LA RESACA POSELECTORAL DEL 27-s

Sánchez exige a Mas que no se "eche en brazos de la CUP" para gobernar Cataluña

El líder socialista rechaza la política de frentes y reitera que se ha abierto paso, ahora con más fuerza, la vía "reformista" por la que apuestan PSOE y PSC, y fracasan la "ruptura" y el "inmovilismo"

Foto: Pedro Sánchez, flanqueado por Micaela Navarro y César Luena, durante la reunión de la Comisión Permanente del PSOE, este 28 de septiembre. (EFE)
Pedro Sánchez, flanqueado por Micaela Navarro y César Luena, durante la reunión de la Comisión Permanente del PSOE, este 28 de septiembre. (EFE)

Los resultados de las elecciones catalanas del 27-S sitúan a Junts Pel Sí como los ganadores en votos y en escaños. Pero sin mayoría absoluta. Necesitaría a la CUP para poder gobernar y dar vida a su hoja de ruta independentista, pero el partido antisistema ya ha advertido de que no investirá a Artur Mas de nuevo como 'president'. Y otras combinaciones son complicadas. El PSOE no ha adelantado aún cuál es su fórmula, pero sí que rechaza que la candidatura secesionista se apoye en la CUP

Pedro Sánchez fue deliberadamente críptico en su primera comparecencia tras la resaca del 27-S, en rueda de prensa en Ferraz, donde se reunió la comisión permanente, el núcleo duro de su dirección. Mas y su lista, dijo, deben asumir su "fracaso plebiscitario", pues la "mayoría de los catalanes", el 52,26%, dijo que "no quiere la independencia". De modo que los soberanistas deben "abandonar" esa posición, aseguró, en línea con lo que dijo anoche, con los resultados en caliente. Y alertó de que no se cometa "la enorme irresponsabilidad de situar Cataluña en brazos de un partido antisistema", la CUP, que "no quiere respetar la legalidad" española y que desea verla "fuera de la UE y del euro", porque los catalanes necesitan "estabilidad" y "gobernabilidad". La candidatura liderada por el periodista Antonio Baños ya adelantó este lunes que el plebiscito "no ha ganado", descarta la declaración unilateral de independencia e insistió en que no hará 'president' a Mas. 

[Consulta todos los resultados del 27-S, municipio a municipio]

El secretario general de los socialistas no desarrolló más su argumentación, pese a que se le preguntó por qué camino apuesta su partido. Sí desechó la petición de Ciudadanos -nueva segunda fuerza en el Parlament, con 25 escaños, por los 62 de Junts Pel Sí y los 16 del PSC- de que se convoquen otros comicios. "En Cataluña no hacen falta más elecciones", y menos con una altísima participación del 77,44%, recordó. Sánchez pidió a la formación de Albert Rivera que no confunda sus "intereses partidistas" con los "objetivos" de Cataluña. Lo mismo respondió a la exigencia de C's de que Mas dimita

"El mejor candidato es Miquel Iceta"

"No necesitamos frentes en Cataluña, necesitamos un Gobierno transversal que garantice la estabilidad y la gobernabilidad de Cataluña, que ha sido negada en estos cinco años por Mas", al haber convocado dos elecciones en tres años. ¿Qué es un Ejecutivo transversal, un pacto con los partidos del 'no' al secesionismo? De nuevo, dijo no a los bloques. "Debemos hacer esfuerzos para construir convivencia y restañar las heridas y fracturas que está sufriendo la sociedad catalana, y en ese escenario, humildemente lo digo, no se me ocurre mejor candidato que Miquel Iceta". Fue todo lo más que se atrevió a decir, aunque la propuesta peca de irreal. Es cierto que los socialistas han resistido el golpe en un contexto de máxima polarización, pero también que han bajando y que les ha sobrepasado Ciudadanos. En concreto, el PSC pasa de 20 a 16 escaños, de 524.707 a 522.209 votos (2.498 menos), del 14,43% al 12,74%, con el 100% de las papeletas escrutadas. Eso sí, la participación se elevó 9,68 puntos respecto a 2012. 

Necesitamos un Gobierno transversal que garantice la estabilidad y la gobernabilidad de Cataluña, que ha sido negada por Mas

Sánchez no hizo autocrítica por los datos del PSC. Se centró en los de Junts Pel Sí, puesto que Artur Mas había convocado los comicios "con vocación de hacer un plebiscito" y "ha fracasado". Así que lo que puede "garantizar la convivencia es la vía reformista que defiende el PSOE". "Trabajaré y ayudaré a reconstruir la unidad de Cataluña desde La Moncloa", recalcó, vistiéndose otra vez con traje presidencial y viéndose ya ganador en las generales

Pedro Sánchez: es tiempo de "tender puentes, de diálogo y de convivencia" en Cataluña

Porque las generales son el siguiente y definitivo asalto. El secretario general subrayó que el resultado para diciembre será mejor, incluso en Cataluña, y se convertirá en la "primera fuerza" en España. ¿Y qué socio prefiere? "Todos los partidos que abracen la reforma constitucional serán bienvenidos", dijo, sin querer mojarse demasiado. Aunque anoche sí remarcó que el 27-S ha probado que han triunfado las fuerzas "reformistas", saco en el que incluyó al PSOE y a C's, explícitamente. Sánchez recordó asimismo que los socialistas no han cambiado su postura, que están y siguen estando en la reforma constitucional respaldada por todas sus federaciones en la Declaración de Granada, de julio de 2013, cuando era Alfredo Pérez Rubalcaba el secretario general. 

El PP, un partido "marginal" en Cataluña

Por último, el líder del PSOE se refirió, a preguntas de los periodistas, al desastroso resultado de la coalición patrocinada por Podemos, Catalunya Sí que es Pot: 11 escaños (dos menos que ICV-EUiA en solitario, en 2012) y 155.000 papeletas por detrás del PSC. Sánchez fue cuidadoso en su respuesta: manifestó su "respeto" por los votantes de Podemos. Aunque resaltó que el 27-S ha reorganizado el panorama y Pablo Iglesias ya no es un competidor directo capaz de llegar a La Moncloa: "Si algo ha quedado claro es que hay un partido que puede ganar las elecciones y poner fin al Gobierno de [Mariano] Rajoy, y es el PSOE". 

El líder del PSOE presume, frente a Podemos, de que el 27-S ha dejado claro que sólo hay un partido que puede vencer a Rajoy en diciembre

También el 27-S ha mostrado, para los socialistas, que los catalanes no quieren el "inmovilismo" del PP, "un partido marginal, intrascendente, que no es decisivo ni central", una formación que tiene un "proyecto agotado". El PSOE, en cambio, está "convencido" de que "no se puede gobernar España sin Cataluña". 

Fin para el PSOE, por tanto, de los "monólogos" y del "cruce de reproches". Se abre un "nuevo tiempo" de diálogo y de búsqueda de la convivencia, que pasa por tocar la Constitución de 1978 no solo para dar respuesta al encaje territorial, sino para reforzar el Estado social y blindar los derechos. No hubo más concreciones: Sánchez concluyó su rueda de prensa a los 20 minutos, y tras solo seis preguntas de los periodistas. Su equipo no permitió ni una más. 

 

[Para más información, descárgate la aplicación oficial de El Confidencial sobre las elecciones catalanas para dispositivos Apple y Android]

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios