La lista inamovible que el PDeCAT impone a ERC: Puigdemont, Junqueras y Forcadell
  1. España
  2. Cataluña
“O SE ES GENEROSO O LA INDEPENDENCIA NO AVANZA”

La lista inamovible que el PDeCAT impone a ERC: Puigdemont, Junqueras y Forcadell

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) es refractaria a la reedición de Junts pel Sí (JxS): no quiere ni oír hablar de tener al PDeCAT como gran socio de coalición

Foto: La lista inamovible que el PDeCAT impone a ERC: Puigdemont, Junqueras y Forcadell
La lista inamovible que el PDeCAT impone a ERC: Puigdemont, Junqueras y Forcadell

Las negociaciones de los independentistas para configurar una lista conjunta en las elecciones del próximo 21 de diciembre no acaban de cuajar. Todo apunta a que ni Carles Puigdemont será el ‘president’ de la unidad ni es posible una candidatura transversal. Y no es por el tradicional espíritu cainita del independentismo catalán, incapaz de resistir dos telediarios sin luchas intestinas, sino por sentido común. Puigdemont, el hombre que no se iba a presentar otra vez pero que en los últimos días afirmó que estaba dispuesto a asumir el ‘sacrificio’ de encabezar la lista, es ‘el Candidato’ del PDeCAT. Su partido ha puesto su nombre encima de la mesa como innegociable. Y ese es uno de los principales escollos para aglutinar en torno a una persona o una candidatura a la izquierda independentista.

El otro gran partido del soberanismo, Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), es refractario a la reedición de Junts pel Sí (JxS): no quiere ni oír hablar de tener al PDeCAT como gran socio de coalición ni tampoco traga con que el candidato sea Carles Puigdemont. De hecho, las alforjas republicanas se han llenado de ‘dignidad’ en las últimas semanas. Eso es lo que afirman en el partido: los convergentes ya no les pueden echar en cara que solo ellos tienen a encausados por el referéndum (su gran baza es que solo Artur Mas y tres de sus consejeros fueron condenados por dar la cara). Ahora, ERC ya tiene ‘mártires’ en la cárcel. Por tanto, ha demostrado que no iba de farol y que su máximo dirigente, Oriol Junqueras, supo estar a la altura de las circunstancias y presentarse ante la Audiencia Nacional, aun cuando sospechaba que iba a ser encarcelado.

Foto: ERC busca una lista transversal que incluya a la CUP y parte de Podem

El portavoz de Esquerra, Sergi Sabrià, dejó claro este lunes, tras la reunión de la cúpula de su partido, que “la voluntad es que Oriol Junqueras encabece la lista del 21-D”. En otras palabras, ERC ya está pensando en una candidatura propia, recogiendo aliados como pequeños partidos de izquierdas y lo que pueda del sector soberanista de Podemos.

[Colau, la deseada por el independentismo para un Parlament ingobernable]

A falta de las últimas —y agónicas— negociaciones, en las que se han implicado tanto la secretaria general de ERC, Marta Rovira, como el presidente de honor del PDeCAT, Artur Mas, la decisión parece estar tomada. “Debemos superar todas las visiones de partido y hacer una candidatura de país. O se es generoso, o no hay avance en la independencia”, advierte un dirigente del PDeCAT a El Confidencial.

Debemos superar todas las visiones de partido y hacer candidatura de país. Ser generoso supone el avance en la independencia

Esta fuente subraya que “ERC ha de ser generoso facilitando una lista unitaria y el PDeCAT ha de ser generoso aceptando que los republicanos tengan más presencia en la lista y en el próximo Gobierno que se pueda formar”. ¿Significa eso que el candidato habrá de negociarse aún? “Noooo. Es de sentido común que la lista tendría que incorporar a todos los consejeros del anterior Govern, excepto a Santi Vila, y que, si se quiere hacer una candidatura de país, la encabece Carles Puigdemont. En el caso de que este decline encabezarla, sería Oriol Junqueras el candidato”, añaden las fuentes.

La lista del PDeCAT

Los exconvergentes han dado a los republicanos una lista ya confeccionada: los tres primeros puestos estarían reservados, por orden, para Carles Puigdemont, Oriol Junqueras y Carme Forcadell. Les seguirían los consejeros del último Govern (menos Santi Vila, por desmarcarse de la declaración unilateral de independencia) y los máximos dirigentes de la ANC y de Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart respectivamente. A partir de ahí, se irían trufando nombres de ERC, del PDeCAT, de otras organizaciones e independientes. “Es lógico que haya más gente de Esquerra, pero la cabeza de lista no se puede discutir”, advierten desde el PDeCAT.

Foto: Puigdemont y el PDeCAT, presos de ERC: solo habrá lista conjunta si manda Esquerra

Los republicanos se mantienen aún en un cierto 'impasse'. Sabrià afirmó: “Encontraremos la mejor fórmula, la que consiga más votos y más diversidad, porque el reto que tenemos ahora es llenar las urnas de votos en defensa de las instituciones y la democracia”. Para Esquerra, es más práctico presentarse por separado, porque las fuerzas independentistas obtendrían más votos, “como se vio en la proyección de voto en las últimas elecciones”, según una fuente de este partido.

Para Esquerra, es más práctico presentarse por separado, porque las fuerzas independentistas obtendrían más votos

Pero desde el PDeCAT se opina lo contrario. “Sumamos más juntos que por separado, porque no capitalizamos los votos con la Ley D’Hondt”, aseguran. Al mismo tiempo, comienzan a perfilar su estrategia: “Que Esquerra explique ante el pueblo catalán por qué no facilita una lista unitaria de país. A la CUP se le ha ofrecido esta lista y ya dijo que no. Y se le ofreció por un sentido de responsabilidad: si hubiese dicho que sí, pues bienvenidos; pero como ha dicho que no, pues muy bien. Que decidan ellos cómo van. Además, tienen el problema de que sus bases aún no han decidido qué hacer ni lo harán antes de que se acabe el plazo para presentar candidatura, por lo que no da tiempo a incorporarlos”, subrayan las fuentes.

[Junqueras alega que la cárcel vulnera su derecho a participar en el 21-D]

Esta circunstancia es aprovechada por ERC para justificar su poco interés en la lista del PDeCAT. “Una candidatura donde no esté la CUP es la reedición de Junts pel Sí. Y de esa medicina ya hemos tenido bastante. No queremos otra JxS”, afirman desde las filas republicanas.

Los exconvergentes, por otro lado, niegan que las encuestas que dan la victoria a ERC y un desplome monumental al PDeCAT sean fiables. Aseguran que la cosa cambiará mucho en las próximas semanas. “Puigdemont es el político mejor valorado en las últimas encuestas. Y podrá haber sorpresas. Ni Esquerra ganará tanto ni el PDeCAT bajará tanto”, advierten desde esta última formación. Los últimos sondeos dan a ERC como ganador (uno de ‘La Vanguardia’ lo premia con 45 o 46 escaños, mientras que otro de ‘La Razón’ le da 42), mientras que reservan para los exconvergentes la cuarta posición con una horquilla entre 14 y 16 escaños (‘La Vanguardia’) y 17 (‘La Razón’). “Ese panorama va a cambiar enseguida, porque Puigdemont tendrá mucho tirón”, zanjan desde el PDeCAT.

Elecciones Cataluña 2017 Partit Demòcrata Català (PDeCAT) Artur Mas Carles Puigdemont Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Oriol Junqueras CUP Parlamento de Cataluña
El redactor recomienda