la tV de la Generalitat, al servicio de Puigdemont

El PP denuncia ante la Junta Electoral el programa de adoctrinamiento infantil en TV3

La televisión de la Generalitat, todavía al servicio de Puigdemont, difunde en un programa para niños las teorías de los independentistas sobre sus 'presos políticos'

Foto: El líder del PPC, Xavier García Albiol. (EFE)
El líder del PPC, Xavier García Albiol. (EFE)

El empeño de los responsables de la corporación de medios de comunicación de la Generalitat en seguir al servicio de sus jefes destituidos culminó ayer con un programa de adoctrinamiento en la cadena infantil como parte de la campaña independentista en defensa de sus 'presos políticos'. El Partido Popular utiliza ahora el vídeo correspondiente para presentar el primer recurso ante la Junta Electoral con el fin de que el órgano judicial encargado de velar por la limpieza del proceso electoral reconvenga a TV3.

La Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, salvada a última hora por el PSOE de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, sigue al frente de las operaciones de propaganda de Carles Puigdemont y Oriol Junqueras. En una sola jornada, protagonizó dos hitos en la promoción de los mensajes del expresidente de la Generalitat y sus consignas para denostar la democracia española con la idea de que existen 'presos políticos' en vez de políticos encarcelados por los jueces ante la gravedad de los delitos de que son acusados.

Un equipo de Catalunya Ràdio se desplazó a Bruselas para hacer un programa especial desde la capital belga con el presidente autonómico huido y los exconsejeros que le acompañan para promover lo que llaman "la internacionalización del conflicto". Al mismo tiempo, en TV3, donde Puigdemont mantiene el título y el tratamiento de 'president', se adoctrinaba a los niños en el concepto de 'presos políticos' aplicado a los exjefes de los responsables de la corporación.

En el telediario infantil 'InfoK', se explicaba así lo ocurrido con los destituidos miembros del Ejecutivo autonómico y los presidentes de Òmnium y la ANC ('los Jordis') encarcelados por los jueces: "Un preso político es una persona que está en la cárcel por sus ideas políticas, por pensar y actuar diferente que las personas que gobiernan un país". Y añadían: "En el caso de estas personas, hay quien cree que las han encarcelado por ser independentistas, es decir, que son presos políticos y que no es justo que estén en la cárcel, pero también hay mucha gente que cree que no, que en España no hay presos políticos y que ellos tienen que estar en la cárcel porque han cometido una serie de delitos, delitos que consideran muy graves".

La presentadora del programa explicaba a los menores que "la Justicia española los acusa de saltarse las normas de la Constitución, el libro donde se recogen las leyes españolas, para conseguir la independencia de Cataluña".

Ambos programas provocaron la indignación en el Partido Popular. Y también reabrieron los comentarios y las quejas internas por el hecho de ceder a la exigencia del PSOE de dejar a los medios de la Generalitat al margen de las medidas de intervención aplicadas a toda la Administración autonómica. Mientras, según el Ejecutivo, las consejerías funcionan con plena normalidad y se ha cumplido el objetivo de que se respeten el orden constitucional y el estatutario, TV3 y demás cadenas de televisión y radio de la corporación siguen al servicio de los independentistas.

El PP ya había anunciado que estaría vigilante para enviar quejas a la Junta Electoral sobre el comportamiento de la CCMA, que ya consideran habitualmente sectario, siempre a las órdenes de PDeCAT y ERC, y que temían que se reforzara ante los comicios del 21-D. A los mensajes 'institucionales' y entrevistas 'en exclusiva' con los cargos destituidos, el vídeo del programa infantil sirve de base para la primera protesta formal. El presidente de los populares catalanes, Xavier García Albiol, pidió anoche a los servicios jurídicos de su formación que prepararan el texto del recurso que presentará en la Junta Electoral de Barcelona.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, se refirió horas antes al contenido del citado programa infantil para recordar que la Junta Electoral debe garantizar la neutralidad informativa ante las elecciones del próximo 21 de diciembre y subrayó también que la obligación de los directores de los medios de comunicación es "respetar a la infancia" porque son "derechos humanos".

Sáenz de Santamaría, preguntada en los pasillos del Senado si el Gobierno se arrepentía de haber dejado a TV3 al margen de las medidas de aplicación del artículo 155 de la Constitución, insistió en que con unas elecciones convocadas "es a las juntas electorales a las que corresponde garantizar la neutralidad institucional".

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios