EL PARTIDO DE MIQUEL ICETA Y SU CAMINO HACIA las elecciones del 21-D

El PSC estudia montar un ‘comité de sabios’ y se centra en disputar la segunda plaza a Cs

Quiere recalcar el mensaje de que encarnan la izquierda “de gobierno” capaz de representar al “catalanismo moderado” y busca mostrarlo en sus listas o en un órgano que sume a figuras de peso

Foto: Miquel Iceta, con los populares Enric Millo, Dolors Montserrat y Xavier García Albiol, el pasado 29 de octubre en la marcha de Societat Civil Catalana. (EFE)
Miquel Iceta, con los populares Enric Millo, Dolors Montserrat y Xavier García Albiol, el pasado 29 de octubre en la marcha de Societat Civil Catalana. (EFE)

PSC como partido "central" en Cataluña, "transversal", capaz de hablar con todos, de representar la izquierda "de gobierno" y a la vez el "catalanismo moderado". PSC como la formación que "propone soluciones", tiende puentes y rechaza la política de "bloques" y frentes.

Son las ideas fuerza que dirigirán la campaña de las elecciones del 21-D de los socialistas catalanes, y que pretenden subrayar con unas listas "muy potentes" que quedarán aprobadas en apenas diez días, el próximo 10 de noviembre, cuando también se dará el visto bueno al programa. Pero ese 'valor añadido' con el que el partido hermano quiere comparecer ante los ciudadanos no tiene por qué traducirse solo en una renovación más o menos acusada de las candidaturas, en las que por cierto no figurará el exministro Josep Borrell en puestos de salida, sino que podría visualizarse en un 'comité de notables' que arropen a Iceta en los 50 días que quedan por delante hasta las urnas.

El objetivo del camino hasta el 21-D es movilizar al máximo al sector no secesionista pero que sí quiere una solución, recuperando votos de los que marcharon a Ciudadanos y a la abstención y, en menor medida, a los 'comuns', y atrayendo a los catalanistas templados que no se encuentran reflejados en el resto de alternativas. Con ese mensaje, el PSC aspira a quedarse con la medalla de plata, por detrás de ERC y por delante de la candidata naranja, Inés Arrimadas.

El PSC estudia montar un ‘comité de sabios’ y se centra en disputar la segunda plaza a Cs

Este jueves previsiblemente se constituye el comité de campaña, que dirige el secretario de Organización, Salvador Illa, del que es portavoz Eva Granados. La primera tarea a completar es la confección de las listas de las cuatro provincias catalanas, porque el único nombre ya escogido es el del cabeza de cartel, Miquel Iceta. La cúpula trabaja sobre dos premisas. Una, que el grupo parlamentario saliente, de 16 diputados, "ha hecho un muy buen trabajo" y ha funcionado de forma cohesionada y sólida en estos dos años, y en él ya están integrados cuadros jóvenes del PSC, entre la treintena y los cuarenta y pocos, como la propia Granados, Ferran Pedret, Esther Niubó, Pol Gibert, Òscar Ordeig, Raúl Moreno o Alícia Romero.

El PSC promete listas “muy potentes” aunque es consciente de que tiene pocos días para hacer fichajes y reitera que el grupo saliente es sólido

Segunda clave: configurar unas "listas de país", en palabras de un alto mando del partido. Y esa declaración de principios conecta con la orientación básica de la campaña: dirigirse a un votante progresista, no independentista, catalanista moderado. "Lo que buscamos es representar un espacio transversal, porque somos los que podemos hablar con unos y con otros y romper el bloqueo", asegura un dirigente próximo a Iceta, apuntando a una constante que reproducen otros cuadros: la importancia de las gestiones del primer secretario en las últimas semanas, arremangándose para intentar impedir la declaración unilateral de independencia y el 155, manteniéndose en contacto tanto con Carles Puigdemont como con Soraya Sáenz de Santamaría y en total sintonía con Ferraz. Un papel, como afirmaba Óscar Puente, el portavoz de la ejecutiva federal el pasado lunes, que esperan sea premiado por los electores el 21-D.

Los diputados del PSC Ferran Pedret y Eva Granados, el pasado 4 de octubre en el Parlament. (EFE)
Los diputados del PSC Ferran Pedret y Eva Granados, el pasado 4 de octubre en el Parlament. (EFE)

“Nos abrimos”

"Hay que trasladar que si gana de nuevo el independentismo habrá bloqueo, y si quien queda por delante es Ciudadanos, también bloqueo. Por eso queremos proyectar un relato de apertura, implicando también a gentes del catalanismo moderado. Lo que estamos discutiendo ahora es cómo dar forma a esa idea", apuntala este dirigente próximo a Iceta. Una vía es la del fichaje de "personalidades singulares", que sumen por sí mismas al margen del colectivo al que representen. Otra opción que está en estudio es la de configurar un 'comité de sabios'. Esta fórmula en modo alguno es nueva. Ya tiró de ella Sánchez en sus dos campañas electorales de generales. "Se trata de decir que no nos encerramos en nosotros mismos, sino que nos abrimos, y no solo abrimos nuestras listas, sino que tenemos capacidad de gobernar, que podemos montar equipos sólidos".

El PSC podría acudir a figuras del mundo de la cultura, de la universidad... No necesariamente a pesos pesados de la política catalana, que tendrían más difícil saltar tan pronto al barco. En las conversaciones suele aparecer el nombre del excandidato de Catalunya Sí que es Pot, Lluís Rabell, o de su ya exportavoz en el Parlament, Joan Coscubiela, histórico dirigente de ICV, exdiputado en el Congreso e icono de la lucha obrera que ha vuelto a copar titulares por su contundente discurso contra Junts pel Sí y la CUP en la Cámara. Pero el PSC es consciente de que, en todo caso, solo podría contar con este último, por ejemplo, para un Govern transversal.

Ya en las generales de 2016 la candidata, Meritxell Batet, sumó como número dos por Barcelona a Manuel Cruz, que no tiene carné del partido

En la cúpula, no obstante, piden paciencia. “No descartamos aún ninguna opción, y tampoco esta del ‘comité de notables’, pero no estamos trabajando ahora mismo en ella”, previenen. Lo prioritario es configurar las listas, ya que estas tienen que ser aprobadas en el consell nacional del viernes 10, justo antes de que las juntas electorales provinciales abran la ventanilla para el registro de candidaturas, y eso sucederá el día 12. El plazo concluirá el 17 de noviembre.

Pepe Borrell, el pasado 29 de octubre en la marcha de SCC. (EFE)
Pepe Borrell, el pasado 29 de octubre en la marcha de SCC. (EFE)

En las últimas elecciones celebradas, las generales del 26 de junio de 2016, la cabeza de cartel, Meritxell Batet, quiso que le acompañara como número dos por Barcelona el catedrático de Filosofía Manuel Cruz, un independiente pero vinculado al movimiento Federalistes d'Esquerres, que presidía. Los colaboradores más estrechos de Iceta son sumamente reservados cuando se les pregunta por nombres. Por ahora, no quieren dar pistas ni para las candidaturas, que insisten en que serán “muy potentes”, ni para ese eventual ‘Gobierno en la sombra’, si es que esa es la fórmula que se elige.

El cinturón que quieren que vuelva a ser rojo

Lo que quieren proyectar los socialistas catalanes es que ellos son la "izquierda activa", que trata de solucionar los problemas, frente a la "izquierda subalterna" de los secesionistas que encarnarían, a su juicio, los 'comuns' de Ada Colau y Pablo Iglesias. La "izquierda de gobierno" que rehúye los bloques y la confrontación, por contraposición a Ciudadanos. Y el catalanismo templado que ahora está huérfano por el corrimiento de la antigua Convergència (hoy PDeCAT) al independentismo y la desintegración de Unió, el partido de Josep Antoni Duran i Lleida. El PSC, en suma, se dispone a recuperar su antiguo electorado. Aspira a ser una "oferta refugio para los moderados", insiste uno de los dirigentes más veteranos.

Iceta quiso contar con Borrell como número tres, pero el exministro, azote de independentistas, no quiere ser diputado ni ir puestos de salida

La prioridad para los socialistas es recuperar el área metropolitana de Barcelona, el anteriormente cinturón rojo que se tiñó de naranja en las autonómicas de 2015. Y creen que lo tienen más sencillo por las horas de vuelo de Iceta, su discurso "claro y nítido" contra los separatistas —hace dos años, aún estaba muy reciente el abandono del derecho a decidir, que la dirección anterior, la de Pere Navarro, había abrazado—, y el escoramiento de la formación naranja a la derecha, al abandonar su definición de fuerza socialdemócrata para convertirse en liberal progresista. Esa pretensión de atraer de nuevo a los que se marcharon a Cs se ejemplificó el pasado domingo en Barcelona, cuando el PSC se sumó de forma oficial a la manifestación de Societat Civil Catalana (SCC). Y en ese sentido un agente clave, argumentan distintos dirigentes consultados, es Pepe Borrell.

El exministro de Obras Públicas y expresidente del Parlamento Europeo fue sondeado el pasado domingo por Iceta. Ambos comieron juntos tras la manifestacion de SCC en Barcelona. El primer secretario, según reveló él mismo este martes en RNE, le ofreció ser su número tres. Pero Borrell lo rechazó. Le insistió en que no quiere volver a la primera línea, aunque sí está dispuesto a participar muy activamente en la campaña. En medios de comunicación, cómo ha venido haciendo en las últimas semanas, y también en mítines, con la única pega de que parte de la campaña oficial (del 5 al 19 de diciembre) le pillará fuera de España, por sus compromisos docentes en Estados Unidos, tal y como precisan fuentes muy próximas al expresidente de la Eurocámara a este diario.

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, durante la manifestación convocada por la SCC. (EFE)
El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, durante la manifestación convocada por la SCC. (EFE)

Otra puerta que tanto en la dirección del PSOE como en la del PSC se resisten a cerrar es la de que Borrell ocupe puestos simbólicos en las listas del 21-D. Ambas cúpulas sí querrían que cerrase las candidaturas. “¿Pero para qué? Eso de que suma si está son historias chinas. Todo el mundo sabe cuál es su posición, cuál es su partido y su compromiso con él, que se va a visualizar a las claras”, rubrican fuentes muy cercanas al exjefe de la Eurocámara, que remarcan que para el exministro formar parte de unas candidaturas “no es una frivolidad”, ya sea para puestos de salida o para cerrarlas, como gesto simbólico. Otro encaje alternativo sería su integración en ese hipotético ‘comité de sabios’. Borrell ya se subió al órgano similar que puso en marcha Sánchez para las elecciones del 26-J. El expresidente del Parlamento Europeo también colaboró en la campaña de primarias del hoy reelegido secretario general, al igual que su pareja, la exministra Cristina Narbona, actual presidenta del PSOE.

El PSC estudia montar un ‘comité de sabios’ y se centra en disputar la segunda plaza a Cs

Otro activo importante para Iceta es el propio Sánchez. Ya lo fue en las autonómicas de 2015 y lo será en estos comicios.

La campaña, creen, irá mejor

Los socialistas encaran el 21-D “seguros” y con optimismo. Todos los dirigentes consultados insisten en que las encuestas dan cierto oxígeno, pronosticando un alza del número de diputados. Incluso el sondeo del CEO, el CIS catalán, publicada el martes, concede al PSC entre 17 y 19 actas, por las 16 actuales. Otros estudios prevén que supere el umbral de los 20 escaños e incluso se acerque a Ciudadanos. Por eso los socialistas creen que es posible recuperar la segunda plaza del Parlament que les arrebató Arrimadas hace dos años. Es más, en Ferraz piensan que el voto a Cs está “inflado” en las encuestas, y se muestran muy confiados en que Iceta “crecerá en campaña”, como ocurrió en 2015, donde partió con peores registros la carrera y al final más que salvó los muebles y evitó el ‘sorpasso’ de Catalunya Sí que es Pot. En definitiva, creen que hay posibilidades de que Iceta pueda convertirse en ‘president’ en caso de que el frente separatista no revalide su mayoría absoluta.

De ahí que el primer secretario repita, como hizo en 2015, que no estará en ningún “bloque” y que busque tanto captar a votantes que se marcharon con Arrimadas, movilizar a los que se abstuvieron o hacer guiños a los electores de los ‘comuns’ que se sientan desorientados. Y aunque algunos dirigentes reconocen que si concurre el ‘exconseller’ Santi Vila —que ya se ha postulado en su partido, el PDeCAT— puede intentar enarbolar la bandera de la moderación, también advierten de que ese mensaje podría tener poca eficacia, puesto que solo dejó el Govern apenas unas horas antes de que el Parlament votara la DUI, y por tanto compartió toda la estrategia independentista hasta entonces.

Los socialistas quieren presentarse como el partido central, capaz de hablar con todos, pero rechazan bloques, “lío” o proyectos de “ruptura” con España

Iceta va a intentar esquivar las preguntas sobre alianzas pre o postelectorales. El martes, el primer secretario respondió a Arrimadas, que pedía a las fuerzas constitucionalistas apoyar la lista más votada, que “no toca” hablar de pactos cuando aún no se han abierto las urnas y porque además aspira a ser segunda fuerza tras ERC. Los socialistas sólo estarán o apoyarán un nuevo Govern que “busque un amplio pacto en Cataluña y un acuerdo en el resto de España para renovar el pacto estatutario”. “Para el lío o para la ruptura con nosotros no va a poder contar nadie, para la solución va a poder contar todo el mundo”, subrayó en RNE.

El PSC estudia montar un ‘comité de sabios’ y se centra en disputar la segunda plaza a Cs

La misma respuesta dirige el PSC a Pablo Iglesias, que anhela un tripartito con ellos y con ERC. Iceta ya ha dejado claro que no se sumará a ningún proyecto que quiera la separación de España, proyecto que no cree que los republicanos de Oriol Junqueras vayan a abandonar ahora. Además, el debate sobre el referéndum pactado, por el que apuesta Iglesias, está cerrado en el PSC: quieren, como el PSOE, una reforma de la Carta Magna que pueda asumir el 70% o el 80% de los catalanes, no un proyecto que divida a la sociedad en dos mitades. Ideas que Iceta condensó en su propuesta de “pacto de Estado para Cataluña”. La que presentó hace una semana en Madrid y que cree que es la única salida al callejón sin salida en que se ha vuelto la crisis constitucional.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios