SI TIENEN ÉXITO EL 27-S

CDC y ERC, dispuestos a repetir la lista unitaria en las elecciones generales

Con la actual situación en Cataluña, se correría el riesgo de que las fuerzas catalanas quedasen absolutamente relegadas en una legislatura que Rajoy pretende dedicar a reformar la Constitución

Foto: Oriol Junqueras y Artur Mas junto al resto de los cabezas de lista del Junts pel si. Raül Romeva, Carme Forcadell y Muriel Casals. (Reuters)
Oriol Junqueras y Artur Mas junto al resto de los cabezas de lista del Junts pel si. Raül Romeva, Carme Forcadell y Muriel Casals. (Reuters)

La nueva política es una fórmula que ha venido para quedarse. CDC y ERC están dispuestos a exportar la fórmula de la lista unitaria de Junts pel Sí a las elecciones generales, según aseguran fuentes políticas de ambas formaciones. Esto sólo se haría en caso de una victoria indiscutible de esta formación el próximo 27-S.

Junts pel Sí es una lista heterogénea liderada por independientes y en la que los representantes de los partidos diluyen su protagonismo a favor de un objetivo superior, en este caso, la independencia de Cataluña.

Esta semana se ha hablado más de si el productor televisivo y exmiembro de la Trinca, Josep María Mainat, o la escritora Empar Moliner iban a participar en la lista de Junts pel Sí en puestos políticamente irrelevantes (el primero sí, la segunda no) que de cuestiones tales como qué gobierno se formará en la Generalitat cuando se ganen las elecciones al Parlament.

Leones del Congreso de los Diputados.
Leones del Congreso de los Diputados.

La estrategia de la lista de confluencia se basa, además, en que con la actual situación en Cataluña se correría el riesgo de que las fuerzas catalanas quedasen absolutamente relegadas en una legislatura que Mariano Rajoy pretende dedicar a la reforma de la Constitución. Con un PSC en horas bajas este peligro sería doble.

La manera de conjurar esta circunstancia pasaría por repetir la fórmula: un candidato independiente, con buena telegenia y si se mueve en la frontera con la izquierda, como ha sido el caso de Raül Romeva, mejor. Y en la lista, trufar los primeros puestos de diputados de ERC y CDC, los cuales irían emboscados.

Fuentes de CDC señalan que en esta lista el papel de Artur Mas, que va de número cuatro en la lista de Romeva, lo ejercería el exconseller de la Presidencia, Francesc Homs. Homs es uno de los independentistas más convencidos y fue uno de los negociadores claves de CDC en el actual Estatut, por lo que si por carácter no parece la persona más adecuada para llegar a acuerdos en Madrid, bagaje negociador no le falta.

Frente independentista en el Congreso

En caso de repetir el éxito, Mas y Oriol Junqueras esperarían tener un frente independentista de unos 25 diputados en el Congreso, lo que se convertiría en una verdadera patata caliente para cualquier intento de las nuevas Cortes de afrontar una reforma constituyente del tipo que fuese.

Los coqueteos constituyentes de Mariano Rajoy muestran que el inmovilismo del que culpaba Artur Mas al líder PP ante el Rey se ha acabado

En contra de estos planes juega la gran incertidumbre que pesa sobre el 27-S. Puede ganar cualquiera o, incluso peor, pueden perder todos, a causa de las circunstancias electorales extraordinarias que se dan en estos comicios. Y cualquier revés que sufriese Artur Mas dejaría en la cuneta los planes de una nueva lista unitaria para el Congreso y el Senado.

Media foto

La clave es la media foto. En clave independentista, el 27-S sólo ofrecerá una media foto del resultado en la tan cacareada clave plebiscitaria, gane quien gane. Para tener la foto completa será necesario ver el resultado de las elecciones a Cortes. No es lo mismo un Mariano Rajoy que repita mayoría absoluta que uno que necesite gobernar en minoría, por ejemplo. Y eso afectaría tanto a un nuevo marco de encaje de Cataluña en España como a una reforma constitucional más amplia.

Más allá de estos movimientos, los coqueteos constituyentes de Mariano Rajoy muestran que el inmovilismo del que culpaba Artur Mas al líder PP ante el Rey se ha acabado. El problema será, en Cataluña, gestionar la frustración de todos aquellos votantes, en especial en áreas rurales, que de buena fe creyeron que la independencia estaba a la vuelta de la esquina.

Elecciones Catalanas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios