Es noticia
Oriol Junqueras y Marta Rovira preparan la paz en ERC para intentar investir a Illa
  1. España
  2. Cataluña
ERC avanza en el fin de las hostilidades

Oriol Junqueras y Marta Rovira preparan la paz en ERC para intentar investir a Illa

Junqueras y la secretaria general de los republicanos escenifican un acercamiento para esta misma semana. Pero ninguno quiere defender ante las bases del partido el pacto con el PSC

Foto: Oriol Junqueras dialogando en pantalla con Marta Rovira. (EFE/Marta Pérez)
Oriol Junqueras dialogando en pantalla con Marta Rovira. (EFE/Marta Pérez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La niebla en ERC parece a punto de disiparse y todo apunta a movimientos para enterrar el hacha de guerra. Oriol Junqueras y Marta Rovira estarían preparando una paz que se escenificaría con el retorno de la secretaria general a Cataluña este viernes o a más tardar el fin de semana. Esta reconciliación no quiere decir que la investidura de Salvador Illa esté hecha, pero se alinea con lo que está pasando en la negociación con el PSC, que está muy encarrilada, según fuentes de ambas partidos conocedoras de los contactos.

Las dos facciones se unirían así en una paz escenificada. Una imagen del reencuentro de los dos líderes podría servir para justificar ante las bases el acuerdo que se anunciará en los próximos días.

En una entrevista en RAC1, Rovira ha rechazado que vaya a presentarse a las elecciones y ha asegurado que lo importante es “repensar la estrategia”. Por su parte, Junqueras publicó un tuit cariñoso hacia Marta Rovira: “Contigo hemos compartido muchos años de vida política, desgarrada, desgraciadamente, por la represión de la cárcel y el exilio. Ahora, por fin, y al cabo de siete años, será una gran satisfacción poder reencontrarte, después de un exilio que ha sido una muestra más de la injusticia que se ha perpetrado contra el hecho democrático de votar”.

El problema no radica en una fotografía que reconcilie a las dos facciones, sino en pedir a la militancia que avalase un acuerdo con el PSC para investir a Salvador Illa, según reconocen fuentes de los republicanos.

Foto: Oriol Junqueras. (EFE/Marta Pérez)

Así, Oriol Junqueras quiere evitar solicitar a las bases que voten a favor del acuerdo, escudándose en que se trata un pacto que él no ha negociado, ya que en este momento es apenas un militante de base. Junqueras querría que fuese Marta Rovira la que bebiese ese cáliz. Pero fuentes de ERC dudan de que Rovira se inmole de esta manera y lo que prevén es que la secretaria general otorgue libertad de voto.

Si así fuera, lo más previsible es que los 8.700 militantes que puedan votar se decanten por el “no” por diversas razones y no solo el rechazo al PSC del 155. También por castigar a la dirección del partido, desprestigiada tras conocerse la autoría de la campaña de carteles contra los hermanos Maragall en 2023 y que le ha costado salir de la Generalitat al viceconseller Sergi Sabrià.

Sin el respaldo de las bases, la repetición electoral en Cataluña que busca Carles Puigdemont sería un hecho. Pero no radicaría en la imposibilidad de un acuerdo, que está muy cercano, sino porque no habrá coraje para defender luego dicho pacto ante los militantes.

Sin el aval de las bases de ERC, se iría a la repetición electoral que pide Puigdemont

Se volvería así, salvando las distancias, a octubre de 2017. Todas las crónicas coinciden en que en las reuniones del denominado Estado Mayor, el grupo de notable que dirigió el intento de sedición, Oriol Junqueras participaba, pero no abría la boca.

Repetición sin responsables

Con esa fórmula, ERC lleva a Cataluña a la repetición electoral. Pero con la esperanza de sus líderes de no ser responsabilizados porque se tenga que volver a votar el próximo 13 de octubre. Si la responsabilidad es de la militancia, es de todos. Y entonces la culpa no es de nadie. Por muchos diputados que pierdan los republicanos en esta forzada segunda vuelta. Otra cosa es la base de la paz en ERC. Que tendrá que ir más allá del gesto y deberá aún negociarse cara al Congreso Nacional del 30 de noviembre.

Foto: El presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE/Alejandro García)

El manifiesto que firmaron cientos de militantes, incluyendo el grueso del grupo parlamentario, de los consellers de la Generalitat y de los cuadros dirigentes del partido, solo buscaba que Junqueras no optase a reelección como presidente. Ahora queda claro que Junqueras se presentará de nuevo a la presidencia y que, por ahora, Rovira y los suyos carecen de un candidato que le plante cara.

Principios de pacificación

Entre los principios de pacificación está que el aparato del partido asuma que Oriol Junqueras opte al cargo de nuevo. También que en la nueva Ejecutiva nacional que surja del Congreso del 30 de noviembre la representación del actual aparato quede reducido a dos o tres nombres. Y que Junqueras lave la cara a buena parte de la estructura del partido. Hasta ahora Rovira y el aparato del partido han planteado un junquerismo sin Junqueras. Junqueras, por su parte, pone sobre la mesa una renovación, permaneciendo él al frente. En ambos casos la fórmula resulta dudosa y pueden entenderse los recelos de la otra parte.

El drama para la situación catalana es que la crisis interna de ERC no quedará confinada de puertas a dentro del partido, sino que provocará una repetición electoral que alargará el gobierno en funciones en la Generalitat y la inestabilidad política en Cataluña.

La niebla en ERC parece a punto de disiparse y todo apunta a movimientos para enterrar el hacha de guerra. Oriol Junqueras y Marta Rovira estarían preparando una paz que se escenificaría con el retorno de la secretaria general a Cataluña este viernes o a más tardar el fin de semana. Esta reconciliación no quiere decir que la investidura de Salvador Illa esté hecha, pero se alinea con lo que está pasando en la negociación con el PSC, que está muy encarrilada, según fuentes de ambas partidos conocedoras de los contactos.

Oriol Junqueras Marta Rovira Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Salvador Illa PSC Noticias de Cataluña
El redactor recomienda