Es noticia
Menú
Sánchez quiere dar explicaciones a Aragonès antes de acudir al Congreso por Pegasus
  1. España
  2. Cataluña
Reunión para zanjar la crisis del espionaje

Sánchez quiere dar explicaciones a Aragonès antes de acudir al Congreso por Pegasus

La opción más probable para el encuentro será alrededor del 23 de mayo, porque el presidente catalán se trasladará la semana que viene a Bruselas para ver a Puigdemont

Foto: Pere Aragonès (i) y Pedro Sánchez (d). (EFE/Andreu Dalmau)
Pere Aragonès (i) y Pedro Sánchez (d). (EFE/Andreu Dalmau)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El presidente español, Pedro Sánchez, quiere dar explicaciones a Pere Aragonès antes de comparecer al Congreso el próximo 25 de mayo para informar a la Cámara sobre la crisis del espionaje de Pegasus, según explican fuentes políticas tanto en Madrid como en Barcelona. Eso supone que el encuentro discreto que están cocinando los equipos de Moncloa y el Palau de la Generalitat tiene que tener lugar esta próxima semana o más tardar el lunes 23 de mayo o el martes 24. En la práctica, eso supone que Sánchez dará explicaciones antes a Aragonès que a los representantes de la Cámara Baja.

La opción más probable es precisamente alrededor del 23 de mayo, porque Aragonès se trasladará la semana que viene a Bruselas para reunirse con el 'president' Carles Puigdemont y otros eurodiputados catalanes, dentro de una ronda con miembros del Parlamento Europeo. Esta visita se iniciará con el encuentro con Puigdemont el miércoles. Al día siguiente se reunirá con representantes de Junts, ERC, PSC y Catalunya Comú Podem en la Eurocámara para "tratar los grandes consensos de país", ha informado el Govern en un comunicado. De trasfondo, el conflicto por el 25% de castellano como lengua vehicular en la escuela en Cataluña.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), y el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE/Quique García)

La reunión entre Aragonès y Sánchez resultará clave para reorientar las relaciones en Madrid entre el Gobierno de coalición y los 13 diputados de ERC que lidera Gabriel Rufián. Pero tal y como están las cosas, lo más previsible es que ambas partes apuesten por un formato discreto, sin aires de cumbre, pero con el máximo nivel que se ha estado exigiendo desde la Generalitat.

A partir del 25 de mayo, ya la agenda se vuelve imposible. Pese a la reunión, la intención de la Generalitat es intentar prolongar la crisis, ya sea con nuevos espiados descubiertos por Citizen Lab, o con las nuevas medias de la Agencia de Ciberseguridad de Cataluña, dependiente del departamento del vicepresidente Jordi Puigneró.

Cuantos más días pasan más presión tienen ERC y Pere Aragonès desde el entorno de JxCAT, donde gana influencia el sector de la presidenta de Parlament Laura Borràs.

Estrategias opuestas

De nuevo, las estrategias de los principales partidos independentistas difieren. JxCAT prefiere utilizar la crisis del espionaje de Pegasus como una excusa para romper cualquier tipo de vínculo con el Gobierno de Pedro Sánchez. En cambio, los de Oriol Junqueras apuestan por no precipitar el final de la legislatura en España en un momento en que el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, está al alza en las encuestas.

Las encuestas favorables al PP hacen poco recomendable para ERC avanzar elecciones

Esa opción de ERC implica volver a dar apoyo al Gobierno español. Algo que debe ser escenificado con cuidado después de haber estado un año preparando la crisis de Pegasus. ERC necesita virar de manera lenta mientras arrecian sobre el partido de los republicanos críticas desde el resto de las formaciones independentistas.

Rehacer los puentes implicará que ERC volverá a tener un papel activo en la tramitación de iniciativas legales como la modificación de la conocida como ley mordaza, el nuevo proyecto sobre memoria democrática o los proyectos de audiovisual y la ley de vivienda. En todos ellos, ERC tiene mucho que decir y Junqueras y los suyos no quieren quedarse al margen. Esta semana el Gobierno salvó los muebles con la Ley de Seguridad Nacional gracias al PP, Vox y Cs. Pero ese tipo de situaciones han de ser la excepción, no la norma. Tanto en Moncloa como en Palau de la Generalitat se espera recuperar el marco de equilibrios que dio lugar a la investidura de Pedro Sánchez.

El presidente español, Pedro Sánchez, quiere dar explicaciones a Pere Aragonès antes de comparecer al Congreso el próximo 25 de mayo para informar a la Cámara sobre la crisis del espionaje de Pegasus, según explican fuentes políticas tanto en Madrid como en Barcelona. Eso supone que el encuentro discreto que están cocinando los equipos de Moncloa y el Palau de la Generalitat tiene que tener lugar esta próxima semana o más tardar el lunes 23 de mayo o el martes 24. En la práctica, eso supone que Sánchez dará explicaciones antes a Aragonès que a los representantes de la Cámara Baja.

Pedro Sánchez Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Oriol Junqueras Luis Aragonés Pere Aragonès Ciberespionaje Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda