Es noticia
Menú
Rufián será el candidato de ERC a la alcaldía de Santa Coloma de Gramenet
  1. España
  2. Cataluña
Dentro del ‘cinturón rojo’ barcelonés

Rufián será el candidato de ERC a la alcaldía de Santa Coloma de Gramenet

ERC quiere dar la batalla en los Ayuntamientos socialistas presentando a sus caras más mediáticas

Foto: El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, interviene durante el pleno del Congreso de los Diputados. (EFE/Fernando Villar)
El portavoz de ERC, Gabriel Rufián, interviene durante el pleno del Congreso de los Diputados. (EFE/Fernando Villar)

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, será elegido el próximo sábado candidato a alcalde de ERC en Santa Coloma de Gramenet, población rayana con Barcelona y, por tanto, dentro del ‘cinturón rojo’ barcelonés. Rufián lo tiene muy claro: lo hace porque se lo pidió personalmente el presidente del partido, Oriol Junqueras. Pero tiene poco que hacer: Esquerra tiene 3 de los 27 ediles, mientras que la socialista Núria Parlón dispone de 17 concejales y más del 50% de los votos. Es difícil, por no decir imposible, que pueda dar el ‘sorpaso’ o que pueda arañar muchos votos a los socialistas, que tienen en Santa Coloma uno de sus grandes feudos electorales.

El mal trago de ir a luchar contra los elementos a la ciudad que le vio nacer le entra en su paga, como dice a El Confidencial una fuente cercana a ERC. Ante un favor solicitado por Junqueras, no podía decir que no. Todos saben que se estrellará, pero siempre le quedará su escaño de diputado en Madrid para continuar con su carrera política. En cambio, si no hubiese aceptado encabezar la lista, no tendría asegurada su presencia en las próximas elecciones legislativas, dicen las ‘malas’ lenguas de ERC.

Foto: l portavoz de ERC, Gabriel Rufián. (EFE/J.J. Guillén)

Rufián le debe todo a Junqueras y no podía negarse a ser el candidato en Santa Coloma: Junqueras fue quien le fichó y lo metió en las listas de las generales de diciembre de 2015. Su fichaje se produjo cuando Junqueras era aún alcalde de Sant Vicenç dels Horts. El joven Rufián militaba en el grupúsculo Súmate, un invento de ERC para captar voto no independentista y cuya principal característica era que su lengua habitual era el castellano. En ese grupo militaban Eduardo Reyes, a quien luego le premiaron con un escaño de diputado en las listas de JxSí, y Antonio Baños, que fue cabeza de lista de la CUP y que esta semana se negó a responder a una jueza de Madrid en castellano porque lo considera “una lengua extranjera”.

Manolo Pont, asesor de Junqueras en el consistorio, fue el valedor de Rufián ante su alcalde y éste lo fichó como la cara nueva del independentismo en 2015. El propio Junqueras y Marta Rovira no lo dudaron en ningún momento y lo enviaron a Madrid de diputado, donde se fogueó al lado del veterano Joan Tardà. En aquellos momentos, ERC quiso tener a un (aparente) castellanohablante como cabeza de lista en las generales. Sus histriónicas y exageradas intervenciones en el Congreso han dado paso a una labor parlamentaria más sosegada y con mayor carisma: si al principio su principal objetivo era escandalizar, hoy es influir.

La estrategia de Junqueras

Rufián, que habla indistintamente catalán y español, concurrirá en las municipales del próximo año en un ‘territorio comanche’ para el soberanismo, en el que predomina el castellano como lengua vehicular. El republicano tiene a su favor que es un tipo que, cuando modera su actuación, sabe conectar con el público. Según las fuentes consultadas, tiene el camino expedito para que la asamblea local republicana de Santa Coloma de Gramenet lo vote el próximo sábado como su ‘mirlo blanco’ para las próximas municipales, salvo que haya complicaciones de última hora.

¿Por qué Rufián ha de ir como alcaldable de una localidad del cinturón rojo? Es la materialización de la estrategia de Junqueras, que quiere a las caras más mediáticas de su partido disputando alcaldías cruciales en los territorios del cinturón industrial barcelonés. Este territorio es prioritario para ERC. En él reside más de la mitad de la población de Cataluña, hay mucho inmigrante y la lengua es, mayoritariamente, el castellano. Hasta ahora, ha sido siempre feudo de los socialistas, excepto contadas excepciones en que la izquierda no independentista se hizo con el poder. Y es un espacio propicio para la estrategia de Junqueras de “ensanchar la base” soberanista con votos no estrictamente independentistas.

Foto: Diada del 11 de septiembre. (EFE/Toni Albir)

La batalla en ese terreno, sostiene Junqueras, se gana voto a voto y para ello necesita las caras más mediáticas. Rufián apretando en Santa Coloma (al norte de Barcelona) es una de las opciones. Pero en Hospitalet (que tiene frontera con el sur de Barcelona), la segunda ciudad de Cataluña, ERC fichó a Jaume Graells, exconcejal socialista. Graells se dio de baja del PSC esta primavera y a las pocas semanas fue anunciado como próximo candidato republicano. Tampoco lo tiene fácil, como Rufián: en Hospitalet ‘reina’ como alcaldesa la socialista Núria Marín, que tiene 14 de los 27 concejales. ERC, como segunda fuerza, sólo tiene 5 ediles y habrá que esperar a ver si puede arañar alguna parcela al PSC.

También falta decidir si el exdiputado Joan Tardà será el candidato en Cornellà de Llobregat, otro de los feudos socialistas, donde fue alcalde José Montilla (posteriormente, presidente de Cataluña) y donde hoy el socialista Antonio Balmón acapara también 14 de los 25 concejales y más del 47% de los votos totales. Es otro feudo en el que Esquerra quiere meter baza y en el que lo tiene muy difícil. Pero la propuesta está encima de la mesa, aunque no hay una decisión tomada. En Igualada, ubicada en el segundo cinturón, ERC tiene previsto presentar a Alba Vergès, exconsellera de Salud y actual presidenta del Parlamnet ‘in pectore’, tras la defenestración de Laura Borràs. Con esa cara, los republicanos quieren arrebatar a los posconvergentes la capital de la comarca del Anoia, una de las principales localidades cercanas a Barcelona en manos de los de Puigdemont.

El portavoz de ERC en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, será elegido el próximo sábado candidato a alcalde de ERC en Santa Coloma de Gramenet, población rayana con Barcelona y, por tanto, dentro del ‘cinturón rojo’ barcelonés. Rufián lo tiene muy claro: lo hace porque se lo pidió personalmente el presidente del partido, Oriol Junqueras. Pero tiene poco que hacer: Esquerra tiene 3 de los 27 ediles, mientras que la socialista Núria Parlón dispone de 17 concejales y más del 50% de los votos. Es difícil, por no decir imposible, que pueda dar el ‘sorpaso’ o que pueda arañar muchos votos a los socialistas, que tienen en Santa Coloma uno de sus grandes feudos electorales.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Gabriel Rufián Oriol Junqueras
El redactor recomienda