reforma del tribunal constitucional

Pedro Sánchez acusa a Rajoy de buscar a la "extrema derecha" con la reforma del TC

La normativa supone un mazazo a las aspiraciones de Artur Mas ya que permite al Tribunal multar e incluso suspender a todos aquellos gobernantes que no acaten sus resoluciones

Foto: Pedro Sánchez en una imagen de archivo. (Reuters)
Pedro Sánchez en una imagen de archivo. (Reuters)

La reforma en las funciones del Tribunal Constitucional anunciada hoy por el Ejecutivo recoge críticas de todo el espectro político. La más contundente la ha lanzado el líder de la oposición, Pedro Sánchez, que ha acusado a Mariano Rajoy de coquetear "con la extrema derecha". Le ha recriminado que olvide el interés general de los españoles y atienda a intereses unilaterales "legislando exclusivamente" para el ala más a la diestra de su partido.

"El señor Rajoy, que tanto habla de España, que poco la quiere y que poco la defiende", ha subrayado Pedro Sánchez que se encuentra de visita oficial en Lima (Perú).

Es más, el líder socialista ha considerado que la modificación del TC planteada por el PP demuestra "la incapacidad política de Rajoy" porque, según ha recalcado, "vuelve a instrumentalizar unas instituciones que deberían servir al interés general".

Un golpe a Artur Mas

La proposición de Ley de reforma del Tribunal Constitucional supone un mazazo a las aspiraciones de Artur Mas de cara a las próximas elecciones del 27 de septiembre ya que le permite multar e incluso suspender a todos aquellos gobernantes que no acaten sus resoluciones. "La broma ha terminado", resumía Xavier García Albiol, el candidato popular a la Generalitat en su comparecencia de esta mañana para explicar esta reforma normativa. 

La finalidad de esta proposición "es dotar a nuestro Estado de Derecho de herramientas más sólidas" así como "garantizar los derechos de todos". Se trata, en fin, de tener "más garantías" y "elementos coercivos" para que las normas se cumplan, ha sentenciado el ex alcalde de Badalona. 

La reacción de Convergencia no se ha hecho esperar. El portavoz de CDC en el Senado, Josep Lluis Cleries, ha considerado que la propuesta supone "un ataque a la democracia en toda regla" y ha advertido de que los soberanistas seguirán defendiendo la "patria" catalana y su "libertad".

También se ha sumado a las críticas Pablo Iglesias, que ha considerado que "las amenazas no contribuyen a que ciudadanos de este país entiendan", ha dicho. "Nosotros siempre vamos a apostar por el diálogo”, ha continuado el candidato de Podemos a las generales, que hará de la “fraternidad” y la “hermandad” las herramientas para cambiar la situación que vive Cataluña.

 También la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha querido pronunciarse sobre la iniciativa, que ha tachado de "muy irresponsable" por  judicializar los conflictos políticos". 

"No es el camino y no ha dado buenos resultados, y lo que debería hacer el PP es dejar que libremente se exprese la ciudadanía de Cataluña en las urnas de forma pacífica y cívica, como millones de catalanes estamos pidiendo desde hace años", ha precisado la alcaldesa de Barcelona.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios