Es noticia
Menú
Figuras independentistas plantean una guerra civil con España en una televisión catalana
  1. España
  2. Cataluña
Declaraciones en 8TV

Figuras independentistas plantean una guerra civil con España en una televisión catalana

Dirigentes como Santiago Espot o la exconsejera Clara Ponsatí reflexionan abiertamente de los sacrificios para alcanzar la independencia, con la guerra de Ucrania como ejemplo: "Los conflictos civiles los vivimos en todos los lados"

Foto: Santiago Espot. (EFE/Víctor Lerena)
Santiago Espot. (EFE/Víctor Lerena)

Dirigentes soberanistas han planteado abiertamente la posibilidad de una guerra civil con España. Con el conflicto en Ucrania de fondo, Santiago Espot, presidente de 'Força Catalunya', reivindicó en una televisión catalana el derecho a alcanzar la independencia a cualquier precio. Fue al tiempo que Clara Ponsatí, fugada en Escocia, afirmaba que la secesión "solo será posible con un enfrentamiento civil con el Estado español". Hacía pocas horas que se había dado a conocer el presunto espionaje a más de medio centenar de independentistas a través del programa Pegasus.

Espot fue más allá que Ponsatí y aludió a la invasión rusa como el desenlace de un proceso nada anormal. La intervención tuvo lugar en el programa 'Opina Cat', que presenta el sacerdote Carlos Fuentes, en 8TV, la emisora que el Grupo Godó vendió en 2021 a la firma OC 2022. "Yo, como independentista, sinceramente, a mí lo primero que me interesa es la independencia de Cataluña. ¿Que sea a través de vías democráticas? Ojalá fuese así. Pero lo que es evidente es que no renuncio a las vías, que sean vías que puedan traer un conflicto institucional e incluso que puede llegar a pasar… porque no hemos de engañar a la gente… que puedan llegar a un conflicto civil. Claro que sí, los conflictos civiles los vivimos en todos los lados. Y mira lo que ha dicho Ramón, lo de Rusia y Ucrania. ¿Quién se podía imaginar eso hace cuatro días?", clamó el soberanista en el plató ante las cámaras.

Foto: Santiago Espot en una imagen de archivo. (EFE/J.P. Gandul)

En el último programa de 'Opina Cat', Espot se mostró partidario de mostrarse arrogante con España. "Si tuviésemos otro tono arrogante [citó el tono de Margarita Robles al contestar sobre el espionaje], estaríamos en otra situación. Y si me preguntan si se intentó vulnerar la Constitución, sí, ¿y qué? ¿Qué quieres, romper la convivencia? Sí, ¿y qué? ¿Que tú quieres llegar hasta las últimas consecuencias para alcanzar tu objetivo de romper con España? Sí, ¿y qué? Entonces, premisa fundamental: en los Estados hay una cosa que está por encima de todo, que es la unidad territorial, detrás de la democracia. Y, si no, mirad Irlanda del Norte o lo que ha pasado con Francia con la muerte de Colonna [líder independentista corso fallecido tras una agresión dentro de la cárcel] en prisión, que ha sido una operación de Estado. Por tanto, el independentismo hemos de tomar buena nota de todo ello. Y dicen: 'Esto va de democracia'. No. Esto va de romper con España, si hace falta, a costa de la democracia".

No es la primera vez que se intenta normalizar el lenguaje prebélico en el tema catalán. Héctor López Bofill, concejal de JxCAT en Altafulla (Tarragona) y hace unos años muy cercano a ERC, lo puso también sobre la mesa. "Se admite resignadamente que mueran casi 25.000 personas de covid-19 y nos da un terror absoluto que muera alguien como consecuencia de un conflicto de emancipación nacional", tuiteó, provocando un vivo debate sobre el uso de la violencia en el proceso de independencia

La propia exconsejera de Educación, Clara Ponsatí, advertía este mes de marzo en una entrevista en 'La 2' que "cada cual tiene que saber qué coste está dispuesto a pagar" y que la independencia de Cataluña puede valer la vida de alguna persona. "No estoy diciendo que tengamos que hacer sacrificios humanos, pero que me muestren alguna de las grandes causas donde no hayan tenido lugar sacrificios importantes". En su último libro, no cierra la puerta a un conflicto violento: "Simplemente, es un riesgo que se tiene que asumir".

Manual de defensa civil con tutoriales

Espot afirma "comprender el espionaje" a independentistas. "Es evidente que quien quiera romper la unidad de España será espiado. Quien se sorprenda de esto y es independentista, que baje de la higuera. Pero, en todo caso, como he dicho muchas veces, lo que se ha de hacer es pagar con la misma moneda". Este activista se hizo famoso por haber sido el principal impulsor de multar a los comercios que no rotularan en catalán. Ha propiciado unas 3.000 denuncias contra establecimientos.

Algunos sectores soberanistas no ocultan su intención de encender de nuevo la mecha del conflicto callejero, sin valorar si eso podría tener consecuencias para tensionar la sociedad o provocar un conflicto civil de mayores dimensiones. Una plataforma cercana a los círculos más radicales de pequeños partidos extremistas o del núcleo duro de JxCAT ha puesto en circulación un pequeño manual sobre defensa civil, distribuido los últimos meses entre activistas independentistas, destaca la "preparación de objetivos smart".

Foto: El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonès. (EFE/J. J. Guillén)

La palabra 'smart' es un acrónimo de 'Specífic, measurable, attaionable, relevant y time-bound'. El objetivo es pasar "una prueba de curso de defensa civil en dos meses". El segundo, "conocer las 29 tácticas de desobediencia civil para afrontar una ocupación extranjera". Se pide a los activistas "preparar un documento resumiendo aquellas [acciones] que podrías realizar tú mismo". Reclama que cada independentista cree "un objetivo smart, dos objetivos intermedios smart y con uno de estos objetivos, crea tres pases para alcanzarlos". El manual se acompaña también de consejos y tácticas para mejorar la autoconfianza o para combatir la ansiedad.

En la estrategia independentista se insta a la población a una radicalización social como "la suspensión de la participación en actividades sociales o deportes", abandonar instituciones o "rechazar seguir las normas sociales". También se invita a un "boicot de consumo de productos de determinadas empresas". Y, evidentemente, a la "no cooperación política", con actos como "quitar los símbolos del Estado, obedecer lentamente las órdenes que te dan las autoridades, rechazo a disolver una asamblea o concentración, deliberada y abiertamente, violar leyes, decretos y regulaciones, no cooperación generalizada de la Administración [actitud de los funcionarios] o ser ineficiente deliberadamente".

Dirigentes soberanistas han planteado abiertamente la posibilidad de una guerra civil con España. Con el conflicto en Ucrania de fondo, Santiago Espot, presidente de 'Força Catalunya', reivindicó en una televisión catalana el derecho a alcanzar la independencia a cualquier precio. Fue al tiempo que Clara Ponsatí, fugada en Escocia, afirmaba que la secesión "solo será posible con un enfrentamiento civil con el Estado español". Hacía pocas horas que se había dado a conocer el presunto espionaje a más de medio centenar de independentistas a través del programa Pegasus.

Catalán Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda