ya hay 485.000 inscritos

Los independentistas ‘fichan’ a deportistas de élite para animar la Diada

Con miedo a que la lluvia pueda deslucir los actos de hoy, los organizadores de la Diada quieren movilizar al casi medio millón de inscritos

Foto: Gerard Piqué y su hijo Milan en la manifestación de la Diada de 2014. (Twitter)
Gerard Piqué y su hijo Milan en la manifestación de la Diada de 2014. (Twitter)

La Via Catalana, es decir, la gran manifestación de la Diada de Cataluña que tiene lugar hoy no vive sólo de cantantes y artistas. Los independentistas ya han fichado a famosos como Lluís Llach (cabeza de lista de la lista de la candidatura Junts pel Sí por Gerona) o Pep Guardiola, que cierra la lista de Barcelona. Para la gran manifestación de esta tarde, han fichado a una docena de deportistas de élite, todo sea por atraer gente y demostrar que los grandes profesionales se sienten identificados con la ruptura. Todo ello, al margen, por ejemplo, de otras caras conocidas, como el defensa del Barça Gerard Piqué, que ha anunciado su asistencia y ha reclamado respeto hacia las reivindicaciones de los catalanes. [Directo: las elecciones catalanas contadas al minuto]

Entre los deportistas figuran la fondista Meritxell Calduch, campeona de España de los 10.000 metros; Mohamed El Idrisi, campeón de Full Contact; el alpinista Ferran Latorre; la nadadora Clàudia Dasca; la baloncestista Jael Freixanet; el campeón de España de atletismo Andreu Ballvé o la regatista Natalia Via-Dufresne, cuatro veces olímpica. Su labor será mover, a lo largo de los cinco kilómetros que tendrá la manifestación, una especie de puntero de colores para señalar el camino.

En el momento en que el puntero gigante que porten los deportistas llegue al escenario, los asistentes, divididos por zonas, levantarán sus “punteros de mano”, de diferentes colores según la zona, para plasmar un gran mosaico multicolor. En realidad, todo el espacio de la manifestación se dividirá en 10 zonas, correspondientes a los 10 ejes de la nueva República Catalana (Innovación, cultura y educación, equilibrio territorial, sostenibilidad, solidaridad, igualdad, diversidad, justicia social, abiertos al mundo y democracia).

El presidente de la ANC, Jordi Sánchez. (EFE)
El presidente de la ANC, Jordi Sánchez. (EFE)

Los organizadores de la manifestación ya han anunciado que tienen prácticamente cubiertas las expectativas de inscripciones, al haber superado los 485.000 inscritos: de los 135 tramos del recorrido, 107 estaban ayer por la mañana llenos y los 28 restantes, “casi llenos”.

El nuevo presidente de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Jordi Sánchez, por su parte, ha vuelto a salirse del guión. Hace unos días, había reconocido que, en caso de independencia, Cataluña sería expulsada de la UE. Craso error. La bronca interna fue monumental, hasta el punto de que tuvo que salir al paso para desmentir que eso fuese a ocurrir. En una entrevista en prime time en Catalunya Ràdio ayer, Sánchez argumentó que “nuestra tarea es ensanchar la base social del independentismo. No pediremos el voto para ningún partido”. Sorprendentes argumentos cuando la ANC forma parte de la candidatura Junts pel Sí, junto a Convergència y Esquerra y pide el voto para la “lista unitaria”, es decir, para CDC y ERC. Claro que también afirmó seriamente que la manifestación de hoy de la Meridiana, que convocan la ANC y Òmnium Cultural (que también forma parte de la candidatura de Junts pel Sí) “no será un acto electoral de ningún partido”.

Haciendo caja: 10 pancartas a 302'5 euros

La bandera catalana en la fachada del Palau de la Generalitat. (Reuters)
La bandera catalana en la fachada del Palau de la Generalitat. (Reuters)

La ANC también hará caja con la manifestación. Para ello, ha puesto a la venta lotes de productos con los que piensa hacer su particular agosto. El lote de diez pancartas, una de cada uno de los ejes de la República Catalana en su correspondiente color y con unas medidas de 3 metros por 70 centímetros, cuesta la nada despreciable cifra de 302,50 euros. El lote de tres pancartas de la República Catalana de igual medida, en cambio, vale 96,89 euros. Una simple pancarta de 2 por 0,7 cuesta 22 euros. El lote más curioso, sin embargo, es el de 50 sombreros de paja con una cinta donde consta el símbolo de la Via Catalana (un puntero triangular), que cuesta 250 euros, es decir, a cinco euros la unidad. También se venden pancartas que incluyen la cuenta atrás en días que faltan para el 27 de septiembre. Su precio, 135 euros y sus medidas, 3 por 1 metros.

Las camisetas de colores con el logotipo de la Via Catalana y la fecha de 27.9.2015 se venden a 8 euros, cuando algunas de las tradicionales de la ANC ya se liquidan con la oferta de 5 euros. Las toallas esteladas, por su parte, salen a 6 euros y las banderas esteladas de 4.50 por 2,80 metros cuestan 150 euros mientras que las de 1,50 por 1,10 metros salen a 12 euros la unidad. Estas novedades han provocado también una bajada de precios en los artículos de la asamblea: los lotes de la Diada del 2014, que incluían una mochila y una camiseta, se venden ahora en su conjunto por 8 euros.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios