La maquinaria para la extradición de Puigdemont se pone en marcha
  1. España
  2. Cataluña
la fiscalía belga ya ha recibido la euroorden

La maquinaria para la extradición de Puigdemont se pone en marcha

De manera inminente, la Fiscalía Federal de Bélgica ha notificado el acuse de recibo. Ahora, un juez de instrucción tiene 24 horas para decidir si acepta a trámite la petición española

Foto: La maquinaria para la extradición de Puigdemont se pone en marcha
La maquinaria para la extradición de Puigdemont se pone en marcha

Ya se ha dado el primer paso para la extradición de Carles Puigdemont. España ha emitido la orden europea para su detención y entrega. De manera inminente, la Fiscalía Federal de Bélgica ha notificado el acuse de recibo. Ahora, un juez de instrucción tiene 24 horas para decidir si acepta a trámite la petición española y si envía a prisión preventiva a Puigdemont y sus cuatro exconsellers.

Puigdemont, en una entrevista con la cadena belga RTBF, ha insistido en que él no está “huyendo de la justicia”. “No huyo, iré ante la justicia, pero a la verdadera justicia”, ha asegurado en referencia a los tribunales belgas. “No hay la menor garantía”, dice. "Estoy dispuesto a ser candidato”. Lo ha asegurado el ex president catalán, Carles Puigdemont, desde Bruselas. Y, dice, está dispuesto a serlo incluso mientras permanece en Bélgica. “Puedo hacer mi campaña desde (cualquier lugar de) el mundo entero, estamos en un mundo globalizado”, dice Puigdemont en un adelanto de la entrevista que ha concedido a la cadena belga RTBF.

Foto: Annika Breidthardt, portavoz de la Comisión Europea. (EFE)

Puigdemont insiste también en que el suyo es el Gobierno “legítimo” de Cataluña. Nueve de sus miembros, entre ellos el 'exvicepresident' Oriol Junqueras, se encuentran en prisión preventiva. Mientras que él y otros cuatro ex consellers se encuentran en Bélgica, a donde se espera que llegue una orden para su detención y extradición a España en las próximas horas. Su tramitación, no obstante, puede alargarse, incluso más de dos meses.

[El TC rechaza el recurso del Govern contra el 155 por presentarlo demasiado pronto]

El abogado contratado por Puigdemont, un especialista en extradiciones que ha batallado en el pasado contra reclamos de la Justicia española sobre etarras que se encontraban en Bélgica, ha dado a entender que durante los últimos días se encontraba en contacto con las autoridades jurídicas belgas para organizar el modo en que se presentará ante ellas una vez que se le notifique la petición de extradición. El ex president podrá, además, aceptarla o rechazarla.

Puigdemont dio a entender que estuvo en contacto con autoridades jurídicas belgas para organizar cómo se presentará ante ellas

Se da por hecho que Puigdemont se resistirá y que su letrado, Paul Bekaert, alegará que en España no se dan las garantías de que se le someta a un juicio justo. “No me fío de la justicia española”, ha declarado. Estos son los argumentos con los que Bekaert pretende evitar la extradición de Puigdemont a España. Su paradero exacto sigue siendo desconocido.

Un proceso largo y complejo

En el caso de delitos habituales, como el tráfico de drogas, las extradiciones dentro de la UE son casi automáticas. Pero en este caso puede prolongarse entre dos y tres meses. El proceso promete ser complicado. La “euroorden” dictada contra Puigdemont y los consejeros cesados Antoni Comín, Lluís Puig, Meritxell Serret y Clara Ponsatí les imputan tres delitos: rebelión, sedición y malversación. Los dos primeros son especialmente delicados y pueden retrasar aún más la resolución.

[Toda la información sobre Cataluña]

Bélgica recoge en su código penal ambos delitos, el de rebelión y el de sedición, pero su definición no se corresponde exactamente con la que se da en suelo español. Esto puede suponer un problema, ya que los jueces belgas pueden rechazar extraditar a los acusados para que sean juzgados por algo que no se reconoce como delito en Bélgica.

Los jueces belgas pueden rechazar extraditar a los acusados para que sean juzgados por algo que no se reconoce como delito en Bélgica

El Govern catalán quería soluciones políticas, no legales, a la situación en Cataluña. Pero, paradójicamente, el curso de los acontecimientos y la decisión de Puigdemont de marcharse a Bélgica por sorpresa ha puesto su futuro en manos de la justicia belga. Desde 2004, en los procesos de extradición en la Unión Europea solo intervienen las autoridades judiciales: ni los gobiernos, ni las instituciones europeas tienen voz, ni voto. Ahora queda por ver si la “verdadera justicia”, en palabras de Puigdemont, atiende a sus argumentos.

Descarta pedir asilo

El expresident también ha descartado en la entrevista pedir asilo político en Bélgica. “Estoy aquí para defender un gobierno legítimo contra una acción ilegal del Estado español, contra una situación de ausencia de garantías judiciales en un asunto que es político. y para tener la libertad y la seguridad de expresarme”, ha argumentado.

Puigdemont ha responsabilizado a la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, del aumento de la tensión entre la Generalitat y La Moncloa en los últimos meses. “Bajo mi punto de vista, fue el comienzo de esta última etapa, que ha sido peor. En el Gobierno español hay un grupo muy radicalizado”, ha asegurado.

Elecciones Cataluña 2017 Independencia de Cataluña Carles Puigdemont Bélgica Referéndum Cataluña 1-O Consulta catalana 1-O Catalán
El redactor recomienda