Es noticia
Menú
Puigdemont evitó apoyar la ayuda financiera de la UE a Ucrania en el Parlamento Europeo
  1. España
  2. Cataluña
ANTES DEL COMIENZO DE LA GUERRA

Puigdemont evitó apoyar la ayuda financiera de la UE a Ucrania en el Parlamento Europeo

El europarlamentario independentista catalán se abstuvo y así eludió dar respaldo a esta medida, según consta en el boletín de la Cámara europea sobre esta votación

Foto: Carles Puigdemont en el Parlamento Europeo. (EFE/Stephanie Lecocq)
Carles Puigdemont en el Parlamento Europeo. (EFE/Stephanie Lecocq)

El eurodiputado Carles Puigdemont evitó apoyar el paquete de ayuda financiera a Ucrania por valor de 1.200 millones de euros. En una contradictoria decisión, el europarlamentario independentista catalán se abstuvo y así eludió dar respaldo a esta medida, según consta en el boletín de la Cámara europea sobre esta votación, que tuvo lugar el pasado 17 de febrero, cuando quedaban siete días para que Rusia atacase a Ucrania y Europa volviese a ser un escenario de guerra.

La abstención de Puigdemont se entiende menos porque se trata de un gesto personal. Los eurodiputados de ERC votaron a favor. Incluso sus compañeros de bancada Toni Comín y Clara Ponsatí respaldaron la medida de respaldo comunitario a una Ucrania que en ese momento ya estaba siendo acosada por maniobras militares rusas con más de 200.000 efectivos en todas sus fronteras, tanto terrestres como marítimas. Estados Unidos ya había advertido en ese momento que la invasión del país eslavo era inminente.

Foto: El presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)

Carles Puigdemont quedó alineado con otros eurodiputados españoles. Bildu y Podemos también optaron por la abstención en esta votación clave para el futuro de Ucrania.

El dato de la abstención de Puigdemont se contradice, además, con el comunicado que ha hecho público hoy el Consell per la República que él mismo preside. La nota asegura que “condena las acciones militares por parte de la Federación Rusa en territorio de Ucrania, que implican una vulneración flagrante del derecho internacional, y condena el recurso a la amenaza nuclear, que comporta un agravamiento del conflicto y deteriora las condiciones para una resolución negociada” y también “expresa su máxima solidaridad con la población civil ucraniana, víctima de graves vulneraciones de derechos humanos, y con su Gobierno legítimo”.

Bildu y Podemos también optaron por la abstención en esta votación clave para el futuro de Ucrania

La máxima solidaridad no incluía el voto a favor de las ayudas de su presidente, al parecer. Una contradicción más, ya que al día siguiente el expresidente catalán anunciaba la creación de un Ministerio de Exteriores de la Cataluña Libre, para actuar de manera “complementaria” con la Conselleria de Acció Exterior de la Generalitat y para fijar posición del independentismo en los temas claves.

El problema es que la Generalitat se ha alineado en todo momento con el Gobierno español y con la UE en el conflicto con Ucrania, mientras que Puigdemont se ha quedado con lo más radicalizado del independentismo, que siempre ha mostrado simpatías por Rusia y por una posible, pero nunca confirmada, voluntad de dar apoyo a una Cataluña independiente.

Ambivalencia diplomática

Así, el jefe de la oficina de Puigdemont en la Generalitat, Josep Lluís Alay, ha reconocido contactos con los servicios secretos rusos para recabar apoyos a la causa independentista, incluso una vez en el cargo y pasado el intento de sedición de octubre de 2017. La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, en junio de 2021 aseguraba que Rusia “era necesaria” para declarar la independencia. "Si algún día declaramos la independencia, no podemos tener el voto en contra de Rusia", aseguraba entonces.

Foto: El expresidente catalán Carles Puigdemont escucha a Josep Lluís Alay. (EFE)

Hay más contradicciones. El punto 3 del comunicado del Consell per la República “considera que el derecho a la autodeterminación —reconocido universalmente a todos los pueblos en la Carta de Naciones Unidas y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos— no puede ser manipulado para legitimar el uso unilateral de la fuerza por parte de cabeza Estado”, aludiendo a la zona de Donbás, que llevó a cabo referéndums de autodeterminación en el año 2014. Justo lo que luego intentaría Cataluña tres años después.

Evitar más contradicciones

Hoy, la Generalitat, a través de su portavoz Patrícia Plaja ha evitado referirse a esta supuesta actividad diplomática llevada a cabo desde el Consell per la República y el entorno de Puigdemont. Se trataba de esquivar más contradicciones, pero cada vez se detecta más incomodidad en la Generalitat con esta supuesta ayuda desde el entorno de Waterloo.

El eurodiputado Carles Puigdemont evitó apoyar el paquete de ayuda financiera a Ucrania por valor de 1.200 millones de euros. En una contradictoria decisión, el europarlamentario independentista catalán se abstuvo y así eludió dar respaldo a esta medida, según consta en el boletín de la Cámara europea sobre esta votación, que tuvo lugar el pasado 17 de febrero, cuando quedaban siete días para que Rusia atacase a Ucrania y Europa volviese a ser un escenario de guerra.

Conflicto de Ucrania Parlamento Europeo Carles Puigdemont
El redactor recomienda