Es noticia
Menú
Laura Borràs sume en el caos al Parlament al empujar al letrado mayor a dejar su cargo
  1. España
  2. Cataluña
Nueva crisis institucional en la Cámara

Laura Borràs sume en el caos al Parlament al empujar al letrado mayor a dejar su cargo

Ahora los grupos parlamentarios están presionando a la presidenta del Parlamento catalán para que releve a Esther Andreu como secretaria general y recuperar así la estabilidad

Foto: La presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE/Quique García)
La presidenta del Parlament, Laura Borràs. (EFE/Quique García)

Laura Borràs tiene el Parlament que preside sumido en el caos. Es la segunda autoridad de Cataluña después del 'president' de la Generalitat, pero la Cámara catalana, la entidad que encabeza, vive en un descontrol difícil de justificar. Ayer se hizo público que la secretaria general del Parlament, Esther Andreu, persona de confianza de Borràs, ha retirado las competencias al letrado mayor del Parlament, Miquel Palomares, que había avalado en un informe retirar las 'prejubilaciones de oro' de esta institución parlamentaria, que han generado un notable escándalo político.

Miquel Palomares planteaba en su dictamen respaldar la opción de revocar las 12 licencias por edad concedidas —pero no ejecutadas— durante 2021. Además, apuntaba la opción de anular las 21 actualmente vigentes, lo que implicaba la retirada de las 'prejubilaciones de oro'. En su dictamen, Palomares advertía de que la política correcta debería ser suspender jubilaciones futuras. Esther Andreu discrepaba de este punto de vista y lo hizo público en la anterior Mesa del Parlament, el pasado martes. Andreu ha mostrado su descontento y ha dejado al actual letrado del Parlament sin competencias efectivas, pero no cesado. Además, ha solicitado otro informe sobre la cuestión para desacreditar el anterior.

Foto: La presidenta del Parlament de Cataluña, Laura Borràs. (EFE/Quique García)

Que Andreu deje el Parlament en esta situación demuestra la incapacidad de Borràs de gestionar el Parlament, ya que Andreu fue designada por ella. De hecho, el nombramiento de Andreu fue la primera decisión operativa de Borràs, quien pensaba que el anterior secretario general, Xavier Muro, no era lo bastante independentista.

El problema para Borràs es que ahora su secretaria general le ha salido rana: no ha sido capaz de gestionar las 'jubilaciones de oro' y ahora ataca al letrado mayor, Miquel Palomares, sin tener un relevo claro. Y encima ha dejado cuestionado al letrado mayor, la figura clave en la arquitectura institucional de la Cámara catalana: él y su equipo son los que dicen lo que el poder legislativo en Cataluña puede o no puede hacer. Ahora el Parlament tiene un letrado mayor que en la práctica no puede hacer nada. Pero que la secretaria general se ve incapaz de cesar. Todo muy caótico.

Foto: El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián. (EFE/Fernando Alvarado)

Y esto lo lleva a cabo una secretaria general que fue nombrada por Laura Borràs y tiene su máxima confianza. De hecho, los acontecimientos solo demuestran que el caso Juvillà no ha sido un fenómeno aislado, que el Parlament está fuera de control y que la credibilidad de la institución se encuentra bajo mínimos. Para una persona que aspira a presidir la Generalitat, como es el caso de Laura Borràs, este problema enquistado es una muy mala noticia.

Enemigos por tierra, mar y aire

Borràs solo ha demostrado que puede ganarse enemigos. Lo ha hecho con los grupos constitucionalistas: el PP, Cs y Vox ven a Borràs como una presidenta parcial que los perjudica de manera sistemática. Cuando Laura Borràs no ha podido cumplir sus compromisos con el independentismo, ha cargado contra los funcionarios del Parlament, a los que ya tenía en contra por quitarles prebendas como las 'prejubilaciones de oro'. Ahora también se enfrenta a los letrados, el cuerpo de abogados de élite de una institución que se encamina sin prisa pero si pausa hacia la parálisis.

Borràs ha desacreditado al letrado mayor sin tener para él un relevo claro

En su momento, el antiguo letrado mayor, Joan Ridao, ya intuyó la que se avecinaba y dejó su cargo para pasar a dirigir el Institut d’Estudis d’Autogovern. Pero su marcha ha resultado irrelevante en términos de estabilidad institucional. Palomares, quien de manera voluntaria asumió un perfil mucho más bajo, también ha sido puesto en la picota por una secretaria general implacable.

Presión de los grupos

Así que ahora los grupos parlamentarios están presionando a Borràs para que releve a Esther Andreu como secretaria general, según explican fuentes de los grupos de la Cámara catalana. Y ya no son solo los constitucionalistas. ERC y JxCAT están en la misma línea, conscientes de que más tarde o más temprano el clima de inestabilidad en el Parlament se acabará contagiando al Ejecutivo de coalición en la Generalitat. Solo la CUP y algunos miembros de la Mesa del Parlament, como la diputada Aurora Madaula, parecen sentirse cómodos en la actual situación.

Foto: El vicepresidente del Govern y 'conseller' de Políticas Digitales, Jordi Puigneró (d), junto a la presidenta de la Cámara catalana, Laura Borràs. (EFE)

Borràs se está mostrando incapaz de dar la mínima paz que necesita una institución como el Parlament. Si ha retirado competencias a Palomares, pero no lo ha cesado, es que no hay un relevo claro. En otras palabras: nadie quiere ocupar un cargo cuyo sillón huele a pólvora. Un problema para Borràs, pero también para la política en Cataluña.

Laura Borràs tiene el Parlament que preside sumido en el caos. Es la segunda autoridad de Cataluña después del 'president' de la Generalitat, pero la Cámara catalana, la entidad que encabeza, vive en un descontrol difícil de justificar. Ayer se hizo público que la secretaria general del Parlament, Esther Andreu, persona de confianza de Borràs, ha retirado las competencias al letrado mayor del Parlament, Miquel Palomares, que había avalado en un informe retirar las 'prejubilaciones de oro' de esta institución parlamentaria, que han generado un notable escándalo político.

Parlamento de Cataluña Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Nacionalismo Laura Borràs Junts per Catalunya Cataluña
El redactor recomienda