Es noticia
Menú
ERC busca ahora un acomodo a Trapero en los Mossos tras haberlo destituido
  1. España
  2. Cataluña
Purga en el equipo de investigación

ERC busca ahora un acomodo a Trapero en los Mossos tras haberlo destituido

Tras el fin de Trapero, la Generalitat aprovechó para defenestrar a Toni Rodríguez, que estaba al frente de la Comisaría General de Investigación Criminal, que lleva casos de corrupción

Foto: Josep Lluís Trapero, acompañado del 'conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena. (EFE/Quique García)
Josep Lluís Trapero, acompañado del 'conseller' de Interior, Joan Ignasi Elena. (EFE/Quique García)

ERC busca un acomodo al policía más famoso de Cataluña. Josep Lluís Trapero fue destituido por Joan Ignasi Elena. La relación entre el 'major' y el 'conseller' era casi inexistente. Falta de confianza es un término que se queda corto para la situación que se había acabado dando en la 'conselleria'. Ahora es el propio Elena quien ha desvelado que están buscando un nuevo puesto para este alto cargo, que ha pasado de héroe a personaje incómodo a la velocidad habitual con que el 'procés' devora a sus protagonistas. La opinión pública se había mostrado crítica con el trato que había dado la clase política al 'major', así que tocaba rectificar el tiro.

En una entrevista en la agencia de noticias de la Generalitat, la ACN, Elena ha explicado: "Esperamos que después de fiestas podamos hablar con más tranquilidad. Nosotros creemos que tiene que seguir teniendo un papel en el cuerpo, faltaría más, porque es una persona muy potente". El 'conseller' ha evitado concretar más, tan solo ha reiterado que el 'major' ha hecho un trabajo "extraordinario" durante unos años "muy difíciles", pero que piensa que ahora es el momento de hacer un cambio, con un liderazgo "más coral".

Foto: Josep Lluís Trapero. (EFE/Fernando Villar) Opinión

Lo que no ha explicado el 'conseller' es que a Trapero se le ofreció que pidiese destino, en un intento de congraciarse con su figura, según explican fuentes internas de la 'conselleria'. Pero que la respuesta del ya destituido Trapero fue que aceptaría lo que le encargasen.

A personas de su entorno Josep Lluís Trapero les ha explicado que se ha puesto a disposición de la 'conselleria' porque “no quiere deberles nada”. Ante Elena, el antiguo responsable de los Mossos alegó que él era “servidor público y policía”. Por tanto, que lo destinasen donde se quisiera.

Foto: Josep Lluís Trapero. (EFE)

Trapero se ha convertido en un personaje incómodo. Una parte del independentismo le reconoce que evitó las cargas policiales de los Mossos contra los independentistas que acudieron a votar el 1-O. Pero está claro que el cese de ERC también gustó en JxCAT, donde no abrieron la boca para defender al policía que dijo tener un plan para detener a Carles Puigdemont si así se lo ordenaban desde el poder judicial. La defensa de Trapero, muy técnica, sirvió para que este saliese absuelto de la Audiencia Nacional por los mismos hechos por los que al 'conseller' Quim Forn fue condenado a 10 años por el Tribunal Supremo. El indulto a Forn los iguala, pero el relato judicial no lo hace.

Tras la destitución

Tras la destitución, ERC hizo tabla rasa y la sombra de la intervención política sobre el cuerpo policial resultó aún mayor. Tras la marcha de Trapero, la Generalitat aprovechó para defenestrar a Toni Rodríguez, responsable de la Comisaría General de Investigación Criminal, un unidad anticorrupción que entre otras investigaciones había llevado las que acabaron salpicando al 'exconseller' Miquel Buch o a la presidenta del Parlament, Laura Borràs, cuyo caso ha acabado en el TSJC, pero comenzó con una investigación de los Mossos. Con este sacrificio, JxCAT no iba a abrir la boca sobre la marcha de Trapero.

Foto: Trapero, en su etapa como jefe de los Mossos. (EFE)

Tras la caída de Rodríguez, dimitió el subinspector Manuel Lazo, subalterno suyo en la Comisaría General de Investigación Criminal, quien en el pasado llegó a reunirse con la Fiscalía para pedir amparo legal por las presiones que estaban recibiendo por los casos que llevaban, lo que generó malestar en la cúpula política.

Control de la unidad anticorrupción

Con estos dos cambios, ERC se hace con el control de la unidad anticorrupción, que hasta ahora estaba investigando causas secretas, pero que afectan a diversos partidos. Mientras caen los mandos policiales, Elena mantiene a Pere Ferrer, director general de la Policía desde la época de Quim Torra y el nexo de continuidad en toda la etapa postsentencia del 'procés'.

Foto: El mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero. (EFE/Andreu Dalmau)

También es verdad que las destituciones en cascada no son una cosa de ahora. El mismo Trapero las aplicó, y de manera muy profunda, en su restitución, tras ser absuelto por la Audiencia Nacional. Los relevos de jefes de comisarías son muy habituales, más de lo que sería deseable para las unidades, de investigación o no, por un criterio de estabilidad del propio cuerpo.

Por otra parte, cuando volvió Trapero la sensación generalizada en la Policía catalana era que lo hacía de forma muy dura, purgando a casi todo aquel que hubiera sido nombrado por Sallent. Trapero tiene una visión muy personalista del cuerpo, al contrario que su antecesor. El último ejemplo del cesarismo del 'major' fue la concesión de medallas a su abogada Olga Tubau, a la portavoz Patrícia Plaja, a la jefa del SAJ (Servicio de Asesoramiento Jurídico del cuerpo) y a otros miembros de su equipo por haber estado a su lado durante el proceso judicial. Eso, y otras muchas cosas, como cuando en las cenas de gala del cuerpo (que se dejaron de hacer en 2017), Trapero sacaba la guitarra y cantaba su clásico 'Paraules de amor', de Serrat.

ERC busca un acomodo al policía más famoso de Cataluña. Josep Lluís Trapero fue destituido por Joan Ignasi Elena. La relación entre el 'major' y el 'conseller' era casi inexistente. Falta de confianza es un término que se queda corto para la situación que se había acabado dando en la 'conselleria'. Ahora es el propio Elena quien ha desvelado que están buscando un nuevo puesto para este alto cargo, que ha pasado de héroe a personaje incómodo a la velocidad habitual con que el 'procés' devora a sus protagonistas. La opinión pública se había mostrado crítica con el trato que había dado la clase política al 'major', así que tocaba rectificar el tiro.

Josep Lluis Trapero Mossos d'Esquadra Audiencia Nacional Tribunal Supremo Nacionalismo Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda