El juez investigará si Puigdemont y JxCAT se financiaron con gas ruso como la Liga Norte
  1. España
  2. Cataluña
DILIGENCIAS SOBRE LA TRAMA RUSA DEL 'PROCÉS'

El juez investigará si Puigdemont y JxCAT se financiaron con gas ruso como la Liga Norte

El juez instructor, Joaquín Aguirre, ordenó a la Guardia Civil investigar el móvil de Alay, referencias a Dimitrenko y la vida de este

Foto: El expresidente catalán Carles Puigdemont, junto a Josep Lluís Alay. (EFE )
El expresidente catalán Carles Puigdemont, junto a Josep Lluís Alay. (EFE )

El Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, que dirige el magistrado Joaquín Aguirre, investigará si el ‘expresident’ Carles Puigdemont y su círculo más íntimo utilizaron la denominada ‘trama rusa’ para financiar sus proyectos políticos. Las sospechas apuntan hacia una financiación irregular de Junts per Catalunya, la Crida Nacional e incluso el propio Consell per la República, entidades todas bajo la órbita del círculo más cercano a Puigdemont, mediante la compraventa de gas y combustible. Así lo ha determinado la Audiencia de Barcelona, que desestima un recurso del fiscal Fernando Maldonado, que se oponía a investigar esa operación.

El magistrado Aguirre señaló en una providencia que era necesario investigar una operación de venta de petróleo de Rusia a China en la que actuó como intermediario el empresario Alexander Dimitrenko, amigo de Josep Lluís Alay, jefe de la oficina del expresidente Puigdemont y, por tanto, alto cargo de la Generalitat. Sin embargo, la Fiscalía rechazó profundizar en esa transacción señalando que esas diligencias vulneraban derechos fundamentales y las pesquisas eran innecesarias, inútiles e impertinentes, además de carecer de motivación, y que podían tener carácter “prospectivo”.

Foto: El historiador Josep Lluis Alay (2i), a su llega a la Audiencia Nacional en 2018. (EFE)

La Audiencia Provincial de Barcelona ha dado ahora la razón al juez Aguirre, recordando que su investigación no solo se refiere a los posibles delitos de malversación y tráfico de influencias en que pudieron incurrir Puigdemont, Alay y Dimitrenko, sino también a “la posible financiación de un partido político”. Asimismo, la Audiencia niega que estas averiguaciones tengan carácter prospectivo porque existen “sospechas de la participación de los investigados en tales delitos”.

La investigación de la compraventa de gas y combustible puede provocar un salto cualitativo en el caso. El juzgado sospecha que hay motivaciones ocultas en la relación de Alay y Dimitrenko. Puigdemont colocó a este último como ‘embajador’ de la Cámara de Comercio de Barcelona para Rusia. Alay fue detenido el pasado 28 de octubre, en el marco de la operación Voloh, junto a otros empresarios, cargos políticos y exdirigentes de ERC y JxCAT. En su teléfono móvil, se encontraron conversaciones con Dimitrenko de las que se desprende que ambos intermediaron en una operación de compraventa de gas licuado de petróleo (GLP) del gigante ruso Lukoil a una empresa de Hong Kong, Gulf Energy.

¿Imitando a Matteo Salvini?

El escrito de la Audiencia es tajante al recordar que Alay “percibe un sueldo con origen en fondos púbicos como director de la oficina del expresidente Carles Puigdemont, pero sus actividades sobrepasan esa función, como se deduce claramente del análisis del teléfono, que revela dedicaciones ajenas”. El tribunal añade que “merece destacarse especialmente que se ha consumado una compraventa de petróleo entre una empresa rusa y una empresa china en la que ha participado Dimitrenko, sin que pueda descartarse la participación de personas del entorno próximo a Puigdemont, al comentar Alay que su trabajo [el de Dimitrenko] con el tema energético ruso es estratégico, haberse congratulado ambos del buen fin de la operación y haberse nombrado a Dimitrenko embajador de la Cámara de Comercio de Barcelona, con la colaboración de Joan Canadell [presidente de la Cámara]”.

Foto: El expresidente catalán Carles Puigdemont y Josep Lluís Alay. (EFE)

El tribunal destaca también que “la compraventa es similar a la efectuada por Rusia en favor de una empresa vinculada a Matteo Salvini, dirigente del partido político Liga Nord (sic), que sirvió para financiar ilegalmente al mismo”. En este punto, la Audiencia Provincial destaca la extrañeza de que sean Dimitrenko y Alay quienes se interesan por esta operación sin tener ninguna experiencia previa en el negocio petrolero.

De las conversaciones intervenidas por la Guardia Civil, se desprende que Dimitrenko asesoraba desde Barcelona a los vendedores rusos y esperaba cobrar una comisión por sus gestiones. Las pruebas halladas en el móvil de Alay muestran un especial interés del hombre de confianza de Puigdemont por la operación de venta de GLP a la compañía china. Dimitrenko era, según Alay —y así se lo comunicó al propio Carles Puigdemont—, el hombre que abría las puertas de Moscú al independentismo. “Alexander nos ha abierto y sigue abriendo muchas puertas allá [en Rusia]. Lleva temas importantes de energía para que nos llegue en un futuro muy próximo desde allá”, explicaba Alay al expresidente el 17 de julio del año pasado en uno de los mensajes que forman parte del sumario.

Foto: El presidente de ERC, Oriol Junqueras. (EFE)

En otra conversación del 3 de julio de 2020, Dimitrenko se quejó a Alay de que llevaba seis meses negociando la operación. “Nos iría bien este contrato para todos”, subrayó el embajador de la Cámara de Comercio. Al parecer, la empresa de Hong Kong tenía problemas para abrir una cuenta corriente y el negocio no acababa de salir. Pero, finalmente, Dimitrenko anunció el 20 de julio de 2020 a Alay que los compradores de Gulf Energy habían pagado a la rusa un adelanto de 295.000 dólares, equivalente al 5% del importe total de la operación. “El pago de garantía está efectuado. Gulf ha hecho lo que firmé con ellos, jajaja”. “No me lo puedo creer”, respondió Alay. “Exactamente. Estoy igual”, contestó su interlocutor ruso. Alay le comunicó a continuación que acababa de aterrizar en Bruselas y le felicitó por la noticia. “Felicidades a todos nosotros. Primer gran paso hecho”, afirmó Dimitrenko. El alto cargo de la Generalitat respondió: “Muy importante. Ya hablaré directamente con el ‘president’ tema Cámara y energía”.

No se vulneran derechos

Tres días más tarde, Alay volvió a preguntar a Dimitrenko por la venta de gas: “¿Todo bien con los chinos?”. “Esperando a que se haga el primer barco. De momento, todo bien”, contestó Dimitrenko. Después, este envío a Alay el resguardo de la transferencia de 295.000 dólares. Alay reaccionó entonces con un entusiasta “¡Sííí!”.

En las semanas siguientes, el asesor de Puigdemont continuó pidiendo detalles a su colega ruso sobre la marcha de la transacción. “¿Los chinos no desencalláis?”, inquirió a Alay en otro intercambio de mensajes. Dimitrenko contestó que estaba “esperando la reunión con los rusos para arreglar el tema del pago a destiempo”. “Pero avanzamos”, añadió el embajador de la Cámara. “Muy bien, ya me explicarás”, zanjó Alay.

Foto: Fotografía de archivo del 'expresident' de la Generalitat Carles Puigdemont. (EFE)

Un informe de la Guardia Civil fechado el pasado mes de abril ya avanzaba que, “por el contexto de los mensajes, en ese negocio pudiera existir una participación del entorno de Puigdemont”. La Audiencia Provincial ha dado ahora un espaldarazo a esa tesis. Frente a la posición del fiscal Maldonado de que unas nuevas diligencias podían vulnerar los derechos fundamentales de Dimitrenko y Alay, el órgano judicial sostiene que, si bien “es cierto que los investigados gozan del derecho a la presunción de inocencia y del derecho a la tutela de sus derechos e intereses legítimos”, “ello no es óbice para que el juzgado de instrucción acuerde las diligencias de investigación necesarias, incluso si entrañan una afectación a los derechos fundamentales, lo que no es el caso”.

La resolución de la Audiencia finaliza señalando que, a su juicio, “concurren sospechas bastantes de irregularidades o ilícitos como para practicar las [diligencias] encomendadas a la Policía Judicial”.

Carles Puigdemont
El redactor recomienda