hay que remontarse hasta 1980

La hemorragia de votos de CiU y ERC: 30 años perdiendo fuerza en las elecciones

Hay que ir hasta las primeras elecciones autonómicas de la democracia para encontrar un resultado peor para las dos formaciones

Foto: Junts Pel Sí no ha alcanzado los resultados de CiU y ERC (EFE)
Junts Pel Sí no ha alcanzado los resultados de CiU y ERC (EFE)

La victoria de Junts Pel Sí ha tenido un sabor amargo. Hasta el punto de que para encontrar un resultado peor para la suma de las dos principales formaciones que forman esta plataforma, ERC y CDC, hay que remontarse hasta 1980, a las primeras elecciones autonómicas de la democracia. Además de no alcanzar la mayoría en porcentaje de votos y en tener que esperar el (improbable) apoyo de la CUP si Mas es el candidato, esta formación electoral independentista no ha conseguido acercarse ni a los peores resultados de la suma de CiU y ERC. La formación liderada por Raül Romeva incluye a más agrupaciones y, por otra parte, ya no cuenta con el apoyo de Unió.

Comparando sus cifras en estas elecciones con los anteriores comicios, Junts ha perdido casi cinco puntos porcentuales con respecto a los dos partidos de corte independentista. En número de votos, la diferencia ha sido mínima: los de Romeva han conseguido tan solo 6.000 votos menos que las formaciones de Junqueras y Mas en 2012, pero el reparto de las papeletas ha sido bien diferente. A la vez, han ido creciendo otros partidos independentistas, como la CUP, que ha ganado cinco puntos porcentuales y ha multiplicado por 2,5 el número de sus votantes. Ha sido el único partido, junto a Junts Pel Sí, que ha conseguido votos en todos los municipios catalanes.

El salto hacia adelante más llamativo, sin embargo, ha sido el de Ciudadanos. Guiados por Inés Arrimadas, la formación naranja ha subido en 10 puntos con respecto a 2012. Una serie de datos que, así como la tendencia a la baja de PP y PSOE, ayudan a entender adónde ha ido el voto de ERC y CiU.

¿Las consecuenciasnbsp;Quedan reflejadas en los escaños. Los 62 que ha alcanzado Junts son los mismos que obtuvo CiU en solitario en 2010. Los golpes de credibilidad tras la crisis y los escándalos de corrupción pasaron factura a la formación de Mas ya en 2012, cuando alcanzó los 50 escaños. Pero la suma con ERC le permitió gobernar con 71 escaños. En las últimas elecciones, y a pesar de los apoyos de varias formaciones independentistas, Junts no ha llegado al mínimo histórico de la suma de las dos formaciones, los 68 escaños alcanzados en 1999.

 

El dato queda mejor contextualizado si se analiza a nivel geográfico. Las grandes ciudades han tenido un papel clave en frenar las fuerzas independentistas. Pero tampoco los pequeños centros catalanes se han decantado por los independentistas más que en los últimos comicios. Si bien es cierto el triunfo de Junts en la práctica totalidad de los pueblos de la región, su resultado no es tan bueno si se compara, una vez más, con los resultados de ERC y CiU. Como ha comprobado este periódico tras analizar los datos de los votos escrutados, en el 90% de los municipios Junts ha conseguido menos votos que las otras dos formaciones. 

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios