevían a hablar de 'república independiente'. Le acompañaba en su recorrido Nouredin Ziani, un marroquí expulsado de España en mayo de 2013 por colaborar muy estrechamente con el espionaje de su país.

Víctima colateral de la crisis que padece el PDeCAT, la fundación Nous Catalans acabó echando el cierre en septiembre de 2016, pero desde ERC han tomado el relevo. En vísperas del referéndum del 1-O, Oriol Amorós, que era entonces secretario de Inmigración de la Generalitat y responsable de ERC, acudió, por ejemplo, a la mezquita de Al Huda en Sant Vincenç del Horts. A los fieles allí reunidos les aseguró que, si ganaba en las urnas, la república catalana sería “igualitaria”, “integradora”, y “respetuosa con sus minorías” étnicas y religiosas. Hubo incluso algún intento fallido de convertir el oratorio musulmán en colegio electoral.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que ahora figura en el cuarto puesto de la lista de ERC por Barcelona, osó formular en 2015 promesas más atractivas que Amorós. En una reunión con trabajadores agrícolas subsaharianos, acabó anunciando en español, para que todos la comprendieran bien, que cuando llegue la república “habrá papeles para todos”. Cosechó una buena salva de aplausos.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
30 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios