Es noticia
Menú
El fiscal pide investigar a la cúpula sanitaria catalana por boicotear a Policía y Guardia Civil
  1. España
  2. Cataluña
"A PESAR DE SER COLECTIVOS DE RIESGO"

El fiscal pide investigar a la cúpula sanitaria catalana por boicotear a Policía y Guardia Civil

Los responsables de la Generalitat vacunaron en tiempo y forma a los Mossos d’Esquadra y agentes locales, pero negaron el mismo trato a los miembros de los otros dos cuerpos

Foto: La exconsejera de Salud de Cataluña, Alba Vergès. (EFE/ Andreu Dalmau)
La exconsejera de Salud de Cataluña, Alba Vergès. (EFE/ Andreu Dalmau)

El fiscal superior de Cataluña, José Joaquín Pérez de Gregorio, pidió este viernes al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que se investigue a la exconsejera de Salud Alba Vergès y al director del Servei Català de la Salut (SCS), Adrià Comella, por no vacunar contra el covid a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil. La decisión fue tomada a pesar de que eran colectivos de riesgo y, en consecuencia, debían de tener preferencia, como la tuvieron los Mossos d’Esquadra, a los que sí se les administraron las dosis en tiempo y forma. A esos dos nombres se les podrían añadir otros, como el del actual consejero, Josep Maria Argimon, o el del exdirector de Servicios Xavier Rodríguez.

La consejera Vergès, de ERC, dejó al margen de la vacunación a los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado (a las que despectivamente en el lenguaje independentista se denomina ‘fuerzas de ocupación’) en detrimento de los Mossos d’Esquadra. Ante esta discriminación, la Unión de Oficiales de la Guardia Civil Profesional presentó una querella en abril del año pasado contra la cúpula del departamento de Sanidad por supuestos delitos de prevaricación administrativa dolosa, contra los derechos de los trabajadores, contra los derechos fundamentales y libertades públicas (delito de odio) y contra las garantías constitucionales. El sindicato Jupol y la entidad Jucil lograron que el TSJC ya tirase de las orejas a los responsables de la consejería semanas más tarde, ordenándoles acometer un calendario de vacunación a policías y guardias civiles destinados en Cataluña.

Foto: Agentes antidisturbios durante las protestas de Via Laietana en 2019. (EFE)

A la consejera Vergès, que está aforada como vicepresidenta primera de la mesa del Parlament, se le achaca “ordenar la paralización de la vacunación de las fuerzas y cuerpos de seguridad nacionales destinados en Cataluña”, conducta que los denunciantes califican de “intencionada y arbitraria”. A Comella se le acusa de dar la orden, el 8 de abril de 2021, de “suspensión de la vacunación de los mencionados colectivos”.

Diferencia de trato discriminatoria

El dictamen del fiscal superior recuerda que ya hay una sentencia del 2 de diciembre de 2021 de la sala de lo contencioso-administrativo del TSJC en la que se determina “inactividad, retraso o falta de iniciativa por parte del Departamento de Salut de la Generalitat a la hora de dar cumplimiento en esta comunidad autónoma al Plan Nacional de Vacunación Covid 19 en relación con los miembros de las fuerzas y cuerpos de seguridad nacional destinados en Cataluña, situación que se produjo entre finales de febrero y finales de abril de 2021 y que solo cesó tras el auto de 27 de abril de 2021 dictado por la mencionada sala”.

Esa sentencia relata la “existencia de una diferencia de trato injustificada y discriminatoria respecto de esos cuerpos nacionales en relación con los cuerpos policiales y de emergencia autonómicos y locales, a los que se vacunó de manera más rápida y eficiente”. El fiscal, sin entrar en más consideraciones, expone que “con independencia de las concretas conductas que en la querella se imputan a ambos querellados y de la calificación jurídica que de las mismas se efectúa ‘prima facie’, resulta obvio que la denunciada inactividad o retraso por parte del Departamento de Salud de la Generalitat en la vacunación de aquellos colectivos nacionales y con ello la diferencia de trato injustificada y discriminatoria respecto de los cuerpos policiales y de emergencia y locales, no pudo llevarse a cabo sin el conocimiento, consentimiento y aquiescencia de quienes en las fechas de autos eran los máximos responsables de dicha 'consellería', al frente de la cual se hallaba la querellada aforada Alba Vergès”.

“Diferencia de trato (...) discriminatoria respecto de esos cuerpos nacionales en relación con los cuerpos policiales y de emergencia"

El fiscal, además, deja la puerta abierta a extender la investigación a otros altos responsables de la Generalitat, como a Josep Maria Argimon (en aquel momento, secretario de Salud Pública y hoy consejero de Salud en sustitución de Vergès) y a Xavier Rodríguez Guasch, en aquel momento director de Servicios del Departamento. El fiscal remata su dictamen pidiendo que se lleve a cabo “la investigación judicial de los hechos denunciados, dilucidándose en el curso de la misma la presunta responsabilidad de naturaleza criminal que de aquellos pudiera derivarse, tanto de la querellada como de las demás personas que en las fechas de autos ejercían responsabilidades relacionadas con aquellos hechos”.

El fiscal superior de Cataluña, José Joaquín Pérez de Gregorio, pidió este viernes al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) que se investigue a la exconsejera de Salud Alba Vergès y al director del Servei Català de la Salut (SCS), Adrià Comella, por no vacunar contra el covid a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil. La decisión fue tomada a pesar de que eran colectivos de riesgo y, en consecuencia, debían de tener preferencia, como la tuvieron los Mossos d’Esquadra, a los que sí se les administraron las dosis en tiempo y forma. A esos dos nombres se les podrían añadir otros, como el del actual consejero, Josep Maria Argimon, o el del exdirector de Servicios Xavier Rodríguez.

Guardia Civil Mossos d'Esquadra
El redactor recomienda