Mas y la CUP se quedarían a 8 escaños de la mayoría de aplicarse la ley electoral general
  1. España
  2. Cataluña
estimación con datos del barómetro del cis

Mas y la CUP se quedarían a 8 escaños de la mayoría de aplicarse la ley electoral general

Según los resultados del último sondeo del CIS publicado el jueves, Junts pel Sí y las CUP alcanzarían con 68-69 diputados la mitad más uno de los 135 escaños de la Cámara con la ley electoral catalana

Foto: Inicio de la campaña electoral de Junts pel Sí. (EFE)
Inicio de la campaña electoral de Junts pel Sí. (EFE)

El barómetro del CIS publicado el pasado jueves auguraba una campaña muy reñida en la que la lista de Artur Mas y ERC, Junts pel Sí, sólo podrá acercarse a la mayoría absoluta de escaños si suma sus fuerzas con las de la CUP, con lo que lograrían llegar a los 68-69 diputados.

[Sigue en directo las elecciones catalanas]

Esta distribución corresponde a la ley electoral vigente en Cataluña, que se remonta a la disposición transitoria cuarta del Estatuto de 1979, una norma que se mantiene desde hace 36 años y que privilegia, gracias a la doctrina D'Hont, a las circunscripciones donde predomina el voto nacionalista pero hay mucha menos población -Girona, Lleida y Tarragona- al tiempo que menosprecia a Barcelona, que le es menos favorable. Pero, ¿qué pasaría en las elecciones catalanas del 27 de septiembre si se aplicara un sistema más ajustado a la realidad sociológica catalana?

En el caso de que se aplicaran los resultados del sondeo preelectoral del CIS a una distribución ajustada al censo electoral de 2015, escenario en el que el voto de cada ciudadano tendría el mismo valor que un escaño, la hegemonía nacionalista se perdería en el horizonte. La unión de Junts pel Sí y la CUP alcanzaría apenas 60 de los 135 escaños de la Cámara y quedaría a 8 escaños de la mayoría absoluta, más lejos todavía de lo que quedaría al aplicarse la ley catalana vigente. En este supuesto, las opciones no independentistas pasarían de largo con 75 escaños, con la candidatura de Sí que es Pot a la cabeza con 23, seguida por Ciutadans (21), el PSC (19) y el PPC (12).

En el gráfico se puede apreciar que el sistema vigente favorece en gran medida a la lista del president, que sacaría una ventaja de entre 7 y 8 diputados al recuento proporcional con la Ley D'Hont. Sin embargo, en un sistema en el que un voto correspondiera a un escaño, Catalunya Sí que es Pot sería el gran beneficiado al sumar cuatro más de los que obtendría con los resultados del CIS aplicados a la norma actual.

El debate histórico sobre la reforma de la ley electoral catalana no ha prosperado por la oposición de las formaciones nacionalistas, puesto que la infrarrepresentación de la provincia de Barcelona, a la que le corresponden 85 diputados, resalta el voto de las otras tres provincias catalanas, que además de estar menos pobladas tienen un perfil de votante más comprometido con el "procés". Si nos basáramos en el censo de 2015, Barcelona estaría representada por 101 escaños, 16 más que en el sistema proporcional, mientras que Girona, Lleida y Tarragona quedarían infrarrepresentadas con un déficit de, precisamente, 16 diputados.

[Para más información en tiempo real descárgate la aplicación oficial de'El Confidencial sobre las elecciones catalanas para dispositivos Apple y Android]

Artur Mas Barómetro del CIS Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda