Es noticia
Menú
El independentismo unifica las campañas antimonárquicas y pone en marcha un plan de acoso al Rey
  1. España
  2. Cataluña
Fundación Princesa de Girona

El independentismo unifica las campañas antimonárquicas y pone en marcha un plan de acoso al Rey

La Coordinadora Antimonárquica quiere ser la catalizadora de las protestas contra la Corona acosando a la Fundación Princesa de Girona, que lleva cuatro años sin poder celebrar los premios en esta ciudad

Foto: El rey Felipe VI, en las jornadas anuales del Cercle d'Economia. (EFE/Andreu Dalmau)
El rey Felipe VI, en las jornadas anuales del Cercle d'Economia. (EFE/Andreu Dalmau)

La Fundación Princesa de Girona prepara sus premios anuales para finales de junio o principios de julio en una fecha aún por determinar, aunque por cuarto año consecutivo la ceremonia no tendrá lugar en esta ciudad. En 2018, el Ayuntamiento gerundense, que dirige Marta Madrenas (JxCAT), aprobó una moción en la que declaró a Felipe VI persona non grata. La alcaldesa negó a la Casa Real el auditorio, alegando que estaba en obras, por lo que la entrega de premios tuvo que celebrarse en el Mas Marroch, del Celler de Can Roca, uno de los templos culinarios de España. Hubo intentos de boicot y comandos que intentaron asaltar el lugar, pero un amplio despliegue policial evitó lo peor. La ofensiva no ha terminado y colectivos independentistas radicales ultiman un plan de acoso al Rey.

Desde entonces, jamás se celebró de nuevo la ceremonia en Girona, donde se ubica la sede de la fundación. Y el independentismo ha tomado ese hecho como una victoria que ahora quiere ampliar boicoteando el premio en cualquier parte de Cataluña. “La Casa Real del Estado español tira la toalla: no osa venir a Girona a celebrar los Premios Princesa y lo hará telemáticamente. Es el cuarto año consecutivo que, gracias al rechazo popular, los Borbones no consiguen pisar Girona”, advertían varios mensajes cruzados entre plataformas soberanistas esta semana.

Foto: Manifestantes queman banderas del rey Felipe VI. (EFE)

Desde la entidad señalan a El Confidencial que no hay fecha para la ceremonia de entrega de premios, pendientes de cuadrar la agenda. "Barajamos varias posibilidades y en función de las disponibilidades, decidiremos dónde y cuándo se entregarán los premios”, apuntan. Lo único que se conoce es que se darán cinco galardones. Y, curiosamente, a cinco mujeres: Claudia Tecglen (Social), Eleonora Viezzer (Investigación Científica), Elisenda Balust (Empresa), María Hervás (Artes y Letras) y Trang Nguyen (Internacional). El nombre de esta última, una escritora vietnamita y conservacionista medioambiental, se hizo público en un acto celebrado en Girona el pasado 10 de mayo, lo que ha sido reprochado por los radicales, que consideran que con ese anuncio se ‘blanquea’ la monarquía española.

En realidad, los días 9 y 10 de mayo se celebraron en Girona las jornadas finales del Tour de Talento, con talleres y conferencias que antes habían pasado por Málaga, Guadalajara, Logroño y Palma. Su objetivo es impulsar y conectar el potencial de los jóvenes y poner en valor sus oportunidades de futuro ante la incertidumbre del contexto sociolaboral y económico. En total, reunió a 6.500 personas que participaron en más de 180 actividades. Las jornadas de Girona fueron aprovechadas para convocar una manifestación, a la que acudieron dos centenares de activistas que quemaron un muñeco con la efigie de Felipe VI. “Nosotros realizamos la actividad en nuestra sede y nuestra ciudad y no nos metemos en las protestas que cada cual quiera convocar. Sólo podemos decir que las fueron un éxito y que en ellas se acabó de anunciar la última galardonada con los Premios Fundación Princesa de Girona que, curiosamente, este año todas son mujeres”, señala una fuente oficial a este diario.

placeholder

Nace una coordinadora

Pero en los ambientes independentistas corría la adrenalina. Consignas de ‘Ni reyes, ni princesas, ni vasallos’, ‘Echemos a los Borbones’, ‘Que ruede la Corona’ o ‘Echemos al rey español de Girona’ han sido profusamente distribuidas por las redes sociales los últimos días. Bajo el lema ‘Fuego al Borbón’, se celebró la concentración que quemó el muñeco. Al día siguiente, la CUP también realizó algunas actividades antimonárquicas por el litoral.

Pero lo cierto es que la campaña antimonárquica se ha unificado por primera vez en una sola entidad, la Coordinadora Antimonárquica, en la que participan entidades como Òmnium Cultural, la Asamblea Nacional Catalana (ANC), el Ateneu 24 de Juny, la organización La Forja Gironès, el comité de defensa de la República (CDR) de Girona, el Casal El Forn, la plataforma Girona Vota, el Ateneu Salvadora Catà, la organización juvenil Arran (que controla la CUP), Jovent Republicà y la Fundació Les Voltes, que dirige y preside Joan Matamala, un íntimo amigo de Carles Puigdemont y uno de los espiados por el CNI por su presunta vinculación a Tsunami Democràtic.

Esta coordinadora fue creada del pasado 3 de mayo con el único fin de acosar a la Fundación Princesa de Girona y en ella, como se desprende de su composición, participan las organizaciones más activas y radicales del panorama soberanista catalán. En realidad, los últimos llamamientos para protestar contra la presencia del Rey en Cataluña se saldaron con sonoros fracasos. La ANC realizó varias de estas convocatorias. La más numerosa, en la que se protestaba por la visita del monarca tras la pandemia y después de algunos meses sin visitar tierras catalanas, terminó con apenas tres centenares de activistas gritando consignas.

Durante las dos semanas que la Coordinadora lleva en funcionamiento, ya se han celebrado varios actos antimonárquicos, aunque no han dejado de ser llamamientos muy locales. Ahora comenzará la campaña en todo Cataluña.

Foto: El rey Felipe VI. (EFE)

La nueva plataforma quiere retomar el espíritu antimonárquico para movilizar las calles. De hecho, visto que el ‘procés’ o el enfrentamiento ideológico no atrae ya a los catalanes, al extremismo independentista le quedan dos reductos con los que espera crispar el ambiente: una hipotética ‘defensa’ de la lengua catalana y la pretensión de que “Cataluña es republicana y antimonárquica”.

El manifiesto de la Coordinadora Antimonárquica es lo suficientemente claro como para dejar entrever que la personificación de la campaña en la Fundación Princesa de Girona es la herramienta ideológica que utilizan los componentes de esa entidad para tensionar el ambiente. “Somos una sociedad madura, emancipada y republicana y por ello no aceptamos ninguna muestra de caridad de ningún Borbón. No queremos que ninguna propuesta de futuro de la ciudad pase por el cedazo de la Fundación Princesa de Girona ni de ningún Borbón”, comienza diciendo el manifiesto.

Foto: Manifestación de los CDR en octubre de 2019. (EFE/Alejandro García)

El enemigo tangible es la Fundación Princesa de Girona como instrumento de la Casa Real. “El rey Borbón es el rey de la represión, es el rey del 3 de octubre, es el rey del ‘a por ellos’, del imperialismo, con el único mérito de ser el sucesor impuesto por el dictador Francisco Franco. No aceptamos ninguna campaña de marketing para blanquear ni una monarquía ni al rey de la represión”, añade el texto.

Toque de atención a los 'enemigos'

A partir de ahí, el manifiesto recoge cinco puntos que condensan su ideario y sus ‘exigencias’. Uno de ellos es “que ningún Borbón visite la ciudad de Girona. No son bienvenidos”. Pero también reclama “que se deje de avergonzar a la ciudad con la utilización de su nombre para mantener un título universitario que no reconocemos y no nos representa. Girona no es de los Borbones”. Los radicales apuntan con nombres y apellidos a sus enemigos: “Que los patronos de las comarcas de Girona de la Fundación Princesa de Girona dejen de formar parte: Alzamora Gorup, Hijos de José Bassols (Aigües de Sant Aniol), Fundació Gala-Salvador Dalí, Vichy Catalán, Celler del Pescador-Grup Perelada y Fritz Ravich. Y, por extensión, el resto de patronato de los Països Catalans. No se puede seguir dando apoyo ni perpetuando ninguna monarquía”, subrayan. Los radicales también se dirigen a la Asociación de Empresarios y Emprendedores de Girona para que “deje de colaborar en el Tour de Talento. Jamás ninguna monarquía puede ser ejemplo de emprendeduría ni de futuro”.

Foto: Quema fotos del rey en Girona celebrando la sentencia del TEDH. (EFE)

Los miembros de la coordinadora han solicitado al Ayuntamiento de la capital gerundense que “borre de su nomenclátor toda referencia borbónica que aún quede, como la Torre Alfonso XII. Y, por supuesto, exigen “que marche de la ciudad la plataforma de blanqueo de una monarquía corrupta y represiva”. Pero, aunque este último punto hace referencia concretamente a Girona, la intención de los extremistas es realizar toda serie de acciones para calentar el ambiente durante el próximo mes y medio para llegar a la celebración de la ceremonia anual de la entrega de premios (que previsiblemente tendrá lugar en Barcelona) con las calles tensionadas.

La consigna es muy clara. “Cada vez que el Borbón quiera venir a Cataluña, se encontrará la presión popular, hasta que entienda que Cataluña no tiene Rey, porque somos la República Catalana”, rescataba un activista una proclama de los CDR de hace unos meses, pero que condensa a la perfección la hoja de ruta planteada.

La Fundación Princesa de Girona prepara sus premios anuales para finales de junio o principios de julio en una fecha aún por determinar, aunque por cuarto año consecutivo la ceremonia no tendrá lugar en esta ciudad. En 2018, el Ayuntamiento gerundense, que dirige Marta Madrenas (JxCAT), aprobó una moción en la que declaró a Felipe VI persona non grata. La alcaldesa negó a la Casa Real el auditorio, alegando que estaba en obras, por lo que la entrega de premios tuvo que celebrarse en el Mas Marroch, del Celler de Can Roca, uno de los templos culinarios de España. Hubo intentos de boicot y comandos que intentaron asaltar el lugar, pero un amplio despliegue policial evitó lo peor. La ofensiva no ha terminado y colectivos independentistas radicales ultiman un plan de acoso al Rey.

Rey Felipe VI Independentismo
El redactor recomienda