Es noticia
Menú
Pedro Sánchez en Cataluña y ante Pere Aragonès: “Las turbulencias pasarán”
  1. España
  2. Cataluña
Cierre de la Reunión del Cercle

Pedro Sánchez en Cataluña y ante Pere Aragonès: “Las turbulencias pasarán”

Sánchez manifestó su voluntad de ejercer la política “huyendo de la confrontación estéril y apostando por la unidad de acción que quiero reafirmar hoy más que nunca desde Barcelona”

Foto: Pedro Sánchez junto a Pere Aragonès y Ursula von der Leyen. (EFE/ Quique García)
Pedro Sánchez junto a Pere Aragonès y Ursula von der Leyen. (EFE/ Quique García)

No habló de Pegasus ni del espionaje al independentismo. Y las referencias fueron muy sutiles. La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, acaba de dar un espaldarazo a la política económica del Gobierno, asegurando que la economía española crecía sobre una base sólida, y el presidente español lo jugó a fondo. Pero el mensaje clave, en un discurso en las que varias veces se refirió de manera afectuosa a Pere Aragonès, es “las turbulencias pasarán”. Era el tradicional discurso de clausura de la jornadas del Cercle d’Economia que siempre pronuncia el presidente del Gobierno.

“En la ruta hay turbulencias, muchas turbulencias. La guerra y la pandemia lo son. El oficio de la política es hoy un oficio muy exigente. Esas turbulencias son tan intensas que acaparan nuestra atención. Pero el ánimo del Gobierno es superarlas, no alimentarlas”, apuntó el presidente español.

Como acostumbra, Pedro Sánchez se mostró optimista porque “las turbulencias pasarán y lo que perdurará será Europa. Lo que perdurará es que España habrá alcanzado su nivel más alto en el empleo y que socaba lo pilares de nuestra sociedad. Las turbulencias pasarán y lo que quedará serán cosas como que las pensiones se revalorizarán como marca la ley. O proporcionar al mayor número de personas un empleo digno”.

Foto: Pedro Sánchez, junto a Pere Aragonès, a la entrada del Cercle d'Economia (EFE/Quique García)

Sánchez manifestó su “profundo respeto por Cataluña hacia su sociedad" y reivindicó “la política del reencuentro que hemos potenciado en Cataluña. Esta y no otra es la hoja de ruta del Gobierno de España”.

“Y quiero declarar mi firme voluntad de continuar avanzando en el diálogo y el acuerdo, porque no hay objetivo más noble que construir convivencia para que nuestros ciudadanos vivan en sociedades sin fracturas”, apuntó Pedro Sánchez, en un acto en el que estuvo acompañado entre otros por el ministro de Cultura, Miquel Iceta.

Sánchez manifestó su voluntad de ejercer la política “huyendo de la confrontación estéril y apostando por la unidad de acción y que quiero reafirmar hoy más que nunca desde Barcelona”.

Tras haber tendido la mano a Cataluña, una vez más, Pedro Sánchez se centró en hacer un discurso muy económico. El presidente español identificó dos puntos débiles: “hay problemas: desigualdad e inflación. Hay un millón de hogares en los que ninguno de sus miembros tiene empleo. Hay muchas empresas, pymes y autónomos que tienen muchos problemas para salir adelante por los costes de la energía. Estos datos también son reales”.

Cohesión social

“La justicias social y la cohesión territorial no pueden olvidarse. Habrán escuchado a veces que la mejor política social es el empleo. A veces se utiliza esta frase para justificar la degradación de las condiciones laborales. Pero la mejor política social es el empleo digno acompañado de medidas sociales. A mi juicio no hay que escoger entre más empleo y empleo digno. Nuestro propósito es vivir en una sociedad sin fracturas y tenemos el firme propósito de crear más empleo digno y con mayor cohesión social”, ha asegurado el líder del socialismo español.

Foto: El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, junto a Vilagrà. (EFE/Andreu Dalmau)

A partir de aquí Pedro Sánchez ha desgranado un discurso apoyado en la evolución macroeconómica de España, crecimiento del 6,5% del PIB y por la mejora en los datos de empleo, incluyendo el drástico recorte en la temporalidad que también ha agradecido al “esfuerzo de los agentes sociales”.

Visión europea

En su discurso, Pedro Sánchez no dejó de elogiar la figura política de Ursula von der Leyen. Y también el momento profundamente europeo que se vive a causa de la guerra de Ucrania. “El consejo y la Comisión hemos optado siempre por una mayor integración de Europa, por unirnos y no separarnos. Lo hicimos con la compra conjunta de vacunas, luego con los fondos europeos y ahora con la guerra”.

Europa es nuestra nueva patria. Europa es una nueva y complementaria identidad, complementaria con la patria española o la patria catalana, hoy aquí desde Barcelona”, otro recado a Aragonès, quien como estaba previsto, acabó escuchando al presidente español. El acto acabó sin preguntas a los empresarios, al contrario de las que se hicieron a Alberto Núñez Feijóo.

No habló de Pegasus ni del espionaje al independentismo. Y las referencias fueron muy sutiles. La presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen, acaba de dar un espaldarazo a la política económica del Gobierno, asegurando que la economía española crecía sobre una base sólida, y el presidente español lo jugó a fondo. Pero el mensaje clave, en un discurso en las que varias veces se refirió de manera afectuosa a Pere Aragonès, es “las turbulencias pasarán”. Era el tradicional discurso de clausura de la jornadas del Cercle d’Economia que siempre pronuncia el presidente del Gobierno.

Pedro Sánchez Ursula von der Leyen Comisión Europea
El redactor recomienda