Rajoy y Rivera se reúnen mañana para trazar un plan común contra el desafío separatista
  1. España
  2. Cataluña
el presidente se reunió ayer con pedro sánchez

Rajoy y Rivera se reúnen mañana para trazar un plan común contra el desafío separatista

El presidente del Gobierno y el líder de Ciudadanos se verán mañana a la una de la tarde en La Moncloa para abordar las lineas de actuación conjuntas para frenar los pies a Junts Pel Sí y la CUP

Foto: El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (Reuters)
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera (Reuters)

Será mañana.Mariano Rajoyse reunirá conAlbert Rivera este viernes al mediodía en el Palacio de la Moncloa. El presidente del Gobierno acordó este juevescon el líder de Ciudadanos, que es ya la tercera fuerza políticanacional según todas las encuestas, en una conversación telefónicala cita para abordar el desafío independentista catalán. La idea es plantearlíneas de acción conjunta contrala moción soberanista presentada por Junts Pel Sí y la CUP hace unos días parainiciar la desconexión de Cataluña con el Estado español.

Durante la charla mantenida hoy entre ambos líderes, Rivera trasladó al jefe del Ejecutivo su opinión acerca de los pasos que ya se podrían ir dando para pararlos pies a los nacionalistas. Entre otros, la opción de recurrir ante el Tribunal Constitucional la admisión a trámite de esa resolución independentista o la posibilidad de que los diputados del partido que lidera Inés Arrimadas en Cataluña presenten recursos ante el Alto Tribunal.

Precisamente ayer, Rajoy almorzócon el secretario general socialista y líder de la oposición, Pedro Sánchez, comida en la que acordaron"trabajar coordinadamente en defensa de la Constitución, de la unidad nacional, de la soberanía nacional y de la igualdad de todos los españoles".

C's intenta convencer a PSC para aunar fuerzas

Mientras tanto, la Cámara catalana se enfrenta cadadía a una nueva jornada frenética. Después de la moción independentista presentada porJunts Pel Sí y la CUP, los partidos no secesionistas de la oposición -Ciudadanos, PSC y PP- consiguieron retrasar su tramitación a través de dos recursos presentados por los dos primeros partidos y una triquiñuela de la formación liderada por Xavier García Albiol, que al no tener constituido su grupo parlamentario imposibilita la constitución de la junta de portavoces encargada de resolver las peticiones de Inés Arrimadas y Miquel Iceta. Hasta que la junta no se pronuncie, la propuesta que pretende separar definitivamente a Cataluña y España no puede seguir adelante.

La hoja de ruta de la líder de la oposición es clara: aunar esfuerzos entre todos los partidos no independentistasy lograr mantener una posición unida y firme contra lo que pretende ser la constitución de una República catalana independiente del Estado español. De hecho, la propuesta que Ciudadanos y PSC registraron por separado el miércoles por la mañanaestaba ideada como un recurso conjunto con el apoyo también de los populares. Las negociaciones entre los grupos encabezados por Arrimadas e Iceta se prolongaron hasta altas horas de la noche sin conseguir finalmente, según explican fuentes de la formación naranja, resultados fructíferos.

Ciudadanos aprovechará estos días para continuar las conversaciones con los socialistas con la esperanza de que dejen a un lado lo que consideran "intereses partidistas" y "se centren en defender la unidad del país", explica un miembro del partido que dirige Albert Rivera. La líder de la oposición en el Parlament recriminó públicamente la postura de Iceta por descartar el documento propuesto por Ciudadanos, "que cualquier español habría firmado porque es un acuerdo de mínimos", insisten miembros del partido.

Desde el PSC reafirman su defensa de la unidad, pero insisten en que apoyar la petición de Arrimadas formando parte de un bloque no separatista lo que hace es "alimentar todavía más a los nacionalistas". Además, fuentes cercanas a Miquel Iceta ratifican su decisión al afirmar que "no se puede dar carta de naturaleza a la proposición soberanista porque es absolutamente disparatada". Los socialistas consideran que "no hay discusión posible" si ellos mismos "están negando la mayor": que se puedan registrar este tipo de mociones.

El documento de la discordia firmado por Arrimadas lo que pide es "respeto" a la democracia, a la Constitución y al Estatut, el cumplimiento de las leyes, respetar la "diversidad" social y política y que el Parlament no se utilice de forma "partidista". A pesar de las diferencias, los contactos entre C's y PSC "son permanentes" y el objetivo de Arrimadas pasa por hacercomprender a Iceta la importancia de aunar fuerzasde cara al desafío de Junts Pel Sí y la CUP. AhoraCiudadanos se apoyará en la postura adoptada por el secretario general socialista,Pedro Sánchez,tras lareunión conRajoy.

Fuentes de Ciudadanos aseguran que será "complicado" para Iceta mantenerse en su posición si las órdenes de los 'pesos pesados' del partido manifiestan lo contrario. Además del encuentro entre Sánchez y Rajoy, horas antes el PSOE presentó su propuesta de reforma constitucional. En el consejo de política federal previo fue la presidenta de la Junta de Andalucía y baronesa socialista, Susana Díaz, la que tomó las riendas apremiando al propio Rajoy a trazar una agenda compartida con todos los líderes demócratas para frenar los pies a los nacionalistas.

PSC Ciudadanos Inés Arrimadas Miquel Iceta Pedro Sánchez Xavier García Albiol Susana Díaz Parlamento de Cataluña Mariano Rajoy
El redactor recomienda