COINCIDEN EN QUE NO ES EL MOMENTO

Los barones socialistas rechazan abrir el debate de Cataluña como nación

El PSOE- A dice que "no es prioritario"; Chacón, que "no hay que caer en nominalismos", y Page, que en España caben distintas sensibilidades. Iceta sí celebra las palabras de González en una entrevista

Foto: Reunión del Comité Federal del PSOE este 5 de septiembre, el primero del curso político. (EFE)
Reunión del Comité Federal del PSOE este 5 de septiembre, el primero del curso político. (EFE)

Pasapalabra. Los socialistas rehúsan enredarse en un debate que entienden espinoso y que no conviene abrir en este momento, y menos antes de las generales: el de si en una eventual reforma de la Constitución cabe definir a Cataluña como una nación. El PSC sí lo defiende, siempre que no se asimile esa idea con la de un Estado, pero en el resto del partido asentar ese estatus para una comunidad genera dudas y roces. "No es prioritario", zanjó este sábado Juan Cornejo, una de las voces más que autorizadas de la federación más importante, la andaluza. Es su secretario de Organización, el número dos de Susana Díaz. 

La polemica la reactivó de buena mañana una entrevista del expresidente Felipe González en La Vanguardia, publicada este sábado. El rotativo le pregunta si estaría "de acuerdo en que la Constitución española reconociese a Cataluña como nación". "Absolutamente, sí. No tengo ningún problema en reconocer la identidad catalana y en que se garantice constitucionalmente que no va a haber ningún extraviado que intente alterar ese reconocimiento", replica durante la conversación con el periodista Enric Juliana, ante el que precisa que, en su artículo del domingo pasado en El País, no quiso decir que Cataluña "esté en vísperas del fascismo". 

Las palabras de González encontraron inmediata acogida en el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, que como él mismo dijo a los periodistas a la entrada de Ferraz, donde este sábado se celebraba el primer Comité Federal del curso, que "siempre" ha defendido esa tesis, y que se alegra de "coincidir una vez más con él". 

La referencia está en Granada

Pero fue el único, porque los barones, uno tras otro, desplegaron el mensaje de que eso no toca ahora. Lo hicieron a preguntas de los periodistas, porque dentro de la reunión, según distintas fuentes consultadas por El Confidencial, no emergió la controversia. Ni la suscitó Iceta. La dirigencia socialista se atiene a lo escrito y dicho en Granada en 2013, cuando se aprobó el acuerdo conjunto para caminar hacia una España federal. 

Javier Fernández y Guillermo Fernández Vara, charlando durante el Comité Federal. (EFE)
Javier Fernández y Guillermo Fernández Vara, charlando durante el Comité Federal. (EFE)

Susana Díaz se saltó el Comité Federal porque sigue de baja de maternidad, pero quien la reemplazó como jefe de la delegación andaluza fue Juan Cornejo. El secretario de Organización sostuvo que "no es prioritario" abordar si Cataluña ha de ser o no una nación dentro de la reforma constitucional. Cornejo expresó su "respeto" a las palabras del expresidente González, "pero los tiempos son los tiempos". En plata: no es el momento. Todo este tipo de asuntos, apuntaló, han de formar parte de la discusión con otras fuerzas políticas. El número dos aseguró que la posición del PSOE-A será "la que adopta el PSOE", y entretanto esta se halla recogida en la Declaración de Granada, que sí recoge "las singularidades" de los territorios, "la pluralidad, la diversidad y la igualdad de los españoles, vivan donde vivan". Puntales en los que siempre ha hecho hincapié Díaz, totalmente refractaria a cualquier reconocimiento de España como Estado plurinacional, como querría el PSC

La catalana Carme Chacón, secretaria de Relaciones Internacionales, advirtió de que "no hay que caer en nominalismos en un momento como este". "Ya llegaremos a eso", aseguró, después de recordar que ella misma escribió hace cinco años en un artículo en El País con Felipe González en el que se mostraban a favor del reconocimiento de Cataluña como nación. La exministra y cabeza de lista por Barcelona en las generales subrayó que el PSOE sabe que toda reforma necesita "consenso", y la prioridad es poner a España "a funcionar todos juntos y unidos". 

No hablar de "pueblos y naciones"

Algo semejante planteó el presidente asturiano, Javier Fernández: hay que concentrar los esfuerzos en discutir cómo modernizar el Estado y afrontar los problemas de España, más que hablar "de pueblos y naciones". El jefe del Ejecutivo manchego, Emiliano García-Page, advirtió a González de que la Constitución ya recoge que España es una nación en la caben distintas sensibilidades. Sí apoya que se "actualicen" las relaciones Cataluña-España, pero él cree, dijo, en la "gran nación" española, "en la que cabe incluso toda la gente que considera que su región puede considerarse nación o nacionalidad".

Miquel Iceta hablando con la líder del PSE, Idoia Mendia, durante el Comité Federal de este sábado. (EFE)
Miquel Iceta hablando con la líder del PSE, Idoia Mendia, durante el Comité Federal de este sábado. (EFE)

Ximo Puig, president de la Generalitat Valenciana, pidió abandonar "polémicas estériles que no van a ningún sitio", señaló cuando se le preguntó por el concepto de los Países Catalanes, que incluiría a su comunidad, junto a Cataluña, Baleares y Aragón. Un concepto, añadió, que "no existe", por mucho que lo defienda el independentismo catalán. 

Sánchez no mencionó nada de este asunto durante su discurso. Y dentro del Comité Federal, a puerta cerrada, no se oyeron comentarios sobre el estatus de Cataluña ni críticas a González. Ni siquiera Iceta se refirió al asunto ni reivindicó ese reconocimiento. Sí pidió apoyo a sus compañeros para la campaña del 27-S y enhebró una reflexión de lo que está ocurriendo en Cataluña similar a la que ayer viernes expuso en un desayuno informativo en Madrid. Denunció la actitud del PP y de Convergència, que se "retroalimentan mutuamente", y a Rajoy por "buscar una mayoría independentista porque cree que le favorecerá en las generales, al poder presentarse como un partido de orden", contaban fuentes próximas al primer secretario. Iceta también rechazó la tesis de que el PSC sea "ambiguo". "No nos sometemos a lo que ellos [el PP] creen que debe ser España". 

Apoyo al PSC y a Sánchez

La reunión del máximo órgano de dirección socialista discurrió con tranquilidad y acabó, sintomáticamente, pronto —sobre las tres de la tarde, tras 23 intervenciones—. Quienes tomaron la palabra, según todas las fuentes consultadas, expresaron su apoyo al PSC (como hizo el líder del PSOE en su discurso), insistieron en defender la Declaración de Granada como modelo territorial, y prestaron su respaldo a Pedro Sánchez como candidato a las generales de diciembre.

El PSOE andaluz confirma que Susana Díaz sí hará campaña para apoyar al PSC y a Iceta

Ni siquiera se oyó una mínima discrepancia por parte de Cornejo, que ante los medios manifestó explícitamente su apoyo al secretario general en su camino hacia el Gobierno, porque España necesita "un cambio de políticas" y la "única alternativa es el PSOE". "En Andalucía hemos ganado las tres últimas elecciones [las europeas de 2014, las autonómicas de marzo de 2015 y las municipales del 24-M] y queremos ganar estas cuartas para poner nuestro granito de arena para llevar a Pedro Sánchez a la Moncloa". Y la contribución de Andalucía es fundamental. 

Cornejo también confirmó que Susana Díaz sí participará en la campaña de las elecciones catalanas del 27-S para apoyar al PSC y a Iceta, y que será el lunes cuando se cierre la agenda. 

Otra vez se cuela el PSOE-M

Así las cosas, la única "distorsión" se produjo por las intervenciones de algunos tomasistas en el Comité, que se quejaron por el proceso de los últimos meses en el PSOE-M, que ha acabado con la destitución de Tomás Gómez (en febrero) y de Antonio Miguel Carmona (en agosto). Este no es miembro ya del órgano de dirección, pero quien hiló una argumentación semejante fue la exdiputada regional Laura Oliva. Por la parte contraria, por el sector oficialista, defendió la legitimidad de la nueva baronesa madrileña, Sara Hernández, uno de sus principales valedores, Manuel Robles, alcalde de Fuenlabrada. 

Pero la cosa no fue a mayores. Tampoco hubo problemas para sacar adelante el calendario de elaboración de listas. "Hay completa unidad en torno a Pedro, y hasta Andalucía ha dicho que está movilizada, así que eso dinamiza el partido. Parecía un ejército, un escuadrón. Ya no hay los debates del pasado", observaba un miembro de la ejecutiva, en unos términos que emulaba otro más. El PSOE ya está absorbido por la dinámica preelectoral y, como razonaban distintos dirigentes, no toca ahora ningún ajuste de cuentas con Sánchez ni azuzar el avispero interno. La cabeza de todos (o eso dicen) está en "ganar" las elecciones, como les apremió el secretario general, alimentar la esperanza de poder convertirse de nuevo en primera fuerza del país y volver a la Moncloa, sin hundirse en Cataluña. Esos son los retos inmediatos. Los demás puentes vendrán después

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios