Empresas del jefe de los 'historiadores fake' catalanes se llevan una lluvia de contratos menores
  1. España
  2. Cataluña
'MODUS OPERANDI' HABITUAL

Empresas del jefe de los 'historiadores fake' catalanes se llevan una lluvia de contratos menores

Muchas de las adjudicaciones se otorgan por una cantidad que ronda el máximo que permite la ley para no convocar un concurso. Todos los contratos menores otorgados por Barcelona en octubre fueron a parar a Airun Serveis Cuturals

Foto: La alcaldesa de Barcelona Ada Colau. (EFE/Quique García)
La alcaldesa de Barcelona Ada Colau. (EFE/Quique García)

El Ayuntamiento de Barcelona otorgó cinco contratos menores, al límite del máximo permitido, a una sola compañía durante el pasado mes de octubre. Se trata de la empresa Airun Serveis Cuturals, vinculada a Albert Codinas, presidente de la Fundación Institut Nova Història, la entidad que alberga a los 'historiadores' e 'investigadores' revisionistas que reclaman teorías tan peregrinas como que Erasmo de Rotterdam era hijo del catalán Cristóbal Colón, que Santa Teresa de Ávila era una monja de Pedralbes, que Hernán Cortés, Francisco Pizarro, Miguel de Cervantes o los hermanos Pinzón eran catalanes de pura cepa e incluso que los universales Leonardo da Vinci y William Shakespeare no eran de Italia y Gran Bretaña, sino de la Cataluña de su tiempo.

Los contratos otorgados en octubre eran por diferentes conceptos: 17.954 euros por "la conceptualización, diseño y dinamización de Firagran"; 17.605 euros por "actividades Encuentro Diverso"; 18.132 euros por "las instalaciones, la logística, montaje, realización de actos"; 18.089 euros por "la experiencia piloto de apoyo a la permanencia de personas mayores" y 18.125 euros por la "inauguración de la plaza Sònia Rescalvo Zafra". Ese mismo mes la compañía también recibió 6.860 euros por la producción técnica de la jornada 'Ayuntamiento más sostenible'.

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)

Lo verdaderamente curioso de las adjudicaciones es que se sitúan en torno a los 18.000 euros: esa es, precisamente, la cifra a partir de la cual ha de convocarse un concurso público. En su último informe, el Tribunal de Cuentas ya sacó los colores a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, al apuntar que es la ciudad que más contratos fracciona. Además, señalaba que "sin perjuicio de la anterior, la utilización de la figura del contrato menor aporta, en todo caso, menores garantías que los procedimientos generales de contratación".

Pero el 'modus operandi' del Ayuntamiento de Barcelona no es anecdótico, sino consecuencia de una práctica habitual: en septiembre, otro contrato a la misma empresa para la "planificación de Fira Saludable" ascendía a 16.142 euros. Y en agosto, otro para la producción de un acto reportaba a la firma un total 18.120 euros. Hay más contraprestaciones similares a lo largo del año: en total, esta compañía se ha llevado 23 adjudicaciones municipales hasta el mes de octubre, por un monto total de 464.495 euros.

Los conceptos son tan diversos como “transporte de material para carnaval” o “montaje y desmontaje de conciertos”, pero también “streaming del acto del 16 de junio en el Casal del barrio Can Carol” o la "preparación y coordinación y realización de talleres". El contrato más voluminoso le llegó en el mes de febrero, cuando el Consistorio barcelonés le concedió 238.829 euros por "el servicio de elaboración de las propuestas de informes de adecuación de viviendas, necesarios para el reagrupamiento familiar y necesarios para la renovación de las autorizaciones de residencia en virtud del reagrupamiento familiar".

Casi 1,6 millones solo para dos empresas

La empresa no sólo ha firmado con el Ayuntamiento, sino también con órganos que pertenecen al mismo, como el Instituto de Cultura de Barcelona (Icub) o el Institut Barcelona Esports. En los propios listados del Consistorio, no obstante, no aparecen todas las adjudicaciones, faltan algunas de las correspondientes al segundo y al tercer trimestre.

Esta empresa formaba parte de un pool de sociedades en las que estaba presente Albert Codinas. Otras firmas relacionadas con él son Tasca Serveis d’Animació, Jan BCS, Ideafix Team, L’Art Saber Comunicar, Aktes Serveis Integrals, Asac Negocis, Liminvec, Damar 2009, Houscav Construction, Mora Garcès i Associats, Firdos Consulting, Sanidoc Malija Gestió, Marwork Nerservices, Lannister Rental, Estrategia, Tactica, Intel, Cyberseguretat SL, Assistant House y Kaizen Multiserveis. Esta última fue puesta en marcha en mayo del 2020 y su objeto social es el de construcción de viviendas, servicio de consultoría en construcción y consultoría para acontecimientos y eventos de todo tipo, así como para el montaje y desmontaje de infraestructuras y acondicionamiento de espacios. En algunas de esas empresas, según el registro mercantil, Codinas figura como administrador y en otras, como apoderado.

Foto: La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. (EFE)

De entre esta red de compañías cabe destacar la facturación de Tasca, que logró seis contratos en 2021: el mayor fue de 602.841 euros, en el mes de enero, para el "servicio de gestión, dirección y dinamización del Espai Jove La Bàscula", un centro social del distrito de Sants-Montjuïc. Otro contrato de 484.596 euros fue otorgado en julio por el "servicio de dinamización de los equipamientos municipales para adolescentes y jóvenes: Espai Clau, Espai 12@16 y el proyecto 'Tarde joven en el Poble Sec'". En marzo, Tasca obtuvo 17.979 euros por poner "informadores en la calle en la campaña para liberar motos". Las dos principales empresas de ese pool, pues, suman más de 1.575.000 euros solo durante el 2021.

Fraccionamiento de contratos

Pero el año fue más fructífero para el grupo: Jan BCS logró un contrato de 15.094 euros para la realización de talleres y en junio se llevó otro de 18.110 euros para realizar el "protocolo de reapertura de casales y espacios de gente mayor". Ideafix firmó otro el pasado octubre por el "alquiler de infraestructuras y mobiliario" por un importe de 17.172 euros. Ese concepto es casi idéntico al de otro contrato otorgado a su ‘empresa hermana’ Airun. Aktes tuvo también un par de adjudicaciones menores. Por su parte, Liminvec se hizo con 18.148 euros para el “servicio de limpieza integral, desinfección y tratamiento de ozono en el parque móvil de la Policía Local”. Durante los dos meses siguientes obtuvo tres contratos más por la “limpieza y desinfección de vehículos de la Guardia Urbana” que sumaron 11.580 euros. Si ese servicio se hubiese licitado junto, el Ayuntamiento habría tenido que recurrir a un concurso público en vez de otorgarlo a dedo.

En 2020, según los archivos del propio Consistorio de Barcelona, Airun Serveis Culturals obtuvo 16 adjudicaciones por un monto de 377.051,58 euros (de ellos, 13 fueron contratos menores), mientras que Tasca Serveis d’Animació logró tres por 182.170,08 euros. Ideafix, por su parte, obtuvo cuatro por un total de 46.044 euros (todos adjudicados directamente), mientras que Aktes Serveis Integrals se hizo con tres por 68.284 euros. Curiosamente, a nombre de Liminvec figuran solo tres contratos por un monto de 11.580 euros y no se incluye en el cómputo la primera adjudicación relativa al mes de abril (todos ellos, curiosamente, tramitados de manera directa por procedimiento de urgencia). Así pues, durante el 2020, las empresas del pool obtuvieron de las arcas municipales de Barcelona alrededor de 703.000 euros. A ese dinero hay que sumar el otorgado por los distintos organismos públicos, que el Ayuntamiento no integra en esa relación.

Airun, por ejemplo, firmó en el 2020 dos contratos con el Institut Barcelona Esports por 333.026 euros. El club le concedió seis adjudicaciones por 17.934 euros, mientras que la empresa pública BSM le dio una por 9.188 euros. En estos organismos no figuran concesiones al resto de compañías. El cómputo global del año pasado, según las cifras que maneja el Consistorio, se eleva a más de 1.063.000 euros.

Barcelona Ada Colau
El redactor recomienda