Es noticia
Menú
Aragonès se reúne con Puigdemont antes del deshielo con Sánchez por Pegasus
  1. España
  2. Cataluña
En el Parlamento Europeo

Aragonès se reúne con Puigdemont antes del deshielo con Sánchez por Pegasus

Los dos temas clave tratados en esta cumbre han sido buscar una vía para que JxCAT se sume al pacto por el catalán y acordar una respuesta conjunta a los casos espionaje

Foto: Pere Aragonès y Carles Puigdemont, este miércoles. (Generalitat de Cataluña/Jordi Bedmar)
Pere Aragonès y Carles Puigdemont, este miércoles. (Generalitat de Cataluña/Jordi Bedmar)

Pere Aragonès ha optado por verse con Carles Puigdemont antes de su reunión con Pedro Sánchez para desatascar el tema del espionaje de Pegasus. El encuentro ha sido este miércoles en Bruselas, en el Parlamento Europeo, y ha durado algo más de una hora y 15 minutos, con los temas sobre la mesa del pacto del catalán y las escuchas a los políticos independentistas. De nuevo se repite el esquema de 2021. En junio de aquel año, el presidente catalán se fue a Waterloo y mantuvo un encuentro con Puigdemont como una especie de previa a la reunión con Sánchez en la mesa de diálogo, que tuvo lugar poco después, en septiembre.

Los dos temas clave han sido buscar una vía para que JxCAT se sume al pacto por el catalán y acordar una respuesta catalana al espionaje de Pegasus. Según ambas partes, la reunión ha ido bien. Sin embargo, Aragonès esta vez ha cuidado la escenografía. Se ha citado con Puigdemont en calidad de eurodiputado independentista, en el marco del Parlamento Europeo, y lejos de Waterloo y el Consell per la República. De hecho, en la agenda del presidente catalán están previstas reuniones con otros eurodiputados catalanes en la Cámara comunitaria, lo que incluirá representantes de Junts, ERC, PSC y los comunes.

Foto: Pere Aragonès. (EFE/Quique García)

Pedro Sánchez, desde el Congreso de los Diputados y en respuesta a una interpelación de Bildu, declaró que está “dispuesto" a reanudar el diálogo "cuando lo considere la parte catalana”. En los medios políticos catalanes se espera una reunión discreta entre Moncloa y la Generalitat en los próximos días.

Anticipando su encuentro con Puigdemont, Aragonès hace un guiño a sus votantes más radicales, pero también utiliza una vía para llegar al corazón de JxCAT al margen de la nueva mujer fuerte del partido, Laura Borràs. El 'president' ha otorgado así de nuevo a Puigdemont un derecho preferente, que sobre todo tiene valor simbólico. En el encuentro también se ha analizado la situación legal del dirigente fugado y del resto de huidos de la Justicia en Bruselas.

placeholder Foto: Generalitat de Cataluña/Jordi Bedmar.
Foto: Generalitat de Cataluña/Jordi Bedmar.

Resulta significativo que no haya trascendido hasta acabada la reunión el resultado de la negociación entre ERC y JxCAT para aprobar un nuevo texto legislativo, donde no se incorporan porcentajes sobre el uso de castellano, y que se tramitaría en paralelo al proyecto de decreto que Junts hizo llegar al Ejecutivo catalán el lunes pasado. Al final, la ejecutiva del partido de Puigdemont, reunida de urgencia este miércoles por la mañana, habría aceptado esta propuesta para facilitar un acuerdo con ERC. Ahora solo es necesario que el PSC o los comunes no se caigan de estas nuevas condiciones o si esto altera el pacto alcanzado con las fuerzas no independentistas.

Además de estos dos temas, había un tercero inesperado: la ofensiva por parte de Ciudadanos al cuestionar las acreditaciones de los eurodiputados independentistas, al no haber pasado por la Junta Electoral Central.

Clima europeo

Pere Aragonès quiere marcar perfil europeo. Desde el principio se ha alineado con Ucrania y contra Rusia, sin los titubeos de sus socios de gobierno. Pero la principal diferencia radica en la relación con España. Aragonès apuesta por la mesa de diálogo, que está paralizada desde hace meses, mientras que JxCAT considera que lo mejor que se podría hacer es derribar al Ejecutivo español para generar una crisis que pudiese facilitar un segundo intento secesionista en Cataluña.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Alejandro García)

Los republicanos consideran que en este momento no hay un clima social en Cataluña parecido al que había en 2017. Tras la pandemia y la guerra de Ucrania, la sensibilidad social ha cambiado. Y Pedro Sánchez ya ha dado pistas en el Congreso de que quiere retomar la escenificación del diálogo.

Tercera vez en un año

A pesar de haber marcado distancias políticas con Waterloo, esta es la tercera vez que Aragonès se reúne con Puigdemont desde que ocupa la presidencia de la Generalitat. Como ya se ha comentado, el primer encuentro fue en junio de 2021, cuando faltaban pocos días para la concesión de los indultos concedidos por el Gobierno de Pedro Sánchez. La segunda se produjo después de la detención del expresidente en Cerdeña. Aragonès, como otros políticos catalanes, se trasladó al Alguer para apoyar al aún máximo dirigente de JxCAT, que fue liberado pocas horas después de ser arrestado por la policía.

Pere Aragonès ha optado por verse con Carles Puigdemont antes de su reunión con Pedro Sánchez para desatascar el tema del espionaje de Pegasus. El encuentro ha sido este miércoles en Bruselas, en el Parlamento Europeo, y ha durado algo más de una hora y 15 minutos, con los temas sobre la mesa del pacto del catalán y las escuchas a los políticos independentistas. De nuevo se repite el esquema de 2021. En junio de aquel año, el presidente catalán se fue a Waterloo y mantuvo un encuentro con Puigdemont como una especie de previa a la reunión con Sánchez en la mesa de diálogo, que tuvo lugar poco después, en septiembre.

Carles Puigdemont Pere Aragonès Cataluña Generalitat de Cataluña Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Nacionalismo Pedro Sánchez Parlamento Europeo
El redactor recomienda