Es noticia
Menú
Junqueras castiga a Aragonès: el 'president' desaparece del cartel del aniversario de ERC
  1. España
  2. Cataluña
91 aniversario de ERC

Junqueras castiga a Aragonès: el 'president' desaparece del cartel del aniversario de ERC

La supresión del 'president' es un ejemplo de la lucha interna por el control del partido. Junqueras ultima una ofensiva para conquistar la ciudad y la diputación de Barcelona

Foto: Oriol Junqueras y Pere Aragonès. (EFE/Alberto Estévez)
Oriol Junqueras y Pere Aragonès. (EFE/Alberto Estévez)

Pere Aragonès ha desaparecido, literalmente, del cartel conmemorativo de los 91 años de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Un cartel conmemorativo de la efeméride distribuido por el partido republicano muestra nueve fotografías de otros dirigentes, pero omite la del presidente de Cataluña. "Aragonès se ha movido y por eso no ha salido en la foto", dice una fuente consultada por El Confidencial. Este movimiento, que refleja las disputas internas en la formación, tiene mucho que ver con su talante de mandatario. Desde que es 'president' se ha limitado a intentar gestionar la Generalitat y no ha tomado decisiones que podrían interpretarse como la utilización de la Administración como correa de transmisión del partido.

Entre las fotografías que incorpora el cartel figuran las de Francesc Macià, Lluís Companys, Natividad Yarza (la primera alcaldesa de toda España), Maria Dolors Bargalló, una urna utilizada el 1 de octubre de 2017, dos manifestaciones, la fugada Marta Rovira junto a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell o la de Oriol Junqueras, actual presidente del partido. Pero no la de Aragonès. El cartel lleva el lema de '91 años al lado de la gente' y la frase "¡Trabajando por la justicia social, los derechos, las libertades y la República Catalana!". Una fuente interna del partido justifica esta ausencia por el hecho de que Rovira y Junqueras son los dos máximos cargos de la cúpula de la formación y que no hay ninguna intención política. Sin embargo, llama la atención que se haya prescindido del coordinador nacional del partido, que además es el presidente de la Generalitat, la principal institución en manos de Esquerra.

placeholder Cartel del 91 aniversario de ERC. (Cedida)
Cartel del 91 aniversario de ERC. (Cedida)

Desde los sectores críticos no ha pasado desapercibido el detalle. "Se celebra el aniversario del partido. Y, por primera vez en 70 años, ERC recupera la presidencia de la Generalitat. Ese solo hecho debería bastar como para poner a Aragonès en la fotografía. ¡Es que hace 70 años que Esquerra no gobernaba! Lo que ha habido es una decisión política porque a alguien no le interesa que esté ahí", relata otra fuente.

El verdadero motivo hay que buscarlo en la delicada situación interna que atraviesa el partido, con un Oriol Junqueras dolido porque no ha podido manejar a Aragonès a su antojo. En los despachos republicanos esa tensión se respira, aunque la cúpula cuida de que no se dispare la tensión y se evidencien públicamente las profundas diferencias entre los dos dirigentes. Las fuentes consultadas por este diario señalan que Junqueras no perdonará nunca al presidente catalán que no se pliegue a sus designios o que no le consulte antes las principales decisiones del Govern.

Las dos obsesiones de Junqueras

Es el propio Junqueras el que está moviendo los hilos para escoger a los principales cabezas de lista para las municipales. El presidente republicano tiene dos obsesiones en su cabeza. La primera, convertirse en el 'Arzalluz catalán'. Ser el cerebro gris de la política catalana y mover los hilos desde el foso. Con la rebeldía mostrada por Aragonès es difícil que pueda asumir ese rol y de ahí que critique el posicionamiento del 'president'. Y de ahí también que el primer presidente que ERC tiene tras el restablecimiento de la democracia no figure en el cartel conmemorativo del partido, cuando es su mayor hito histórico en la Transición.

En segundo lugar, Junqueras quiere atesorar poder y situar a ERC en tres lugares muy concretos para demostrarlo: la presidencia de la Generalitat (que ya tiene), el Ayuntamiento de Barcelona (que se le escapó por los pelos) y la Diputación de Barcelona. De esa manera, los republicanos dominarían las tres administraciones más cercanas al ciudadano: la autonómica, la provincial y la municipal.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, junto al presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE/Quique García)

Para conseguir todos estos objetivos, Oriol Junqueras maniobra a su antojo, prescindiendo de un pequeño sector que se podría llamar crítico, cifrado en torno a un 10% de la militancia. Fue Junqueras quien puso como cabeza de lista en diferentes ayuntamientos del área metropolitana de Barcelona a las caras más conocidas de ERC. En Hospitalet será Anna Simó; en Cornellà, Joan Tardà; en Igualada, Alba Vergès (exconsejera de Salud y miembro de la Mesa del Parlament); y en Santa Coloma, Gabriel Rufián, aunque aún no ha dado el 'sí quiero'. En Barcelona, de momento, se mantendrá a Ernest Maragall, que es reticente a irse, pero con cuya candidatura ERC puede ganar las elecciones de manera amplia, según los sondeos internos que maneja el partido.

"Se trata de dirigentes veteranos, con mucha experiencia en gestión y a los que solo les pide que le han de ayudar. Les dice que el partido les necesita y que él en persona también les necesita. Ante una petición del jefe planteada en estos términos, nadie se puede negar", dice una fuente cercana al partido. Además, a esos virtuales apoyos que pudiera tener Junqueras habría que añadirle el de Marta Rovira. Según rumores internos que circulan por ERC, "quiere volver de Suiza". Su regreso sería un importante apoyo para el presidente de la formación en su pulso con el máximo dirigente de la Generalitat.

La apuesta por el área metropolitana, por otro lado, es una decisión estratégica de vital importancia para los planes de Junqueras. Solo conquistando la alcaldía de Barcelona y alguna más del llamado 'cinturón rojo' de la capital puede tener opciones de conquistar también la Diputación de Barcelona. La experiencia ha demostrado que la penetración de los republicanos en esta área geográfica es cada vez más profunda, por lo que Junqueras seguirá con su estrategia de "ensanchar la base" electoral de Esquerra en los feudos tradicionalmente de izquierdas y españolistas.

Pere Aragonès ha desaparecido, literalmente, del cartel conmemorativo de los 91 años de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC). Un cartel conmemorativo de la efeméride distribuido por el partido republicano muestra nueve fotografías de otros dirigentes, pero omite la del presidente de Cataluña. "Aragonès se ha movido y por eso no ha salido en la foto", dice una fuente consultada por El Confidencial. Este movimiento, que refleja las disputas internas en la formación, tiene mucho que ver con su talante de mandatario. Desde que es 'president' se ha limitado a intentar gestionar la Generalitat y no ha tomado decisiones que podrían interpretarse como la utilización de la Administración como correa de transmisión del partido.

Oriol Junqueras Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Pere Aragonès
El redactor recomienda