Es noticia
Menú
El TSJC manda a juicio a Borràs y la deja al borde de perder la presidencia del Parlament
  1. España
  2. Cataluña
PREVARICACIÓN Y FALSEDAD DOCUMENTAL

El TSJC manda a juicio a Borràs y la deja al borde de perder la presidencia del Parlament

El reglamento de la Cámara establece que los diputados que van al banquillo por corrupción deben abandonar su escaño, pero ella ha insistido en las últimas semanas en aferrarse al cargo

Foto: La presidenta de JxCAT, Laura Borràs. (EFE/Toni Albir)
La presidenta de JxCAT, Laura Borràs. (EFE/Toni Albir)

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha decretado la apertura de juicio oral contra la presidenta del Parlament y de JxCAT, Laura Borràs, por la presunta adjudicación a dedo de 18 contratos menores a un amigo entre marzo de 2013 y febrero de 2017, cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC). La Fiscalía pide seis años de cárcel y 21 de inhabilitación para la líder independentista por prevaricación y falsedad documental.

El reglamento del Parlament establece que los diputados que van al banquillo por corrupción deben abandonar su escaño, pero Borràs ya ha dejado claro en las últimas semanas que su intención de aferrarse a la presidencia. El resto de partidos, entre ellos ERC y la CUP, rechazan apoyar esta opción, hasta el punto de que el propio Pere Aragonès ha dejado clara la postura de su partido. "Se pondría la institución por delante y se la apartaría. Se defendería su inocencia y, si se resolviera de manera favorable, se la restauraría en las responsabilidades".

Foto: Laura Borràs. (EFE/Marta Pérez)

Las "causas de suspensión de los derechos y deberes parlamentarios" se contemplan en el artículo 25 del Parlament, cuyo cuarto punto obliga a apartar a un diputado ante imputaciones como la de Borràs: "En los casos en que la acusación sea por delitos vinculados a la corrupción, la Mesa del Parlamento, una vez sea firme el auto de apertura del juicio oral y tenga conocimiento del mismo, debe acordar la suspensión de los derechos y deberes parlamentarios de forma inmediata". La Mesa del Parlament está compuesta por dos miembros del PSC, dos de ERC, dos de JxCAT y uno de la CUP, por lo que todo apunta a que Borràs será apartada en las próximas semanas.

La acusación de la Fiscalía

A lo largo de 25 páginas, el TSJC repasa los 18 contratos por servicios informáticos que concedió la Institució de les Lletres Catalanes y cuyo importe ascendió a 277.438,17 euros (335.700,29 con IVA). El auto no incluye las conversaciones intervenidas a los acusados, pero, como ha informado El Confidencial en el último año, estas desvelan el modo en que se produjeron los hechos: "Imagínatela de ministra de Cultura y a mí dándome trabajo de esto. De puta madre", llegaba a decir su amigo y beneficiario de los contratos en una conversación. "Yo con la Borràs, con la jefa, yo facturo con la cooperativa, yo facturo unos trapis por allí", añadía en otra.

El amigo en cuestión es Isaías Herrero Florensa. Según recuerda el escrito de acusación de la Fiscalía, la política mantuvo "relaciones profesionales previas" con él tanto en la Universidad de Barcelona (Isaías Herrero ejercía de profesor en el máster y posgrado dirigidos por Laura Borràs) como en el grupo de investigación en estudios literarios y tecnología digital Hermeneia (grupo dirigido por Laura Borràs y del que era miembro Isaías Herrero)". La Fiscalía pide para él otros seis años de cárcel y 21 de inhabilitación. En noviembre de 2019, Herrero ya fue condenado en otro procedimiento a cinco años de prisión por falsificación de moneda y delito contra la salud pública.

Foto: La presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE/Marta Pérez)

Según sostiene el escrito de la Fiscalía, Borràs y él actuaron "de mutuo acuerdo y con unidad de propósito" para que los trabajos informáticos de la ILC fueran fraccionados "indebidamente en diferentes contratos menores". En concreto, "la creación del portal web de la institución y su desarrollo y mantenimiento posterior", un trabajo que, según el Ministerio Público, terminó por traducirse en 18 contratos distintos adjudicados a dedo al propio Herrero o a otras personas interpuestas por el mismo.

La Fiscalía incide para ello en que estas adjudicaciones se produjeron "directa o indirectamente a través de otras personas físicas o jurídicas interpuestas, con el propósito de vulnerar los principios de transparencia y concurrencia pública". Borràs y Herrero, por tanto, eran "perfectamente conscientes de que, con su manera de actuar, infringían abiertamente el cumplimiento de la normativa (...) e impedían de esta forma que la gestión del servicio pudiera ser adjudicada a otra persona".

Foto: Laura Borràs y Francesc de Dalmases. Foto de archivo. (EFE/Toni Albir)

El escrito de acusación se dirige a su vez contra Andreu Pujol Martín, un informático que supuestamente seguía las instrucciones de Herrero y ayudó a "infringir la normativa" mediante la elaboración de "facturas a su nombre como trabajador autónomo". En su caso, el Ministerio Público pide tres años de prisión y 10 de inhabilitación.

Tras recibir el escrito de la Fiscalía, el TSJC acuerda ahora la apertura de juicio oral contra los tres y se declara competente para enjuiciarlos. "Notifíquese la presente resolución al Ministerio Fiscal y a las respectivas representaciones procesales de los acusados, con la advertencia de que (...) contra el presente auto no cabe recurso alguno, sin perjuicio de su derecho a reproducir ante el tribunal de enjuiciamiento cuantas cuestiones fueren de su interés", advierte la resolución.

El PSC, ERC y la CUP votarán a favor de la suspensión de la presidenta del Parlament, Laura Borràs, en la Mesa que se celebrará el jueves para abordar su situación judicial. Así lo han explicado en sendas ruedas de prensa este martes portavoces de los tres partidos, con lo que previsiblemente la suspensión saldrá adelante únicamente con el voto en contra de Junts. Tanto el PSC como ERC y la CUP han vuelto a pedir a la presidenta que se aparte y deje el cargo por propia iniciativa, antes de que se vote su suspensión en la Mesa.¡

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha decretado la apertura de juicio oral contra la presidenta del Parlament y de JxCAT, Laura Borràs, por la presunta adjudicación a dedo de 18 contratos menores a un amigo entre marzo de 2013 y febrero de 2017, cuando dirigía la Institució de les Lletres Catalanes (ILC). La Fiscalía pide seis años de cárcel y 21 de inhabilitación para la líder independentista por prevaricación y falsedad documental.

Jueces Tribunal Superior de Justicia de Cataluña Laura Borràs