Sociedad Civil Catalana repasa el 'procés': esteladas ilegales y presión al discrepante
  1. España
  2. Cataluña
en el inicio de la campaña

Sociedad Civil Catalana repasa el 'procés': esteladas ilegales y presión al discrepante

La asociación contraria a la independencia de Cataluña documenta en un informe de más de 80 páginas el "déficit democrático" cocinado en la Generalitat de Mas

placeholder Foto: Primer aniversario de la Societat Civil Catalana. (EFE)
Primer aniversario de la Societat Civil Catalana. (EFE)

Esteladas que sustituyen a banderas españolas en edificios públicos en periodos electorales, el nacimiento de la "protoadministración" de un Estado catalán al calor de la Generalitat, la proclamación de unos comicios autonómicos con un carácter deliberadamente plebiscitario y el "impulso de tomas de posesión de ediles manifiestamente inconstitucionales". Estos son algunos de los signos de debilidad democrática que identifica la Societat Nacional Catalana (SCC), asociación opuesta al 'procés' independentista que apuesta por mejorar las relaciones de Cataluña con el resto de España, en un informe que llega en vísperas al inicio de la campaña de las elecciones del 27S.

Este manifiesto, contenido en el estudio "Déficits de calidad democrática en Cataluña. Informe de SCC ante el desafío separatista" que será presentado este jueves en Madrid y al que ha tenido acceso El Confidencial, busca "alzar la voz en nombre de los ciudadanos a los que el presidente de la Generalitat de Cataluña ha decidido no representar: los que no comparten unas afirmaciones tan desafortunadas que sólo contribuyen a avivar el conflicto". Se trata de una revisión a la huella de la Generalitat de Artur Mas, en concreto desde el nacimiento a golpe de decreto en febrero de 2013 del Consejo Asesor de la Transición Nacional (CATN), hito que para la SCC marca la primera actuación de la Generalitat "al margen de la ley".

La Societat Civil Catalana, que vio la luz en abril del año pasado y tan sólo siete meses después logró arrebatarle el galardón del Parlamento Europeo al Ciudadano Europeo 2014 a la organización independentista Asamblea Nacional Catalana, disecciona en más de 80 páginas la situación en Cataluña a la luz de la Constitución y otras leyes electorales, y por último resume en 16 puntos su planteamiento.

Del 9-N al 27-S

Justo en la víspera del inicio de la campaña electoral, fijada para el festivo 11 de septiembre y mientras irrumpe la Tercera Vía, esta asociación ha llamado la atención sobre la carga de simbolismo en el calendario de Mas; desde el anuncio con el que anticipó los comicios autonómicos al 27 de septiembre (que debían haberse celebrado el 25 de diciembre) hasta la puesta de largo de la candidatura de Junts pel Sí, ambos actos en lugares públicos. "Esta mezcla entre lo institucional y lo partidista es impropia de un Estado de Derecho. No es admnisible que el presidente de la Generalita, en su condición de tal, presente la convocatoria de unos comicios con los integrantes de una de las listas que concurrirá a los mismos", observa el documento.

La SCC por supuesto analiza también la conformación de la arquitectura institucional nacida en la Generalitat, así como la creación de la Ley de Consultas y el desenlace en la cita en las urnas del 9 de noviembre, el nacimiento de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) y la institucionalización de ese pensamiento en administraciones públicas, en las que se impuso la siguiente proclama que tilda de "inconstitucional": "Por expresión democrática de la voluntad ciudadana, anuncio que quedo a disposición del nuevo Parlamento, del presidente y del Gobierno de la Generalitat que surjan de las elecciones del 27 de septiembre de 2015, para ejercer la autodeterminación de nuestro pueblo y proclamar, junto con todas las instituciones, el Estado Catalán, libre y soberano".

Espiral del silencio

La imposición del pensamiento "sececionista" ha llegado a todas las instituciones, según la Societat Civil Catalana. Hasta el punto en que se propone descubrir cómo funciona "la espiral del silencio" con la que, argumenta, se presiona al "discrepante", perfil en el que se identifica. Así, critica que en época electoral y gracias a la colaboración ciudadana, la SCC denunció ante la Junta Electoral Central que 429 banderas esteladas ondeaban en espacios titularidad pública, "de las que 93 estaban en dependencias oficiales". En su página web, la asociación ha anunciado que pretende hacer lo mismo en la campaña a las catalanas que está por comenzar.

Los colegios e institutos, así como los medios de comunicación, son otros canales con los que según SCC la Generalitat vapulea la democracia. Y hace especial hincapié en la doctrina que se canaliza a través de los medios de comunicación; en hechos como la financiación pública a los privados y la aparición de un dossier en el que la Asamblea Nacional Catalana (ANC) dicta cómo debe retransmitirse la marcha de la Diada en TV3, como adelantaba este periódico. La SCC denuncia también que es desde los medios desde donde más se ha desprestigiado a su asociación.

"Las identificaciones recurrentes de Sociedad Civil Catalana con planteamientos políticos de extrema derecha, detalladas en el último capítulo de este informe, son otra muestra incontestable de lo cínicos que resultan los planteamientos victimistas del nacionalismo tan claramente reflejados en la referida carta 'A los españoles' del presidente de la Generalitat (y otros miembros de Junts pel Sí) cuando concluye señalando que es imposible vivir juntos sufriendo insultos, maltratos y amenazas cuando pedimos democracia y que se respete nuestra dignidad”, termina el documento.

Independencia de Cataluña Sociedad Civil Catalana Diada Campañas electorales
El redactor recomienda